Cambio de paradigma y retos

china_subsidios.jpgLos países emergentes se están convirtiendo en los proveedores globales de tecnologías y productos tecnológicos más importantes del planeta.

Según los datos publicados por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) presentó el estudio llamado “The Information Economy Report 2007-2008 – Science and technology for development: the new paradigm of ICT”. En dicho informe se revelaba que la situación del mercado tecnológico mundial está cambiando respecto a los años precedentes, y que la fabricación de todo tipo de dispositivos y productos tecnológicos y el desarrollo de nuevas tecnologías está teniendo cada vez más relevancia en países en vías de desarrollo.

Los resultados del análisis confirman que, aunque la mayoría de los países en vías de desarrollo aún van muy por detrás de los países industrializados en la capacidad y uso de las tecnologías de comunicación e información, algunos de ellos están emergiendo como importantes suministradores globales de productos y servicios en este sector.

China es actualmente el primer exportador mundial de productos y componentes TIC, y la India lidera las ventas internacionales de servicios TIC. En 2004, China adelantó a los Estados Unidos en suministro internacional de productos del sector, y sus exportaciones alcanzaron en 2006 los 200 mil millones de euros.

En el informe, también se señala que la economía a nivel mundial se está viendo transformada por la expansión de las TIC. El conocimiento se disemina por la Red (con los consecuentes desafíos para la propiedad intelectual), las comunicaciones superan distancias y fronteras, cada vez  menos relevantes a la hora de llevar a cabo negocios y transacciones financieras y, en definitiva, las TIC pueden generar modelos de negocios y beneficios tan eficientes que están cambiando los patrones básicos seguidos hasta hace muy poco por las actividades empresariales y el crecimiento de la economía.

Fenómeno que confirma las tesis expresadas, hace varios años, por Carlota Pérez en su análisis del ciclo de la vida de un producto y la expansión geográfica de las tecnologías.

Cuando las tecnologías maduran, hay fuerzas que las expulsan más y más hacia la periferia, donde, presumiblemente, hay fuerzas complementarias que las atraen para poner en marcha procesos de desarrollo.”

En este punto, nos debemos preguntar en nuestro país, ¿dónde estamos y hacia dónde vamos? Un gran reto para Cristina Garmendia como máxima responsable de las políticas en Ciencia, Innovación y Tecnología.

Aunque Carlota Pérez apunta, entre otras, líneas de acción que “Las características del paradigma actual hacen posible vislumbrar una modalidad de desarrollo más integrado, donde las grandes industrias competitivas que salen al mercado mundial se complementan con el desarrollo diferenciado de cada parte del territorio. Ello es posible aprovechando la nueva flexibilidad en cuanto a variedad de productos y escalas de producción competitivas, su poder para aumentar la calidad y eficiencia de todos los sectores y actividades, incluso las artesanales, y, lo que es más importante, el hecho de que todos los seres humanos tengan acceso a los procesos de aprendizaje continuo para mejorar constantemente sus capacidades, su trabajo y su ambiente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *