#Annoyomics: Una teoría del pensamiento mierda o una mierda de pensamiento

Merda d'Artista-Piero Manzoni

Merda d’Artista-Piero Manzoni

Ante todo, pido al lector una amplitud de miras sobre la palabra “mierda”, expresión malsonante y polisémica. En este contexto, no es un insulto, ni una muestra de descontento o decepción, tampoco tiene intenciones escatológicas, es el concepto para definir el resultado de un proceso mental como si se tratase del proceso digestivo, es decir, la expulsión de los deshechos de un organismo vivo.

Después de leer #Annoyomics: El arte de molestar para ganar dinero, el último libro de Risto Mejide (@ristomejide), mi valoración es que nos encontramos delante de una excelente obra sobre el “pensamiento mierda” escrita por una persona inteligente y hábil manipulador, es publicista, el cual lleva tiempo asumiendo la pose de enfant terrible,  es un provocador televisivo. Asimismo, es pertinente señalar que va por la vida intentando convencernos de las diferencias entre su yo como persona y su alter ego como personaje público. Como si se tratase de una especie de doctor Jekyll y el señor Hyde. Aunque la cuestión es que su oscuro alter ego, como el caso de Hyde, acaba imponiéndose.

De cualquier forma mi objetivo no es hablar del autor,  aunque no es fácil de separar autor y obra, tampoco la de aplicar su Método Annoyomics© para molestar aunque según el autor:  Molestar vende. Mi objetivo es comentar si Risto desarrolla una teoría del “pensamiento mierda” o me he tragado más de 260 páginas llenas de mierda para justificar una forma de pensar. La verdad, no es fácil realizar dicha distinción con personajes con trastornos de identidad disociativo. Sin embargo, ante la duda, opino que Risto, ha desarrollado una teoría del “pensamiento mierda” que al final resulta ser una mierda de pensamiento.

El storytelling que soporta su teoría parte de una premisa fundamental: “La gente es idiota. Y yo el primero, sí”. A partir de este punto, empieza a establecer las bases para su teoría: “Ser idiota en sí no es peligroso. El peligro viene con la adjudicación de cualquier tipo de poder al idiota”… “nos educan para convivir con idiotas”… “tenemos una especie entera basada en la tolerancia a la idiotez del prójimo, que sobrevive aun a pesar de ella, y que encima se cree determinante en el devenir del planeta y del universo entero”.  Simplifica la complejidad humana y sus matices, utiliza con destreza la ironía y el sarcasmo para reducirla a una gran masa idiotizada fácilmente manipulable en la sociedad del consumo actual.

Su teoría se basa en la “molestia que se puede provocar, desarrollar y gestionar”, eso sí, deja bien claro que se basa en su experiencia adquirida en tres ediciones del programa televisivo: Operación Triunfo. Para él, molestar es bueno, simplemente porque vende. En su teoría lo bueno o lo malo queda reducido a: se vende o no se vende. En su teoría no hay cabida para las consideraciones éticas y morales, lo afirma el propio autor pidiendo un lapsus moral para dar forma a su pensamiento mierda. Únicamente le interesa los valores de las personas que cotizan al alza. En este punto, señalar que las premisas de su teoría no son nada nuevas, son las que han utilizado y utiliza el capitalismo especulativo más salvaje: ni ética, ni moral, todo vale para conseguir el máximo beneficio.

Molestar es la clave del pensamiento mierda, para Risto es obtener los beneficios del insulto y de la ofensa sin tener que recurrir a ellos. Es una estrategia para triunfar molestando. Eso sí, una molestia light que ayude a que las cosas pasen, una molestia deseable, es la molestia buscada, es la molestia tolerada y aceptada por el sistema para que nada cambie. La molestia mala, la que plantea los grandes dilemas, la que cuestiona las desigualdades y las injusticias, las que nos hace crecer como personas y abandonar el limbo de los “idiotas” al que nos quieren condenar queda al margen en su teoría de la molestia, de ahí su “pensamiento mierda” o mierda de pensamiento.

Risto es hábil, su teoría de la molestia la argumenta sólidamente con múltiples ejemplos, una especie de ensaladilla rusa de la molestia, de cómo se triunfa molestando: sea mediante la molestia como estrategia basada en la controversia para vender o consolidar una marca, o la molestia que puede provocar, por el efecto viral de las redes sociales, la denuncia de una persona anónima a una empresa o marca por su deficiente servicio. Su texto es una oda, más bien una auto oda, a los que hoy triunfan molestando.  Pero eso si, sin alterar el sistema, y, para ello, propone un método, bien argumentado, para diseñar estrategias de molestia: el Método Annoyomics©.  Sobre el método deciros que si estáis interesado en profundizar lo podéis comprar o descargarlo gratuitamente desde Internet y os tragáis las 260 páginas.

En algunos aspectos es un libro interesante, porque recoge y refleja fielmente tendencias dominantes en nuestra sociedad: La sociedad del espectáculo como relación social entre las personas mediada por estereotipos predeterminados y transgresiones domesticadas. Pero no nos dejemos engañar, no es una crítica a dicha sociedad del espectáculo, simplemente Risto se erige en el maestro del pensamiento mierda que la gobierna. Y como buen maestro, surgen los discípulos oportunistas que se comportan como los escarabajos peloteros, esos coleópteros que se alimentan de excrementos, al adherirse a una mierda de pensamiento para hacerse un espacio en el long tail del “famoseo”. Estos son los imitadores, los personajes más peligrosos para la humanidad en su intento de superar al maestro.

Salvando las distancias, el  libro de Risto me recuerda la obra “Mierda de artista” de Piero Manzoni, el cual enlató, supuestamente, sus heces en 90 latas cilíndricas de 30 gramos y las puso en venta por un precio equivalente a su peso en oro. Vender la mierda a precio del oro, es lo que algunos consiguen con la fama y la cotización: Garabetear, firmar, vender y cagar. Hoy Ristro estrena columna de opinión, Hasta la Polla, en El Periódico. Pues eso, garabatear, firmar, vender y …

Tendremos Risto para rato, molestar vende.

Un pensamiento en “#Annoyomics: Una teoría del pensamiento mierda o una mierda de pensamiento

  1. Amalio Rey

    Joder, José… menudo aguante el tuyo para tragarte 260 folios de materia-fecal. Yo, desde luego, no iba a pasar por el cajero de este rufián de OT. Como habrás visto en mi comentario al post de @Yoriento, estuve hojeando el libro en FNAC y me fue más que suficiente para aborrecer la tesis de este “molestador profesional” cuando presenta su libro como una “oda al incordio premeditado para ganar dinero”. Menudo caradura… y lo peor es que la cosa no se queda ahí, sino que es un “rol model” de la España tramposa y ventajista que estamos pagando todos hoy con nuestros impuestos.
    Lo que pienso de este pseudo-método que vende este impostor empachado de publicidad ya está documentado como comentario en el post de Yoriento, por si a alguien le interesa saberlo, que no lo creo: http://yoriento.com/2013/01/30-formas-de-mejorar-la-vida-profesional-molestando-en-2013-annoyomics-758.html/
    Bien escrito y argumentado tu post. Todavía podemos hacer compost con tantas heces, colega 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *