Archivo por meses: Octubre 2009

Prohibir los medios sociales en el trabajo es frenar la transformación de las organizaciones

cb000185_c__1940_Accounting_Work_Room_First_Nat_Bank_of_Chicago_OMEl dato: según un estudio publicado por la consultora Robert Half Technology el 54% de las empresas estadounidenses prohíben, en su totalidad, el acceso a medios sociales como Facebook, MySpace o Twitter.  Mientras que el 19% permiten un acceso para fines relacionados con la empresa. Únicamente, el 10% de las empresas permiten un acceso a sus asalariados sin restricciones en sus usos.

El estudio se ha basado en una encuesta a 1.400 empresas de más de 100 empleados a lo largo y ancho de Estados Unidos. Considerando el grado de penetración de los medios sociales en el ecosistema de los Estados Unidos, estos resultados no son nada alentadores. También señalar que no podemos extrapolar estos datos a nuestro entorno más cercanos considerando el menor grado de penetración de las tecnologías de la información y las comunicaciones, y las diferencias culturales en el terreno de la gestión.

En los inicios del siglo XXI, en las organizaciones, estamos viviendo la confrontación entre el viejo régimen de producción y organización – caracterizados por modelos como el tayloriano, el fordiano, el toyotiano o el propio hondiano-: organizaciones jerarquizadas, foco en el ratio unidad de producción/unidad de tiempo, trabajador orientado a tarea, etc… y un nuevo régimen emergente (el meme 2.0) en el que se plantea organizaciones planas y trabajadores creativos, multitareas, móviles, colaborativos, activos, interconectados, etc… donde principios como la reputación o la transparencia articulan las relaciones entre las propias  organizaciones y éstas organizaciones con sus colaboradores, el mercado y la sociedad. En este punto, decir que esta por ver en que quedan los principios y las características que definirán el nuevo régimen 2.0 emergente. No olvidemos que en la Revolución Francesa se plantearon los tres principios definitorios de la revolución burguesa: Libertad, Igualdad y Fraternidad y, después de más de 200 años, estamos donde estamos.

Prohibir los medios sociales en el trabajo es como prohibir el teléfono. En la mayoría de las organizaciones está asumido que el asalariado puede utilizar el teléfono para llamadas particulares, con algunas restricciones, por ejemplo: las llamadas internacionales desde el fijo por motivos de costes o límites en el saldo en el móvil de empresa. Y, obviamente, estos asalariados pueden realizar cosas inadecuadas con el teléfono.

Prohibir los medios sociales en el trabajo es frenar la transformación de las organizaciones. Los nativos digitales y los emigrantes digitales son un colectivo siempre conectado, día y noche. Para ellos la frontera entre el tiempo profesional y el tiempo personal se difumina y cada vez son más que intercalan sus actividades profesionales con la personales durante las 24 horas. Si la productividad en una economía basada en el conocimiento se mide por resultados y no por tiempo “ocupando” una silla,  no es razonable impedir el acceso a los medios sociales durante la “jornada laboral” para fines privados.

Como tendencia, todo apunta, que las organizaciones tienen que estar presente en el ecosistema de la Red – más de 1.600 millones de usuarios, casi el 25% de la población mundial- y los medios sociales son, hoy por hoy, la mejor puerta de entrada. Las organizaciones deberían aprovechar la avanzadilla de sus trabajadores “digitales” para impulsar el cambio y, al mismo tiempo, establecer aquellas normas de buen gobierno para garantizar aspectos como confidencialidad y uso razonable de las herramientas.           

Coca-Cola es un ejemplo de cómo una empresa realiza una fuerte apuesta por llevar su marca a los medios sociales. Promueve que sus empleados estén presentes en dichos medios durante las horas de trabajo indicando claramente sus funciones y su pertenencia a la empresa.  

Como afirmó Jean Piaget: Podemos conocer objeto si podemos interactuar con él y transformarlo.

Management. Un método para elaborar discursos contundentes

management_guru

 

 

 ¿Te gustaría poder desarrollar un discurso o elaborar un power point  alineado con los términos más innovadores que utilizan los gurús del Management?

Pues es algo fácil, de acuerdo con la propuesta de Didier Noyé, especialista en la gestión del cambio y la gestión de competencias, que elaboró una tabla de términos intercambiables publicada en su libro ” Réunionite : guide de survie“,  que nos permite elaborar unos discursos “insignificantes” pero  contundentes considerando su profusión en los círculos del Management con sus pretensiones cuasi científicas.

El método es simple, a partir de la siguiente tabla -una adaptación libre de la propuesta de Noyé-:

0

la excelencia

refuerza

los factores

institucionales

del rendimiento

1

la intervención

moviliza

los procesos

organizacionales

del dispositivo

2

el objetivo

revela

los parámetros

cualitativos

de la organización

3

el diagnóstico

estimula

los cambios

analíticos

del grupo

4

la experimentación

modifica

los conceptos

característicos

del proyecto

5

la formación

clarifica

los conocimientos

motivacionales

de los destinatarios

6

la expresión

perfecciona

los resultados

participativos

del enfoque

7

el método

dinamiza

los bloqueos

estratégicos

del problema

8

la experiencia

programa

las necesidades

neurolingüísticos

de las estructuras

9

el replanteamiento

potencia

las paradojas

sistémicos/as

del ecosistema

 

para elaborar nuestra frase, debemos elegir un número de 5 cifras, por ejemplo, 34743 y formar la frase con las palabras correspondientes, según su posición del 0 al 9 en cada una de las cinco columnas. En nuestro ejemplo:

34743 = El diagnóstico modifica los bloqueos característicos del grupo

Un método que nos permite elaborar, de acuerdo con la tabla de Noyé, hasta 100 mil sentencias del Management –obviamente, si eres innovador, la tabla podría ser mucho más extensa-. Además, tenemos la posibilidad de introducir conceptos en lengua inglesa que nos puede aportar una patina “cool” a nuestro discurso. Por ejemplo: en la primera columna, palabrejas como business models, training o rephrasing; o en la tercera columna sustituir “los conocimientos” por “know-how”……….

¡Hagan juego, señores y señoras! 

PD: Si necesitas afianzar tu posición de gurú en el campo del Management, en BuzzWhack tienes un amplio repertorio de palabrejas para incorporar en tu léxico.

Prosumidor. ¿Cuáles son sus motivaciones?

online-gamesUna de las preguntas que nos planteamos es sobre las motivaciones de los prosumidores –esos usuarios que han asumido un doble rol en la red, consumen contenidos pero al mismo tiempo aportan o crean nuevos contenidos- para participar activamente en los medios sociales –Web 2.0- .

¿Qué es lo que les motiva a dedicar tiempo a la Wikipedia, escribir en blogs –descartando a los profesionales-, colaborar en el desarrollo de software libre o compartir enlaces en Delicious o Digg, entre otras actividades?

De acuerdo con una entrada de Kayser-Bril, publicada en OWNI.fr, a primera vista y según estudios como los realizados el Instituto Tecnológico de Georgia en el 2005 – Why Do People Write for Wikipedia? Incentives to Contribute to Open-Content Publishing– o los realizados  por investigadores Universidad de las Naciones Unidas Wikipedia Survey – First Results, 9 de abril de 2009-  la pertenencia a una comunidad, la reputación, el reconocimiento, etc, pueden ser gratificaciones que se consideran muchos más satisfactorias que las monetarias. El caso de Google Knol –la “Wikipedia de Google”, creada a finales 2007,  que paga con una parte de los ingresos de la publicidad –AdSense- a los autores, está demostrando que la motivación monetaria, por el momento, tiene poco éxito de acuerdo con el análisis de Schonfeld en TechCrunch.

Pero además de las gratificaciones aludidas, parece ser que existe otro factor que incita a los prosumidores a contribuir: el juego en su sentido más amplio. Una gratificación lúdica inmediata que se obtiene por el placer de jugar y la excitación de la competición en la comunidad. Es la tesis que defiende el investigador chileno José Pablo Zagal de la Universidad DePaul de Chicago.  Para Zagal, en el seno de la comunidad de Wikipedia, algunos prosumidores contribuyen motivados por el amor al conocimiento, pero existen grupos muy competitivos, en el momento que se produce un acontecimiento, éstos deben ser los primeros en escribir sobre el tema, igual que ocurre en los blogs con las primicias. El usuario exhibe su capacidad y rapidez, en el sentido de mostrar su valor a los demás. O el caso de los usuarios que mantienen actualizadas permanentemente, con los últimos detalles, entradas de grupos musicales y otros. Según Zagal, un típico comportamiento “harcore game”.

La verdad es que podemos observar, de forma empírica, ese componente competitivo para estar en la “pole” de las actividades en los medios sociales: “amigos” en Facebook o Tuinti, followers en Twitter o número de tweets constante, karma en Menéame, ranking en la blogoesfera,… etc, etc, etc… Pues eso, un claro componente lúdico.

12