Egipto. 18 días que estremecieron al mundo y el día de después

Durante 18 días el pueblo de egipcio ha estado movilizado en las calles y plazas de las principales ciudades contra un régimen corrupto hasta conseguir derrocar de forma pacífica al dictador Hosni Mubarak. No hay nada nuevo que contar, la crónica y la interpretación de los acontecimientos la tenemos en los medios de comunicación de masas y en los medios sociales.

Sin embargo, el día de después, dándo una lección de civismo al mundo entero, los propios ciudadanos empiezan a recoger la basura acumulada en la plaza Tahrir, el centro de la insurrección pacífica, el símbolo de lo que acaecía en Alejandría, Suez y el resto del país. Es una acción llena de metáforas, es como decirle al mundo: empezamos a limpiar la plaza y a continuación vamos a limpiar el país, disculpen las molestias estamos construyendo Egipto.

Un emocionante vídeo que resume el día después

Ahora empieza lo difícil, hay tanta basura acumulada durante 30 años que el país va a requerir un gran esfuerzo para una limpieza total. No será fácil, pero quiero expresar mis mejores deseos a los millones de personas de toda condición social que, durante 18 días, nos han hecho estremecer luchando pacíficamente por un mundo más digno y mejor.

“En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle” Ghandi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *