Economía para Dummies. El milagro económico español

En septiembre de 2008, El presidente del Gobierno presentó una visión optimista afirmando  que “su objetivo es que la renta per cápita de España supere a la de Francia en tres o cuatro años”. En mayo de 2010, el líder de la oposición afirmo que lo que necesita el país es que vuelva el “milagro español” que fue posible cuando gobernó el PP de José María Aznar. Y lo que debemos preguntarnos es lo siguiente: ¿Cuáles son los fundamentos para que los líderes políticos realicen afirmaciones de tal calibre considerando que, se sobreentiende, cuentan con los mejores asesores económicos?

A primera vista, si observamos la tendencia de creación de empresas en el periodo 1999-2008, vemos que se crearon más de 900 mil empresas (un 136 %) con una repercusión en el crecimiento de la ocupación de cerca de 6 millones de nuevos empleos (139%), por lo tanto, en términos absolutos, nos encontramos con unos datos que podían dar pie a las afirmaciones de ambos líderes políticos.

Click para ampliar

Click para ampliar


Ahora bien, si nos sumergimos en la ingente cantidad de datos que componen la foto macroeconómica (número total de empresas y nuevos empleos) y empezamos a analizar con más detalle y pasamos de la información cuantitativa a la cualitativa, la foto empieza a ser borrosa y aflora la cruda realidad: el supuesto milagro español era un gigante con los pies de barro.

En efecto, si comparamos la evolución del sector de la construcción, directamente afectado por la burbuja inmobiliaria, con un macro sector de industrias que giran alrededor de una economía avanzada del siglo XXI observamos lo siguiente:

En el periodo 1999-2008, del total de empresas creadas, el 49% – 440 mil empresas- estaban vinculadas directamente con el “fenómeno del ladrillo” es decir,  empresas cuya actividades se focalizaban en la construcción (CNAE 45), en actividades inmobiliarias (CNAE 70) y en servicios técnicos de arquitectura (CNAE 742), no incluimos las actividades relacionadas con la fabricación de los materiales de construcción.

Mientras que, en el mismo periodo, del total de empresas creadas, únicamente el 3,5% -32 mil empresas- estaban vinculadas con el sector de una economía avanzada, es decir, en actividades relacionadas con la electrónica, hardware, software, informática y telecomunicaciones (CNAE 30-32-642-72), con actividades de I+D (CNAE 73) y con actividades audiovisuales (CNAE 921-922).

Click para ampliar


En resumen, una década dedicada a sembrar de ladrillos y alimentar la burbuja especulativa mientras que los sectores más innovadores se quedaba en los márgenes del sistema. O los asesores expertos de los líderes políticos son unos inútiles o estos últimos no paran de insultar a nuestra inteligencia.

En la serie Economía para Dummies, ya hemos publicado la entrada dedicada a la estructura empresarial española, en una próxima entrada, trataremos el tema de los emprendedores.

15 pensamientos en “Economía para Dummies. El milagro económico español

  1. cambiosocialya

    Pues una vez más, muy de acuerdo contigo.

    Y creo que ya estás viéndolas venir con toda la propaganda electoral que se gastan los partidos en esta etapa de crisis para España. Porque la realidad es que se marea la perdiz, se confunde a la ciudadanía, y se lanzan sloganes que a veces no superan ni un pequeño análisis preliminar. Lo triste es que el 90% de la población no hace siquiera el esfuerzo de ese primer análisis.

    A mi me da la sensación de que la cosa va por modas, y ahora le está tocando el turno al tema del “emprendimiento”, tema sobre el que ya escribí en su momento:

    http://cambiosocialya.wordpress.com/2010/06/17/el-mito-del-emprendedor-y-la-innovacion/

    Con este simple artículo, ya saltaron algunos autodenominados “emprendedores” (léase Carlos Blanco ) a comentar en mi modestísimo blog insistiendo en mi error en el análisis. Y eso que el post era claramente en tono de humor, y sin pretender ser exhaustivo.

    El problema es que el análisis no siempre es fácil, y hay que confrontar tanto los datos a favor como los que van en contra de nuestras teorías. Muchas veces me pregunto si España simplemente admite que no puede competir a base de alta tecnología (o que solo puede hacerlo de manera puntual) y apuesta por el sol, la playa y el ladrillo como productos competitivos, porque no puede hacer otra cosa o porque no quiere hacer el esfuerzo.

    Y también que a veces, como tú apuntas, los fríos datos de la economía llegan a conclusiones sorprendentes; como esta, que yo mismo desconocía:

    http://cambiosocialya.wordpress.com/2009/07/29/¿quien-trabajara-en-la-espana-del-futuro/

    (Ver datos de valor añadido en las correspondientes industrias que se adjuntan en la tabla).

    Un saludo, y gracias por los datos y el análisis.

    Responder
  2. JoseLopezPonce Autor

    @cambiosocialya
    Al margen de iniciativas individuales, emprender implica una cultura y condiciones objetivas que favorezcan un entorno proclive al empredimiento, aspectos que, hoy por hoy, no existen y requieren su tiempo. Nos hemos quedado sin el ladrillo y, por el momento, el mercado de sol-sangría-paella está estancado… durante unos cuantos años vamos a tener que convivir con un importante paro crónico difícil de digerir.

    Muchas gracias por el comentario y los enlaces.
    Un saludo

    Responder
  3. cambiosocialya

    Efectivamente…

    A mi lo que me alarmó un poco, como comentaba en el post de mi blog, es ver a gente que considero muy cualificada, como Manuel Castells, insistiendo en el tema como cualquier otro hijo de vecino que carece de la información que él maneja. O tal vez yo entendí o interpreté mal, que todo puede ser.

    Como dije en su momento, y coincidiendo de nuevo contigo, para que los emprendimientos prosperen deberían darse en mi opinión varias circunstancias que ahora mismo, a día de hoy, no se da:

    -Sistema educativo totalmente reformado, que permita cualificar si cabe mínimamente a los futuros trabajadores.

    -Afluencia de crédito a los emprendedores y a los proyectos de riesgo. Una empresa innovadora es intrínsecamente arriesgada, y si no se asume ese riesgo, es imposible siquiera empezar.

    -Cambio de mentalidad, cambio en la estructura social y cambio en la estructura productiva.

    Tres puntos a mejorar, a cada cual más difícil. Efectivamente, todavía estamos lejos de eso, pero en mi opinión no veo ningún impedimento grave para que pueda hacerse. Ahora solo tiene que convenir a los de siempre hacerlo.

    Responder
  4. Luis Casas Luengo

    No estoy de acuerdo con la atribución de responsabilidades de Cambio Social, ¿de verdad la clase política engaña a la ciudadanía? A lo peor la sigue. No es fácil convencer a la población de la necesidad de un cambio cuando las cosas (aparentemente) van bien. Si no responsabilizamos a los ciudadanos de sus propias decisiones, no vamos a cambiar absolutamente nada. Podemos quejarnos de que los partidos no lideren los cambios. Pero tampoco podemos culpar a los sucesivos gobiernos de dar lo que se les pedía. Denostamos a la Ministra Trujillo, pero fue la que planteó ya la supresión de las deducciones por vivienda. No se lo permitieron, ni sus compañeros de gobierno, ni el partido ni los sindicatos. Ni por supuesto lo hubiera apoyado la oposición. En un país en que casi toda la oposición en el Congreso gobierna a nivel regional y local, ha habido una unanimidad en mantener una burbuja que los propios ciudadanos pedían mantener… y a la que quieren volver, por otro lado.

    Responder
  5. JoseLopezPonce Autor

    @Luis Casas Luengo
    Luis, en mi opinión, no podemos diluir las responsabilidades en que eso era lo que deseaba la sociedad. La política, en mayúsculas, es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del Estado en beneficio de la sociedad y nuestra clase política (gobierno-oposición) durante estos años no ha estado a la altura. Obviamente hay responsabilidad social por parte de los ciudadanos porque en las democracias formales está en sus manos elegir a los políticos, pero en un contexto donde se produce una “alianza” poderes económicos y gobiernos –central, autonómico, local- para desarrollar políticas económicas basadas en la especulación y, en abundantes casos, en la corrupción, al mismo tiempo que se le traslada al la ciudadanía las “ventajas” del ladrillo y el crédito fácil para alimentar la maquinaría, la responsabilidad cae en los que controlan el poder. Siempre a sido así y de aquellos polvos estos lodos.
    Gracias por tu opinión y un salud

    Responder
  6. Luis Casas Luengo

    No estoy de acuerdo. En primer lugar, todos somos sujetos económicos, y por tanto, participantes activos de la economía. Hemos alimentado la burbuja para enriquecernos, sabiendo que éramos parte de una pirámide. No creo que señalar una responsabilidad colectiva sea diluirla. Es, en realidad, la forma de potenciar a la ciudadanía. Si por buscar responsables, la situamos sólo a nivel político, concluimos que los ciudadanos son tontos. Y no lo son. En su mayoría no lo son. Por mucho que te ofrezcan un crédito, la decisión final es tuya. Se han pedido créditos para comuniones, bautizos y vacaciones “a todo plan”.
    Sí es responsabilidad de los políticos haber asegurado que una nómina de 1000€ (no tengo el dato de la nómina media en España) era suficiente para vivir como si se cobrasen 10.000, y sí son responsables de haber optado por potenciar el crédito en vez de aumentar la renta real.
    Además, repartir responsabilidades no supone hacerlo en la misma medida. ¿para ti quién es más responsable: gobiernos, bancos o ciudadanos?

    Responder
  7. JoseLopezPonce Autor

    @Luis Casas Luengo
    Es cierto todos somos sujetos económicos y participantes activos, aunque unos más que otros. En tu argumentación pones en capacidad de decisión al mismo nivel tanto a los ciudadanos como a los poderes sean estos económicos o políticos, olvidando que los poderes disponen de amplias herramientas coercitivas e ideológicas para controlar e influir en los ciudadanos y el uso de dichas herramientas las modulan según sus intereses. El hecho de que mi vecino esté endeudado hasta las cejas y al borde del suicidio por sus excesos especulativo lo sitúa en la categoría de los tontos económicos útiles, en cambio que un país este endeudado hasta las cejas es responsabilidad de los poderes porque, disponiendo de todas las herramientas e información, permitieron dicho endeudamiento y, lo más grave, lo impulsaron utilizando todos los medios propagandísticos.

    Responder
  8. Luis Casas Luengo

    ¿A quién le faltó información? Creo, más bien, que se nos olvidó preguntar. Las condiciones de los préstamos (tipos de interés, p.ej.) no están precisamente en la letra pequeña. Nos hemos engañado a nosotros mismos , pero estoy de acuerdo en que se ha potenciado desde los bancos y desde los gobiernos. Por ese orden. Y el orden es importante, porque cuando se ha acabado la fiesta, se invierte el nivel de sacrificio: ciudadanos, gobiernos y mercados. Pero ¿quién hubiera escuchado a un gobierno pidiendo prudencia? ¿la oposición?. Seamos justos en repartir estopa y sobre todo, aprovechemos la crisis para que la gente se convenza que nadie da duros a pesetas y de que seguir los cantos de sirena conlleva la pérdida del puerto seguro del Estado donde ya no cabemos todos.
    Sochaga grito en los 80 aquello de “enriqueceos” y no aprendimos del pinchazo del 93. No aprenderemos tampoco de esta porque no queremos. No tenemos voluntad de asumir, que sea cual sea nuestra participación en el engaño, las derivadas de nuestras decisiones y seguimos esperando que Papá responderá por nosotros…

    Responder
  9. JoseLopezPonce Autor

    @Luis Casas Luengo
    Con el fín de clarificar los distintos planos de responsabilidades en la crisis económica. Podríamos afirmar que sí, que los ciudadanos tienen una responsabilidad en la dimensión microeconómica por sus decisiones individuales, pero los poderes económicos y políticos tienen la plena responsabilidad en las decisiones en la dimensión macroeconómica. Y las decisiones macroeconómicas determinan y subordinan, en gran medida, las decisiones microeconómicas de los individuos.

    Responder
  10. Luis Casas Luengo

    Sí, a eso no voy a oponer nada. Sin embargo la política macroeconómica ya es multilateral con la entrada en vigor del €, supongo. España sigue siendo el mejor socio de la Unión para los países más desarrollados: tenemos una capacidad de consumo muy superior a la de producción. Por eso entramos en la CEE y por eso entramos en la UEM… Un mercado improductivo y no competitivo frente a Alemania y Francia, principalmente. Nos salvará lo de siempre: el consumo de los países del Este no compensa una falta de consumo en España, y por eso hay que hacer una llamada a la moderación una vez que se vuelvan a abrir las vías de crédito. Si nos imponen una política monetaria que promueva la austeridad, podremos cambiar el modelo productivo, sino volveremos al anterior. Vuelta que, me repito, contará con las aleluyas, aplausos y vivas de la ciudadanía.

    Responder
  11. JoseLopezPonce Autor

    @Luis Casas Luengo
    La macroeconomíaa ya es global. Ya no vale la división entre países consumidores y países productivos… en mi opinión tendremos que poner el énfasis en la austeridad y en desarrollo de una economía productiva y de servicios de valor añadido y resolver problemas estructurales como la economía sumergida y los flujos de capitales especulativos –cuyas fuentes están en el dinero negro y en el blanqueo de capitales de las mafias-, etc. Si volvemos a caer en los errores anteriores, que nos cojan confesados, aunque amplios sectores de los ciudadanos lo reciban con aleluyas y aplausos en su visión microeconómica cortoplacista.

    Responder
  12. Luis Casas Luengo

    @JoseLopezPonce
    ¿no hay distinción entre consumidores y productores? No sé. A lo mejor es la traslación al mundo real de aquella sociedad 20/80 donde un 20 dominaba al 80 restante. EStán decidiendo por nosotros el lugar del campo donde jugamos. O somos competitivos o somos meros espectadores / consumidores. Y dentro de la UE nos mantendrán con el nivel de consumo básico para que les sean rentables las transferencias de € que nos hacen y nos harán. Ciudadanía subvencionada. O los gobiernos asumen su responsabilidad y se apartan de políticas paliativas, y, llegados a un acuerdo mínimo: ¿cómo se explica? ¿cómo dices que hay que empobrecer, aunque en realidad no ha habido enriquecimiento previo?

    Responder
  13. JoseLopezPonce Autor

    @Luis Casas Luengo
    Están decidiendo y no están decidiendo en que campo jugamos, porque con nuestras acciones también podemos decidir donde queremos estar… por ejemplo, el caso paradigmático de Finlandia, hace más de 25 años que decidieron en que liga querían jugar y pusieron en marcha un proyecto de país. Algo inexistente en nuestro caso.

    El enriquecimiento conlleva componentes subjetivos, sobre todo cuando se fundamenta en valores como el caso del ladrillo. Durante los últimos años hemos sido más ricos, pero hemos puesto casi todos los huevos en la cesta del ladrillo y ésta se ha caído y la mayoría de los huevos se han roto. Ahora toca ser más pobres y diversificar las cestas.

    Responder
  14. Luis Casas Luengo

    Esa capacidad de decisión a la que haces referencia es paralela a la responsabilidad que yo reclamo. Ni una ni otra son absolutas. Pero recuerda que Irlanda también optó por el modelo finlandés y hoy el tigre celta se ha quedado desinflado y eso que gastó todo en Sociedad del conocimiento y no consumió ayudas de la UE en infraestructuras (como Portugal, que puede ser su equivalente). Nuestro problema no es que no tengamos proyecto país, es que confundimos proyecto país con las ayudas a los sectores. Somos un país de grupos de interés que reclaman ayudas para su sector, no para su reconversión: cultura, turismo, automóvil, agricultura….El proyecto – país sería abandonar sectores y no sostenerlos en época de crisis, aprovechar el enriquecimiento que hemos gozado en cambiar la “forma” en que hacemos las cosas y no solo “qué” cosas queremos hacer. Ay de aquellos que defienden el PER y critican el PLAN E para coches (cambia el orden, si quieres :))

    Responder
  15. Jesus Villanueva

    Me parece que desde el Siglo de Oro ha llovido mucho. El fenómeno de la picaresca y el oportunismo es un hecho global y no sólo local. En la época de Primo de Rivera el motor de la economía fué la obra pública (la construcción) un salario para todos ( en un país de pobres) y beneficios para unos pocos. Quiero decir que el tema es polémico y que no sé si sirve para mirar el presente y actuar en consecuencia. Gracias por permitirme participar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *