Consultoría Artesana. Una propuesta de transformación

Recientemente un grupo de profesionales publicaron una declaración sobre las señas de identidad y las prácticas de un consultoría artesana (Fundamental su lectura).

Reivindican el término de artesanía en la misma línea de Richard Sennett, escritor de “El Artesano”:

Un impulso humano duradero y básico, el deseo de realizar bien una tarea, sin más.

En mi opinión, es necesario reivindicar el término de “Artesano” como elemento transformador en nuestra sociedad actual inmersa en una gran crisis -hace un año escribí sobre el tema– donde todavía colean y están socialmente interiorizados los modelos de la producción de masas tayloristas-fordistas de principios del siglo pasado. Unos modelos de producción que se dedicaron a romper, durante décadas, con el monopolio que los antiguos artesanos tenían sobre su trabajo y su tiempo de producción.

Lamentablemente esto no es América y, por tanto, dudo que un manifiesto de estas características tenga una gran repercusión en nuestro entorno más cercano, pero aunque un grano no hace granero ayuda, en este caso, a replantearse a muchos profesionales su función y su papel en la sociedad y, sobre todo, como escribió José Antonio Marina en su teoría de la inteligencia creadora:

La libertad, más que un destino, es una posibilidad. A partir de su propiedad real de autodeterminación, el hombre puede construir su libertad, o abandonarse a un automatismo sonámbulo.

A algunos de los  autores/autoras de la declaración los sigo en la blogosfera y en Twitter, no tengo el honor de conocerlos personalmente, pero me transmiten sensaciones de que no se han abandonado a un automatismo sonámbulo.

¡Bienvenida sea la declaración de la Consultoría Artesana!!!

9 pensamientos en “Consultoría Artesana. Una propuesta de transformación

  1. José Miguel Bolívar

    “El Artesano” y “Manifiesto Cluetrain” son sin duda dos de los principales referentes para la Declaración de Consultoría Artesana. Creo que cada vez somos más los que pensamos que es hora de renovar modelos de producción con más de un siglo de antigüedad por otros más acordes a los tiempos que corren, a sus necesidades, sus valores y las oportunidades que brindan para devolver a las personas el derecho a enorgullecerse del trabajo que hacen.

    Responder
  2. mkl

    Creoq ue las ideas de Sennet y la declaración convergen en este momento. Ambos describen unas prácticas reales y heterodoxas en un momento de cambio. Hay artesanos que no han leído ni leerán a Sennet, por supuesto…

    Gracias por tus palabras, José.

    Responder
  3. JLP Autor

    Sennett aflora, reinterpreta y difunde lo obvio, lo que estaba sepultado por una falsa modernidad… el orgullo del trabajo bien hecho, el orgullo de los constructores de catedrales… aquellos seres anónimos que dejaron su impronta y su buen hacer en unas obras, que después de varios siglos, aún despiertan nuestra admiración.

    Responder
  4. yoriento

    Una vez asumida la distinción artesano-industrial, a la artesanía consultoril y en general al trabajo en las organizaciones y en el mundo social y laboral, le queda mucha metodología por definir y mucho rigor evaluativo por aplicar.

    No basta con “repetir lo importante son las personas” y con las conceptualizaciones artesanas, como las de Sennet, con las que todos estarían de acuerdo, incluso los industriales.

    A la artesanía, como personalización y producto único hecho por personas comprometidas, profesionales y sensibles, hay que añadirle el factor tecnológico y científico, que asegure la validez de las prácticas, no sólo una cierta bonhomia metodológica, no sé si me explico 😉

    Y creo que desde #redca podemos acercarnos a esta concepción integral de la consultoría, eso sí, despacito 😉

    Responder
    1. JLP Autor

      Alfonso, pues sí, no es suficiente con un manifiesto o declaración. Hay mucho camino por recorrer y como dijo el poeta: se hace camino al andar… Es un cambio de paradigma que, obviamente, requiere replanteamientos conceptuales y metodológicos para romper con viejos esquemas… De cualquier forma, la declaración o los planteamientos de Sennett son esas pequeñas guías que nos permiten enfocar los pasos para andar el camino 🙂

      Responder
  5. dreig

    Gracias por el anuncio y la interpretación de intenciones. Más allá de Sennett (creo que es cierto que la tendencia que define vale para todos/as, como se desprende de enfoques más comprehensivos, como el de Shirky), creo que no está de más firmar por una excelencia que creo que muchos/as practicamos desde hace tiempo desde una concepción apasionada de nuestro trabajo.

    Te incluyo en ello 🙂

    Un abrazo

    Responder
  6. Amalio A. Rey

    Gracias, Jose, por hacerte eco de la Declaración. Estamos muy agradecidos a la gente como tu que nos acompaña en este viaje, que es colectivo. Me ha gustado mucho cuando dices que no nos hemos abandonado al “automatismo sonámbulo”. Es una forma sugerente de explicarlo. Siento que somos muchos los que podemos empujar de este carro, y me alegro de tenerte acumulando fuerzas en el mismo vector. Gracias!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *