Archivo por meses: Octubre 2007

Web 2.0 sombras en la seguridad y la privacidad

web-seguridad.jpgExiste una preocupación sobre la seguridad y la privacidad en las nuevas aplicaciones orientadas a las redes sociales y el grado de confianza existente en la comunidad de usuarios de los sitios web que soportan servicios y funciones Web 2.0.

La consultora Yankee Group, en su informe “Redefining Risk and Opportunity for Web 2.0 and Social Networks” ha evaluado la percepción que tienen los usuarios sobre la seguridad, la recogida de datos personales y de hábitos y preferencias de navegación, el grado de confianza sobre terceros y la propia seguridad de cuatro sitios web emblemáticos: Google, Yahoo!, MySpace y Facebook.

La consultora es de la opinión que el comportamiento del usuario, sus actitudes e intenciones son reveladores sobre el nivel de riesgo corporativo por las acciones legales y las acciones delictivas que deben enfrentarse las empresas que soportan dichos sitios web. Para estas empresas, reducir los riesgos es un aspecto clave para consolidar un entorno de confianza entre ellas y los usuarios. La confianza es lo que permitirá crear relaciones duraderas y a largo plazo necesarias para la recogida de datos y suministro de servicios que puedan satisfacer las necesidades de los usuarios y los publicistas.

Sigue leyendo

Redes sociales para móviles

mobile-social-network.jpgEl teléfono móvil se está posicionando como una herramienta complementaria de comunicación para las redes sociales online y los operadores de comunicaciones europeos empiezan a manifestar su interés por este nuevo nicho de mercado.

El reciente lanzamiento del servicio de Vodafone/MySpace, el anuncio de Bebo Mobile para Orange en el Reino Unido, KPN con Hyves o O2 con Kwick! y el incremento del número de redes sociales para móviles son síntomas del interés en integrar el móvil con las redes sociales online.

Según un análisis de la consultora Júpiter Research, los operadores europeos tienen como referencia el caso de la red social Cyworld de la operadora South Korea Telecom, en servicio desde el 2004. Cyworld es el principal caso de éxito hasta el momento de las redes sociales para móviles, con unos 2 millones de visitante únicos por mes (19 millones de usuarios registrados) y 10 millones de dólares de ingreso a finales del año 2006.

En Europa, la integración redes sociales online con servicios de los operadores de telefonía móvil está todavía en su fase inicial y la mayoría de los sitios web están en la fase inicial en el desarrollo de proyectos de integración con la telefonía móvil. Además, la audiencia de las redes sociales todavía no supera el 20% de los usuarios online. Sin embargo, la consultora considera que se presentan oportunidades interesantes ya que uno de los motivos considerado como clave es que los jóvenes visitan los sitios web de las redes sociales para mantenerse en comunicación con sus amigos y para hacer nuevos amigos. Si tenemos en cuenta que el  40% de los jóvenes entre 15 y 24 años envían, diariamente, una media de más de 10 mensajes cortos (SMS). Además, el 18% de los usuarios de las redes sociales (un 26% de ellos la visitan diariamente), aportan contenidos desde sus teléfono móviles, entonces el teléfono móvil, como herramienta de comunicación, de forma natural se convierte en una extensión natural de las plataformas para las redes sociales incidiendo en aquellos aspectos como indicar accesibilidad o facilitar la comunicación síncrona. Twitter es un ejemplo de esta tendencia.

La telefonía móvil permite incrementar la capacidad y el atractivo de la redes sociales en áreas como:

  • El hecho de estar permanentemente conectados permite a los usuarios acceder a las comunidades y recibir una notificación inmediata cuando sus afines están accesibles.
  • La capacidad de crear y acceder a contenidos se incrementa al permitir a los usuarios compartir y aportar fotos y vídeos.
  • La capacidad de determinar posición geográfica de una persona facilita a los miembros de la comunidad encontrarse y compartir intereses locales. Es el caso de Loopt o Dodgeball en los Estados Unidos.

Sin embargo, debido a las limitaciones actuales de los teléfonos móviles, el estado del arte de los entornos operativos o el acceso a la banda ancha y los costes para el usuario. Todo apunta, que inicialmente las iniciativas se centrarán en la puesta en marcha de unos servicios simples y básicos (alertas, modificación de los perfiles o envío de algunos contenidos, entre otros) y no en replicar los servicios y funcionalidades que se ofrecen desde los sitios web para los ordenadores personales. En el momento en que se disponga de una masa crítica de anunciantes y usuarios dispuestos a asumir unas cuotas adicionales de comunicación, a largo plazo, se planteará una estrategia para desarrollar funcionalidades y servicios tipo push (alertas, noticias, sindicación contenidos, etcétera).

Fuente: JupiterResearch. “Mobile Social Networks. Complementary Communication Tools for Online Social Networking”. Thomas Husson, 19 de septiembre de 2007.

Imprimir tejidos vivos

printerbones_270×235.jpgLa tecnología utilizada para las impresoras a chorro de tinta, es susceptible de ser aplicada para crear estructuras biológicas tridimensionales para el estudio de la interacción celular y la de órganos artificiales.

Según Paul Calvert, especialista en materiales y textiles de la Universidad de Dartmouth (Massachusetts), ya se han impreso células madre humanas en una matriz fisiológica, levadura y bacterias y, por tanto, se ha podido demostrar que se pueden imprimir células y que éstas sobreviven al proceso.

El retos es encontrar la manera de construir varias capas de células y así poder crear tejidos más complejos y, entonces pensar en crear órganos susceptibles de ser transplantados.

La aplicación de la tecnología de las impresoras de chorro de tinta en el campo de la biotecnología no es nueva. Equipos de científicos en Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón, ya utilizan, desde hace varios años, impresoras de chorro de tinta modificadas para “imprimir” células, matrices de ADN y proteínas. La técnica consiste en llenar el cartucho, no con tinta sino con una solución que contiene células, y en proyectar esta biotinta en un soporte que permita el crecimiento de las células, en vez de en un papel. También se modifica el software y el sistema de inyección de que controla la densidad, la resistencia eléctrica y la temperatura de los fluidos de impresión.

Fuente: Revista Science, artículo de Paul Calvert: “Printing Cells” en Science 12 October 2007: Vol. 318. no. 5848, pp. 208 – 209 DOI: 10.1126/science.1144212