Archivo de la categoría: Educación

Blogs-Los usuarios toman la palabra

Un día empezaron a proliferar en la Red una especie de sitios web que no eran unos puros repositorios de contenidos donde la gente empezaba a escribir anotaciones sobre lo humano y lo divino, sobre tecnología, sobre negocios. Gente que volcaba sus reflexiones en una especie de bitácoras, denominadas blog o weblog, gente que opinaba, que comentaba noticias o se hacía eco de otras noticias creando un espacio donde otras personas podían realizar sus comentarios y hasta se generaba debate.

Surgía una escritura y lectura pública conectada pensada en una audiencia amplia y que en muchos caso enlaza con las fuentes de las ideas expresadas. Estableciendo una dinámica de un proceso continuo y externo, donde domina la conversación y la síntesis en contraposición con el concepto de “escritura” dominante, como proceso acabado e interno, donde domina el monólogo y la tesis.

¿Qué es un blog?

Un blog es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente apuntes, entradas, anotaciones o artículos (agrupados en el concepto de posts) de uno o varios autores que pueden incluir textos, enlaces hipertextuales (a otros posts o a contenidos de audio o vídeo para descarga o reproducción) e imágenes.

Blogs in Plain English. Lee and Sachi LeFever noviembre, 2007

La presencia de esos enlaces se considera una característica clave junto con la posibilidad de que los lectores pueden escribir sus comentarios y el autor darles respuestas, para establecer la dinámica de la blogosfera, un ecosistema en la Red en la que personas, organismos y corporaciones de todo el mundo construyen a diario nuevas formas de conversación, expresión y conocimiento. En general, los blogs suelen tener una orientación temática: personal, periodístico, corporativo, tecnológico, político, educativo, …

 En Blog Herald podemos encontrar una definición más precisa:

Un blog es una jerarquía de texto, imágenes, objetos multimedia y datos, ordenados cronológicamente, soportados por un sistema de distribución de contenidos capaz de proporcionar (al autor) la funcionalidad necesaria para distribuir esos contenidos con cierta frecuencia, exigiéndole unas capacidades técnicas mínimas, y que puede facilitar la construcción de conexiones sociales significativas o comunidades virtuales alrededor de cualquier tema de interés.

El origen de los blogs se remonta a las primeras comunidades digitales que se crearon a través de USENET, las listas de correo electrónico, los BBS, los primeros foros en Internet y los diarios online personales en determinados sitios web. Con la evolución de las herramientas que facilitaban la producción y mantenimiento de artículos sin requerir conocimientos técnicos, y los servicios de alojamiento dedicado, muchos de ellos gratuitos facilitó, a partir de 1999,  la difusión y popularización de los weblogs (término acuñado por Jorn Barger en 1997).

Una de las principales características es que alrededor de un blog se forma una comunidad de autores (bloggers) y lectores que comparten una determinada temática o establecen unos determinados vínculos e inquietudes.

Asimismo, el blog, tal como hemos apuntado, se caracteriza por una determinada estructura hipertextual y multimedia ordenados cronológicamente y con una funcionalidad  que permite al autor distribuir sus contenidos con cierta frecuencia y que puede facilitar, con unos conocimientos técnicos mínimos,  la construcción de conexiones sociales significativas o comunidades virtuales centradas en temas de interés.

También señalar que la integración de tecnologías multimedia en la Red ha facilitado el desarrollo de variantes al weblog como los fotolog (los contenido son “fotográfico”. Los posts consisten en imágenes y comentarios asociados), los vlogs (o videoblogs con contenidos tipo video), los audioblogs (los contenidos están constituidos por enlaces a fuentes o contenidos de audio) y los moblog (la posibilidad de “postear” desde el teléfono móvil).

 Otro aspecto fundamental es que se guía por un cierto código deontológico para establecer relaciones de confianza: citar las fuentes, reconocer errores, notificar cambios, utilizar el estilo directo. El autor (blogger) tiene que pensarse dos veces lo que escribe, porque le contestarán y su reputación se decide por la gente que lo lee. La posibilidad de comentar cualquiera de los posts que haya publicado el autor es un rasgo característico de los blogs. Con los comentarios surgen las conversaciones, que pueden desarrollarse alrededor de una anotación o un artículo, en un blog cualquiera. En la práctica, un determinado post puede dar lugar a que otro usuario escriba el suyo, ampliando o comentando la aportación original estableciendo una red informativa centrada en una noticia o un tema concreto.

Alcance de la blogosfera

Obtener información básica acerca del tamaño de la blogosfera (número de blogs) y su ritmo de crecimiento o de la frecuencia de publicación (número de posts) se apoya, de una parte, en los servicios de directorio, donde los propios blogueros registran y clasifican sus publicaciones y, de otra, en los proyectos destinados específicamente a cuantificar la blogosfera.

Los datos sobre el número de blogs que se manejan deben tomarse con las suficientes reservas, por un lado, la dificultad de medir con cierta fiabilidad si tenemos en cuenta la multitud y diversidad de los sitios de alojamiento y, por otro lado, el número de abandonos (usuarios que prueban y abandonan y los blogs que nacen y mueren con la cobertura de un determinado acontecimiento), sin olvidar que los servicios gratuitos son remisos a dar de baja a sus cuentas inactivas. Ambos aspectos condicionan cualquier seguimiento sistemático y la dificultad de establecer unas métricas rigurosas que permitan medir realmente los blogs activos.

Por tanto, las cifras que se manejan se deben tomar como tendencias y con las consiguientes reservas en lo referente a los datos absolutos. En la blogosfera, que se mide a partir de 2003, se duplica el número de altas, hasta el momento, cada 6 meses.  En julio de 2007, se estimaba en más de 70 millones el número de blogs, autogestionados por sus autores. También se estimaba que se crean más de 175.000 blogs nuevos cada día, muchos de ellos, obviamente, acaban teniendo una vida efímera. Una tercera parte se siguen actualizando tres meses después de su creación y casi 4 millones activan sus blogs al menos semanalmente.

Según Technorati, un catálogo que tiene indexado más de 50 millones blogs, activos y no activos, clasificados por su popularidad, visitas, temas y otras categorías, cada día se introduce una media de más de 1,5 millones de anotaciones y artículos. Technorati, muestra una tendencia, pero no cubre toda la blogosfera ni de forma equilibrada los blogs según el país de procedencia. Por ejemplo,  sólo una pequeña fracción de los blogs chinos están representados en Technorati y las cifras que se barajan son de varias decenas de millones.

Technorati, se ha convertido en un referente mundial en la Red, un pilar del concepto Web 2.0 y fuente de información para muchos medios. El éxito de Technorati ha conducido a que los buscadores más generalistas como Google o Yahoo! implantaran buscadores específicos para blogs. Se puede considerar que, las iniciativas como Technorati, en cierta medida, introduce un cierto orden en un marasmo de millones y millones de artículos, y permite conocer el feedback de un  artículo, qué opina de la gente, qué se opina de una organización y de la competencia.

Uso de los blogs

Hasta hace poco el lector era alguien pasivo y anónimo, ahora, con un blog, desde un punto de vista simbólico, se convierte en autor y tiene el poder de que su opinión se va a escuchar. Una parte importante de los debates políticos y la información en general se está trasladando a la blogosfera en detrimento de los medios de comunicación de masas tradicionales.

Las opiniones de las personas, videos, denuncias y noticias comprometidas de los políticos y de otros organismos, empiezan a ocupar un importante espacio en la Red. El individuo, sin voz y sin presencia en los medios, empieza a manifestar su voz y tiene más fuerza. En los Estados Unidos se estima que más de un 35 por ciento de los internautas lee algún blog (más de 50 millones de personas) y ocho de cada diez periodistas leen blogs como fuentes complementarias y un número importante publican sus propios blogs como soporte para la opinión y las informaciones que contienen no están revisados por un editor.  En España, aunque todavía no se ha alcanzado el nivel norteamericano, el desarrollo y usos de los blogs mantienen las mismas tendencias.

Los blogs, como nueva forma y modelo de informar y comunicar empiezan a ganar cada vez más adeptos en el entorno de la información general y especializada. Tiene sus ventajas y desventajas, las cuales se vienen debatiendo en distintos foros, pero la realidad actual es que los blogs, como medio, se han diversificado en una amplia variedad de géneros y de aplicaciones, al tiempo que proyectan su alcance en ámbitos tan diversos como la educación, la política, la empresa, el periodismo, los profesionales y los personales. El fenómeno de los blogs está presente en todos los ámbitos de la sociedad desde la esfera personal a las esferas socioeconómicas, culturales, comerciales y políticas.

Meme de la Web 2.0

 

Fuente: O’Relly, 2005

En el brainstorming  realizado entre O’Reilly y MediaLive Internacional  O’Relly se estableció un “Mapa Meme de la Web 2.0.” con el objetivo de visualizar el concepto como un sistema de principios y prácticas sin predefinir fronteras.

De este primer meme, podemos observar que uno de los principales constituyentes de la Web 2.0 es la Web como plataforma. Un posicionamiento estratégico del sitio web como plataforma, una plataforma de servicios para facilitar un uso en modalidad autoservicio del cliente y de la gestión de datos algorítmica para llegar a toda la web, a los extremos y no sólo al centro, a “la larga cola” (“the long tail“) y no sólo a la cabeza.

La clave está en los datos y los contenidos, el posicionamiento del usuario como controlador de sus propios contenidos y no en las herramientas o software. Los clientes pagando directamente o indirectamente por el uso del servicio sin tener que comprar licencias o preocuparse de las actualizaciones de las versiones de software.

Otro de los principales constituyentes es que propicia los espacios colaborativos, potencia la participación activa de los usuarios aportando y controlando sus propios contenidos, en definitiva potenciar la inteligencia colectiva.

Los hipervínculos constituyen los cimientos de la Red. A medida que los usuarios agregan nuevos contenidos, nuevos sitios web, se enlazan con la estructura de la Red gracias a otros usuarios que descubren el contenido y enlazan con él. O’Relly hace una analogía con la  sinapsis del cerebro, donde las asociaciones llegan a ser más fuertes a través de la repetición o la intensidad, la red de conexiones crece orgánicamente como resultado de la actividad colectiva de todos los usuarios de la Red.

Fenómeno que no se limita a los contenidos, una gran parte del software que soportan las infraestructuras de la Red, confía en los métodos de producción entre pares (“peer-production“) del software abierto, un claro ejemplo de inteligencia colectiva y colaborativa por la Red.

Hay más de 177 mil proyectos de software abierto listados en SourceForge.net., con más de 1,8 millones de usuarios registrados (datos mayo de 2008). Cualquier persona puede agregar un proyecto, cualquier persona puede descargarse y utilizar el código, y los nuevos proyectos emigran de los extremos al centro como resultado de ser puestos en funcionamiento por los usuarios, un proceso orgánico de adopción del software que se basa casi enteramente en el marketing viral.

Software and Community in the Early 21st Century.

Eben Monglen (Software Freedom Law Center), noviembre, 2006

También, otro de los constituyentes es el infoware o la gestión de las bases de datos como parte sustantiva de las competencias de los sitios Web 2.0.  Todos los indicios apuntan que la competición se centra en poseer ciertas clases de datos clave: localización, identidad, agenda de acontecimientos públicos, identificadores de producto y espacios de nombres. El ganador podrá ser la empresa que alcance antes una masa crítica mediante la agregación de usuarios, y convierta esa agregación de datos en un sistema de servicios. Google está apostando muy fuerte en esta línea.

Por último otro de los constituyente es el enfoque para el desarrollo de las herramientas, basado en modelos de programación ligeros fáciles de remezclar para facilitar la innovación (mashup), asimismo, que el software no esté limitado a un solo dispositivo y con interfaces atractivas para los usuarios y con interactividad equivalente al ordenador personal.

Si tenemos que resumir este nuevo paradigma, es que se caracteriza por sustentarse en la actitud de las personas, la participación, los servicios, la mezcla de fuentes de información y la transformación de éstas, potenciando el desarrollo de la “inteligencia colectiva” y con unos costes-eficiencia escalables.

Aunque el fenómeno de la Web 2.0 nace de forma espontánea en la Red, donde los innovadores son los que están marcando la dirección, los grandes del sector megasector de las tecnologías de la información: Adobe, IBM, Microsoft, Sun, Google, salesforce.com  y otros están entrando en el juego y apostando con cierta fuerza para adaptarse al nuevo ecosistema de la producción colaborativa, abriéndose al software libre y por incorporar las nuevas experiencias en sus procesos de negocios.

En lo que respecta al software libre, por citar algún ejemplo, tenemos el caso de IBM que empieza a romper su modelo  tradicional basado en las patentes y el secreto empresarial (más de 3.248 patentes en el 2004) y apuesta por el software libre cediendo 500 patentes en el 2005, o lanzando su nuevo producto ofimático, Lotus Symphony, un sistema que ofrece a los usuarios una hoja de cálculo, un procesador de textos y una aplicación para hacer presentaciones y todo: gratuito y descargable desde Internet. O el caso de Microsoft, un beligerante declarado de los proyectos de software libre, pero que al mismo tiempo creó, en el 2006, el portal CodePlex para fomentar proyectos de desarrollo de software en colaboración y albergar código fuente compartido, como parte de su iniciativa Shared Source.

Si el concepto Web 2.0 es atractivo para los usuarios como podemos observar por la receptividad que está teniendo contrastada en los usos y prácticas que se están desarrollando en la Red, para la empresa es, por el momento, confuso. Las experiencias están demostrando su potencial entre los usuarios,  las multitudes inteligentes (Smart Mobs) como las denomina Rheingold,  mientras que para las empresas, la mayoría todavía tienen que interiorizar el  paradigma para adaptarse. El gran reto es integrar los nuevos conceptos y herramientas con los procesos de negocio y los sistemas de información corporativos. La cuestión clave: ¿Cómo las organizaciones se pueden beneficiar de la innovación externa al mismo tiempo que minimiza los riesgos?.

Si realmente estamos entrando en una “economía de las multitudes inteligentes“, como identifican el nuevo paradigma Don Tapscott y Anthony Williams, cuatro son los principios que deben interiorizar las empresas: apertura (being open), la colaboración horizontal o interacción entre iguales (peering), el uso compartido (sharing) y la actuación global (acting globally).

Don Tapscott presenta su libro “Wikinomics: How Mass Collaboration Changes Everything

Authors@Google, abril 2007.

¿Cómo explicar la Web 2.0?

Michael Wesch“Paseando” por la Red se descubren verdaderas joyas. En efecto, ayer, tuve la oportunidad de encontrar en YouTube el vídeo titulado “Web 2.0 … The Machine is Us/ing Us” de Michael Wesch, profesor de Antropología Cultural en la Universidad del Estado de Kansas.

Un vídeo que presenta el poder y el potencial de Web 2.0 en  cuatro minutos y medio.

Según Wesch, estaba trabajando en un documento académico para explicar los conceptos y las nuevas herramientas Web y fue constatando la dificultad para definir conceptos tales como: hipertexto, tag, mashup o aplicaciones híbridas, wikis, etc. Después de varios meses de trabajo, tomo conciencia de que explicar el universo Web 2.0 utilizando la descripción literal y lineal en un papel no era el medio adecuado y se propuso que para explicar la Web 2.0 tenía que utilizar herramientas Web 2.0. Un vídeo recursivo que de forma didáctica explica como se interacciona con las herramientas  Web 2.0  y como éstas interaccionan.

 

En las primeras seis semanas, el vídeo fue visto más de 1,8 millones de veces en YouTube y, después de 14 meses,  se han superado los 5 millones de visualizaciones.

En estos momentos, Wesch explora con sus alumnos campos como la aproximación etnografía digital de YouTube, o temas relacionados con el rol del “profesor” en el siglo XXI o la producción cultural  y del conocimiento en la Sociedad de la Información.