Archivo por meses: Noviembre 2008

Zygmunt Bauman y la educación en un mundo de diásporas

La educación en un mundo de diásporas, es el título de la conferencia que impartió Zygmunt Bauman en Barcelona, hace una semana, en el marco de los Debates de Educación que organiza conjuntamente la Fundació Jaume Bofill y la Universitat Oberta de Catalunya. Una espléndida conferencia de un hombre aparentemente frágil físicamente por su edad,  pero con una potente mente que iba hilvanado conceptos como si se tratase de una jazz session.

Bauman es un sociólogo de 83 años que ha analizado y está analizando, con lucidez, las transformaciones de nuestro mundo y el tránsito de una modernidad sólida, fundamentada en la estabilidad y la monotonía, a una modernidad líquida donde se impone lo voluble y la diversidad, donde las estructuras sociales ya no perduran el tiempo necesario para solidificarse y, por tanto, nos vamos quedando sin patrones de referencia para nuestros actos humanos.

Bauman es un defensor de la esperanza frente al optimismo. Tiene esperanza en la razón y la consciencia humana, en la decencia. Según él, la humanidad ha estado muchas veces en crisis, pero siempre se han resuelto los problemas, la única preocupación verdadera es cuántas víctimas caerán antes. Su pensamiento es riguroso y, a la vez, ameno, observa y analiza, pero no busca respuestas definitivas, porque a lo mejor no existen.

En mi opinión, para entender la crisis actual en la que estamos inmersos, hay que recurrir a Bauman, porque la incertidumbre en la que vivimos se debe a todas estas transformaciones de nuestro mundo. Por ejemplo, en la conferencia, en la ronda de preguntas, nos habló de que estamos inmersos en una globalización mala, la buena está por venir. Globalización mala porque el poder se ha globalizado (financiero, terrorismo, mafias) pero la política sigue siendo local y no puede dar respuestas globales por esta separación entre el poder y la política.

Volviendo a su conferencia sobre la educación en un mundo de diáspora, desarrolló tres ideas básicas.  Resumo lo que capte de Bauman y, por tanto, no es una transcripción literal de sus palabras.

La primera idea se centraba en el concepto de la diáspora, un modelo social de asimilación y adaptación que nos lleva a vivir permanentemente con la diferencia. Un modelo que es la contraposición del modelo de integración/asimilación, “el conviértete o muere de los conquistadores” de la modernidad precedente. Diáspora que nos lleva a una transición de modelo que lleva al mundo actual a unas dimensiones sin precedentes. Un mundo donde las lealtades pueden ser duales, hasta múltiples, que hace difícil discernir la pertenencia y que conlleva un combate y una negociación permanente para el reconocimiento de la propia identidad  como individuo. Un modelo que implica sustituir las raíces por el ancla que nos permite estar fondeado en un “puerto”, pero, en cualquier momento, podemos levar el ancla y transportarnos a otro puerto.

La segunda idea abordaba su concepto de la cultura en la modernidad líquida. Un modelo actual fundamentado en las elecciones individuales que se mueven por la seducción, los deseos y las relaciones públicas. Un modelo que se contrapone al concepto de una  cultura de normas fundamentada en la producción por parte de una élite del conocimiento y las artes que se debe cultivar para el resto de las personas. Hoy hay que seducir a los otros, los “clientes” y la cultura, en este contexto, es como una especie de producto básico para este proceso de seducción. Además, con la diáspora, se dispone de una variedad de opciones en la elección cultural y esto colisiona con la idea de integración cultural, aspecto crucial porque cuestiona cualquier modelo educativo fundamentado en un único patrón.

Por último, la tercera idea trató sobre la comunicación intergeneracional. En este punto Bauman señala la ambivalencia de un mundo online (virtualizado) y un mundo offline (real), con reglas diferentes. Para Bauman, en el mundo virtualizado se tiene la posibilidad de recrear nuevas identidades, por ejemplo SecondLife, y vivir en un mundo de identidades múltiples. Otras de las características es la velocidad con lo que todo transcurre devaluando el concepto de largo plazo y la reinvención constante.

Estos aspectos que caracterizan el mundo online, transforma conceptos de comunidad y relación, difumina el compromiso. ¿Por qué?: Porque las redes sociales online se fundamentan por la frecuencia y la intensidad de participación de sus individuos que pueden, al mismo tiempo, estar presentes en distintas redes sin generar conflictos. Y porque disponen de la tecla “Suprimir” que permite romper, sin esfuerzos, cualquier vínculo con cualquier individuo o comunidad. Y estas características del mundo virtual junto con la atracción por la facilidad de romper relaciones y compromisos se traspasan al mundo real cuestionando los conceptos solidamente asentados de comunidad y relación, pero con el contratiempo de que en el mundo real no existe dicha tecla y, por tanto, los procesos de ruptura son más engorrosos con una gran carga emocional en el relación cara a cara.

Cuando Internet empezó a socializarse Bauman ya tenía más de 70 años y, sin ser un geek, es uno de los pensadores que mejor ha entendido el componente de socialización que conlleva la Red y el impacto en nuestras vidas, como individuos y como seres sociales.

Para acceder al audio de la conferencia o al PDF con el texto (en catalán).

Gurús y charlatanes en la Red

Según la Wikipedia, en sentido figurado, el término gurú es utilizado para denominar a una persona que posee ciertas cualidades que hacen de él un experto en una materia concreta. Mientras que un charlatán es una persona que practica algún tipo de estafa con el fin de conseguir beneficio económico o alguna otra ventaja mediante el engaño o la superchería. Además, nos dice que todo charlatán debe tener alguna habilidad especial, la más común es el don de la palabra, mediante la que logra embaucar a su audiencia, por lo general inculta en la temática que el charlatán postula.

De todo hay en la blogosfera como en la viña del señor, desde los expertos (gurús) en una determinada materia que, entrada a entrada, van aportando sus puntos de vistas y describiendo o hasta marcando tendencias hasta aquellas personas que van escribiendo o comentando sus experiencias o inquietudes. Pero, siempre hay un pero, nos encontramos con esos falso gurús, que como los charlatanes clásicos consiguen embaucar a una parte importante de su audiencia, imponen una falsa autoridad y, sobre todo, su actividad persigue conseguir un beneficio económico o alguna otra ventaja.

En estos últimos días, las personas que nos acercamos a la Red con una cierta mirada crítica, hemos podido observar alrededor de la agonía y quiebra final del modelo de negocio de Mobuzz.tv como algún que otro “Charlatán 2.0” se ha manifestado con gran vehemencia.

Aunque se ha escrito mucho sobre Mobuzz y en Google podemos encontrar mucha información sobre el tema, es de destacar lo que ha pasado estos últimos días. Una crónica jugosa que nos ha permitido observar determinas dinámicas y comportamientos de la blogosfera hispana.

El 4 de Noviembre, se inicia una campaña viral para recolectar, a través de donaciones, dinero para salvar Mobuzz. Campaña que es liderada por la “crème de la crème” de la blogosfera: Julio Alonso, Enrique Dans, Ricardo Galli, Martín Varsavsky, y otros…el mensaje que transmitió la “crème de la crème” es que: Mobuzz se estaba quedando sin dinero; su idea de negocio es buena; sus fuentes de ingresos no están tan desarrolladas como necesitaría; las rondas de financiación se han retrasado; y necesita ayuda para sobrevivir durante tres meses mientras cierran una nueva ronda de financiación.

El 10 de Noviembre, se da por finalizada la campaña viral con una importante polémica por la falta de claridad y la sensación de manipulación que la acompaño. Un “prestigioso” profesor e investigador, promotor de la campaña y con vínculos con Mobuzz escribió lo siguiente: “Lo que no esperábamos ni locos, y nos sorprendió enormemente, fue la velocidad de reacción de potenciales inversores y empresas interesadas en la actividad de Mobuzz, que creían en el proyecto, podían ofrecer dinero, sinergias, acuerdos u otro tipo de cuestiones, que a la postre han terminado aportando los factores que ahora pueden salvar a Mobuzz”

El 25 de Noviembre, Mobuzz cierra la “ventana” sin haber conseguido la financiación anunciada. Hasta el momento, la “crème de la crème”, no se han pronunciado por el momento. Deberían, son los que hasta el momento dictan doctrina y marcan tendencias de cómo tienen que se los negocios en la Red. Un silencio preocupante porque Mobuzz es la crónica una ilusión en la Red y porque ya sufrimos los efectos de la burbuja punto.com y de los falsos gurús. De aquella experiencia algunos tomamos notas de aquella crisis.

Alonso, Dans, Galli, Varsavsky y otros, tenéis una gran responsabilidad, muchos jóvenes en la Red con espíritu emprendedor siguen vuestras indicaciones y, por tanto, tenéis que analizar con objetividad lo que ha pasado y explicarlo, a lo mejor tenéis que realizar una autocrítica y aceptar críticas. Es vuestro reto inmediato porque la frontera entre un gurú y un charlatán es muy frágil.

Para identificar un charlatán 2.0, podemos recurrir a la Wikipedia: “la charlatanería no permite la apertura a críticas puesto que su cuestionamiento y análisis demostrarían que se trata de prácticas fraudulentas”.

Sería interesante que en la blogosfera se pueda abrir un verdadero debate con rigor sobre tendencias y otros temas en la Red.

Keteke. La Comunidad del Buen Rollo

Si el principal objetivo de la publicidad es “conectar” con su público objetivo para transmitir y promocionar una marca y/o producto, Telefónica ha entendido que la mejor manera de promocionar su marca y producto es conectando con el segmento de población júnior y emergente a través de la Red y, para ello, ha lanzado su propia red social keteke.com.
 
Es una gran apuesta estratégica, pero Telefónica considera que las redes sociales están demostrando una importante capacidad de fidelización y por tanto, quiere utilizar la plataforma keteke para generar nuevos ingresos como soporte publicitario; para mejorar su posicionamiento en el target que ha definido; para realizar el lanzamiento de nuevos productos y servicios; para aumentar la frecuencia de uso de los servicios disponibles (MMS, navegación WAP, etc..); y, por último, para convertirla en un escaparate de los contenidos de los portales actuales de la etapa Web 1.0: emocion, terra, pixbox, imagenio, etc.
 
Keteke nace con la firme intención de convertirse a corto plazo en la “red social” de referencia en España porque además del “buen rollo”, según Telefónica, sus principales valores diferenciadores son:
  • es la primera red social multiplataforma que lanza un operador de telecomunicaciones (PC, TV a través de imagenio y fundamentalmente, el móvil),
  • la utilización de los servicios para la generación y compartición de contenidos gratis para los usuarios de Movistar,
  • un juego multijugador en 3D que potenciará la comunicación entre los usuarios,
  • ser amplificador de experiencias generadas por el Grupo Telefónica, ya sea en el Espacio Movistar, festivales, preescriptores,…
  • llevar la comunidad de amigos siempre en el bolsillo gracias al acceso desde el móvil.

En fin, un proyecto que reúne la experiencia acumulada hasta el momento por el fenómeno de la Web 2.0, bien dotado de recursos y un nuevo enfoque de una empresa española en el modelo de publicidad dominante. Tal como decíamos ayer, las empresas están utilizando la Web 2.0.