Enrique Dans. Cuadrando el círculo del caníbal-vegetariano

Sr. Enrique Dans, usted es un personaje con proyección mediática y, por tanto, creador de opinión sobre la Red, una especie de gurú. Es decir, un personaje que puede ser susceptible de la legítima crítica por sus opiniones y mensajes que transmite.  Si le trato de personaje es porque reúne un conjunto de rasgos físicos, psicológicos y morales prefijados y reconocidos por los lectores o el público espectador como peculiares por su función o papel ya conformado por su propia proyección pública.

Acabo de leer su última entrada ¿Cuadrando el círculo? En la que intenta justificar porque ha publicado un libro para que sea vendido en los circuitos comerciales tradicionales. Probablemente, en estos momentos, Ud. sea el único autor-escritor de la historia que publica un libro e intenta justificar su comercialización. Algo que intentan e intentarán todos los autores-creadores del mundo por una cuestión básica: poder vivir de su trabajo.

Y si me pregunto el porqué de su justificación y una vez analizada su argumentación (bastante infantil, la verdad sea dicha, más en la línea de otro personaje mediático como Belén Esteban: ¡por mi hija mato!)  y los principios que transmite públicamente, mi conclusión es que busca cuadrar el circulo entre su pretendida defensa de la más absolutas libertades en la Red y sus intereses personales más acorde con las ideologías socio-económicas neoliberal. Es decir Ud. cuadra el círculo con un pretendido discurso anarco-neoliberal difícil de digerir.

Su defensa de la pretendida neutralidad de la red, de la libre circulación de bits, de la libertad de las descargas, de la no intervención de los poderes públicos, etc, es tan circunstancial como la defensa que realiza Google porque necesita la libertad de circulación de “bits” para consolidar su dominio en la Red. Obviamente, es mi opinión, como expresé en “La neutralidad de la Red. ¿Ideología o empanada mental?” y siempre tendrá la posibilidad de rebatirla ya que usted se reafirma como una persona que “nunca rehúye una buena discusión ni le asustan los retos”.

He afirmado que su discurso anarco-neoliberal es difícil de digerir porque para usted el derecho de acceso a la información y la cultura se sustenta en  el principio de que si puedes pagarte el acceso al ancho de banda podrás acceder a los contenidos y servicios y de que “free” no significa gratis total (esto lo ha escrito usted). Pues bien, una cultura libre y democrática, en román paladino,  significa el derecho de que cualquier ciudadano pueda acceder libremente a la cultura con independencia de su capacidad económica, y no en base al principio neoliberal: de total libertad total de circulación de bienes y servicios y que cada uno acceda a ellos según su capacidad económica.

Usted tiene todo el derecho y la libertad de: publicar un libro, venderlo y obtener la mayor rentabilidad; de formar parte del lobby de Google; de estar alineado con las tesis más  neoliberales sobre como debe funcionar la sociedad y la economía. Pero su pretendido activismo por las libertades democráticas en la Red casan mal. Usted juega con la ambigüedad de los conceptos, está intentando cuadrar el circulo de la misma forma que lo intentaría un caníbal-vegetariano. Por favor, sea caníbal o vegetariano, pero no los dos a la vez por coherencia.

29 pensamientos en “Enrique Dans. Cuadrando el círculo del caníbal-vegetariano

  1. cambiosocialya

    No se preocupe, el señor Dans ya ha publicado otra entrada a modo de cortina de humo.
    No se ha dignado a contestar a nadie de los que ha comentado en la entrada anterior (más de 130 personas), y se ha limitado a ofrecer un “argumento” infantil, como usted dice y de risa en la propia entrada.
    Estos son los gurus de las TICs en España.
    Luego nos preguntamos por qué aquí hay más crisis que en el resto de los países civilizados.

    En fin, que se le va a hacer.

    Responder
    1. JLP Autor

      Como dijo alguien, el tiempo y la historia pone a cada uno en su sitio. El éxito efímero es abundante mientras que el éxito permanente escaso. El primero se sustenta por el espectáculo y la proyección mediática, el segundo por un trabajo riguroso, silencioso y sin pretensiones.

      Responder
  2. Álvaro Felipe

    Toda tu entrada se destruye fácilmente: Dans habla de la neutralidad de la red, de la libre transmisión de bits, de la no persecución a las descargas. ¿Y desde cuando, en tu “sabio” criterio, un libro entra en el discurso de la neutralidad de la red?

    Ya pues, un poco más de lectura no te haría mal, porque todo lo entiendes de cabeza.

    Responder
  3. yoriento

    José, no estoy de acuerdo con el fondo de tu reflexión.

    Dans pone a disposición, incluso invita, a que su libro, que tiene licencia CC, pueda ser compartido. Otra cosa son las formas, si se ha explicado bien, si se le ha entendido bien, etc.

    Dime cuantos libros publicados por grandes editoriales tienen licencia CC. Eso sí, el último parrafo de su post tal vez no sea muy acertado.

    Responder
    1. JLP Autor

      Alfonso, el fondo de la reflexión no es ni el libro del Sr. Dans ni si éste está publicado con CC o sin CC. El tema es el discurso que un sector de la industria de las TICs que nos quiere transmitir en defensa de sus intereses. Un discurso en el que Sr. Dans se ha convertido en uno de los portavoces acreditado. Un papel difícil de manejar cuando en un discurso se tiene que conjugar conceptos neoliberales con derechos de los ciudadanos. De ahí sus contradicciones y juegos malabares de argumentos para defender su posición.

      Gracias por tu comentario

      Responder
  4. cambiosocialya

    Alfonso, paisano en la lejanía. No entiendo tu crítica a esta entrada, la verdad. Te tengo por alguien coherente, aunque también como es natural discrepe contigo en muchas ocasiones.
    Lo de Dans es incoherencia pura, créeme, no hay otra manera de verlo. Intenta marear a la gente con sus elucubraciones de best-seller americano, pero en realidad una de dos: o no tiene ni idea de lo que habla, o teniéndola tergiversa para manipular a su favor.
    Ya he intervenido varias veces en la entrada de la cuadratura del círculo (escondiéndome detrás de un nick, porque no me deja intervenir como cambiosocial) y no hay manera humana de que baje a la arena a discutir con argumentos. Se limita a estar “ahí arriba” humillando a los que osan discrepar de él con su arrogancia y ego infinitos (como digo, solo ha intervenido para eso, para dejar intentar en ridículo a sus propios comentaristas).
    Y sí, es absolutamente incoherente su discurso, y se le ve el plumero a dos kilómetros, a nada que el que lo lea no vaya con ningún interés o perjuicio por delante (véase su colega Julio Alonso, en primera fila en la presentación del libro, y con el que he tenido algún encontronazo en mi propio blog).

    Y sí, viene a colación y mucho, el tema de la neutralidad de la red, y el de la licencia de sus libro. ¿Cómo no puede verse como una incoherencia que lleva años alabando las virtudes del lo que él llama “el nuevo modelo de negocio”, basado en la “economía de la atención”, el “libre compartir”, la eliminación de los derechos de autor tal y como los conocemos, y lo caduco de pagar por las “copias” de los contenidos, y acto seguido él haga lo mismo que la “industria a la vieja usanza” publicando un libro por el que hay que pagar por cada copia, en papel, y sin compartirlo libremente (él mismo) por la red? Explicadme como eso no puede ser una incongruencia como mínimo (yo lo llamaría directamente hipocresía) porque yo no lo entiendo. Debe ser que tengo una mente 1.9, y no llego a lo “2.0”.
    No se puede estar a favor de lo que hace alguien como “The Pirate Bay” (web que Dans ha defendido por activa y por pasiva, por mucho que lo niegue ahora, mirad sus entradas al respecto) y a continuación publicar un libro con una licencia, que por muy CC que sea, impide que otros se lucren con su contenido sin permiso de su editorial (que es exactamente lo que hacía “The Pirate Bay” o “Mininova”, con el beneplácito de Dans).
    Dans manipula todo como quiere, por supuesto siempre a su favor. Sus “comentaristas autorizados” lo mismo. Véase el tal “Kringan” que mantiene que nunca un juez español ha condenado este tipo de sitios de enlaces a descargas (simplemente googleando 1 segundo se encuentra por ejemplo esto: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Primer/condenado/prision/lucrarse/descargas/Internet/elpepisoc/20090410elpepisoc_3/Tes ).
    Dans solo convence a quien no se molesta en comprobar por sí mismo los “pseudodatos” que ofrece para “probar” sus teorías, o a aquellos ya convencidos de antemano, o a los que no están dispuestos a razonar durante unos minutos las falacias que mantiene.

    En fin, que sinceramente, no tiene defensa ninguna. No sé que interés puede tener alguien en defenderlo, poniéndose en evidencia a sí mismo. La explicación que se me ocurre es que el que quiera cierta promoción para sus “proyectos 2.0” tiene que contar con su beneplácito, sobre todo para los que confunden “relevancia” con autoridad o prestigio.

    Responder
  5. Alfonso Gadea

    Evidentemente Dans trata de beneficiarse con sus acciones. Lo censurable sería que lo que las motiva tuviera que ocultarlo.
    La ensalada la encuentro en tu blog: libertad, democracia y un acceso universal que me suena a comunismo.
    La conformación de una sociedad implica renuncia a libertades.
    Al menos que, dentro del marco establecido, nos dejen actuar y no lo cierren cada vez más en beneficio de unos pocos allegados al poder.
    (que conste que el anterior post me ha encantado…)

    Responder
    1. JLP Autor

      Si comunismo es que todos los ciudadanos de este país, con independencia de sus circunstancias económicas tenga derecho a la sanidad, la educación y la cultura… pues sí me puedes llamar comunista 🙂

      Responder
  6. cambiosocialya

    JLP, depende del éxito del que hables.
    Esto es España, y por mucho que nos pese, es diferente.
    Seguro que se le ocurren ejemplos de muchas personas famosas o famosillas en la piel de toro que se perpertúan año tras año, sin haber hecho nada remarcable en su vida, ni intención que tienen.

    Dans no es más que otro caso de esos, que en un país normal, estaría en un programa de debates estilo “Salsa Rosa”, programa que un país civilizado se emitiría a las 3 de la mañana, con audiencia próxima a 0. Pero ahí lo tiene, como una Belén Estaban cualquiera, rodeado de una fanfarria, una corte y un coro de palmeros.

    Responder
  7. JLP Autor

    El éxito del trabajo bien hecho, de la coherencia y ética personal con la única recompensa de la satisfacción personal y el reconocimiento de tu circulo más próximo. En este país hay más gente exitosa de que la podemos pensar. El éxito efímero de la charanga mediática es otra cosa y es el que es, es un reflejo distorsionado de la realidad.

    Responder
  8. Luis

    Hola,

    Dans, creo yo también, como muchos otros, incurre en incoherencia manifiesta. No tiene sentido que si él piensa que una cosa no canibaliza a la otra (el digital al físico) y que aspire a la máxima lectura de su obra, no la haya divulgado el mismo, no ya en pdf, sino en formatos plenamente de texto a través de su blog.

    Y el asunto no es baladí, porque precisamente este asunto es el eje de su discurso.

    Cierto que por inercias que todos conocemos en la red española, tan de clanes, poca gente señalará esta incoherencia.

    Que Dans es libre de hacer lo que quiera incluso aunque otros pensemos que es una incoherencia supina al centro de su discurso, es obvio.
    Allá Dans con lo que quiera hacer con sus obras. Y allá cada cual si quiere seguir comprando esa mercancía.

    Aunque personalmente hubiera enunciado de forma diferente mi crítica, me parece elogiable que te atrevas a dar una opinión no alineada. Hay muchos a los que su posición gregaria jamás permitirá hacerlo.

    Un saludo,

    Luis

    Responder
  9. Javier Grivera

    Me encantaría estar de acuerdo con los que critican a E. Dans, la verdad. Pero lo cierto es que me parece que él tiene razón en el fondo, aunque las críticas sean muy interesantes.
    Especialmente, esta entrada tiene reflexiones muy interesantes como lo de el anarquista-neoliberal y las referencias a la política de google.
    Aunque parecen que son posturas opuestas, anarquismo y liberalismo tienen muchos puntos en común en un nivel teórico. Ambos parten de ideas similares para llegar a desarrollos teóricos y prácticos completamente diferentes, y en mi opinión ambos igualmente inconsistentes.
    Lo de la política de google me parece aún más interesante.
    Es necesario un metanalisis muy profundo para darse cuenta de qué es lo que va a cambiar y hacia donde.

    Respecto a la discusión, si ED se contradice o no, creo que no. Creo que la licencia CC es suficiente. Y si alguien está confundido las acciones mandan sobre las palabras.

    Responder
  10. Pingback: Cuadrando el circulo? Canibal-vegetariano

  11. cambiosocialya

    Para más inri, cuando interviene, parece que lo hace para dar la razón a los que lo critican, más que para defenderse, dice Dans en un comentario:

    “Hoy, mi libro está en VIPS, Opencor, Carrefour, Corte Inglés, Casa del Libro, aeropuertos, estaciones, librerías de todo tipo y muchos sitios más.”

    Como queriendo decir que la única manera de llegar a esos sitios y a esos lectores, es con las copias “físicas”. A ver si al final va a ser que la distribución “tradicional”, llega a quien de verdad paga, es más rentable, y le hace ganar más dinero (que es de lo que se trata, en su caso). Toda su ideología “2.0” queda desacreditada por un acto totalmente hipócrita e incoherente con su discurso.

    Responder
  12. Javi de Ríos

    Buff, esta entrada es muy muy injusta.

    A ver, vamos por partes. A mi Enrique Dans, el personaje me cae gordo, no le aguanto, me parece un prepotente, pero que coño, el único error que comete es intentar justificarse porque no es necesario.

    No hay que confundir cultura libre con cultura gratuita. Y Dans es todo lo que queramos que sea, pero es coherente, y lo que no podemos hacer es lanzarnos a la crítica aprovechando que es un personaje hosco para ver si nos llevamos a rebufo a cualquiera que esté dispuesto a criticarlo.

    Que tu publiques un libro con licencia abierta no quiere decir necesariamente que lo regales. Puedes hacerlo, pero no tien por qué, porque obviamente es lícito cobrar por tu trabajo.

    El trabajo de Dans es libre porque aunque el libro se venda, que me parace de puta madre, permite que después ejecutes tu derecho de copia dentro de un orden. Puedes fotocopiarlo, puedes hacer lo que te de la gana dentro de las premisas de la licencia, que suelen ser, por ejemplo, citar al autor, no intentar hacer negocio, etc…

    Otros hemos optado por liberar un libro totalmente gratis pero, no me quiero engañar a mi mismo, para aprovechar también el único marketing que me puedo hacer a mi mismo: toma, te lo regalo, si te gusta pues tú sabras lo que que tienes que hacer:
    http://www.javiderios.com/?page_id=68

    En m caso la versión digital es gratis, (aunque se puede pagar y os sorprenderá pero hay gente que lo hace) y la versión en papel se paga (bueno habría que pagarle aunque redujera mi margen a cero).

    Si yo mañana decido cobrar por la versión digital no me estaré contradiciendo, ya que la obra seguirá bajo la misma licencia: podrás imprimir el ebook, fotocopiar el libro en papel, enviar el ebook a todos tus amigos…… Siempre que no hagas negocio con ello ni borres mi nombre de la portada.

    Prefiero regalarlo por dos razones: por marketing viral y porque bueno, a alguien que no se lo pueda permitir tambien llegare. Pero repito, si mañana empiezo a cobrarlo no me contradigo

    Yo creo que Dans en este caso es coherente, la columna esta equivocada, y un grave error meter las ideologías económicas en el debate, porque lo de la cultura libre es mucho mas interesante que todo eso.

    Responder
  13. lucpol

    Se confunden tantas cosas en tan pocas líneas de post y sobretodo de comentarios que va a costar ser breve.
    Que por el impacto mediático de Enrique Dans algunos hubiesen preferido que sea el abanderado de cierto movimiento social o ideología política no tiene nada que ver con que Enrique Dans sea coherente o no con sus principios.
    Ciertos comentarios (cambiosocialya) huelen a frustración y decepción que han sido originadas no por una actuación inconsistente de Enrique Dans pero por un modo de interpretar las cosas monocrómica y blanconegrista por parte del propio cambiosocialya.
    Puede ser que hubiese preferido que el modo de distribución del libro sea diferente (aunque creo que los que necesitan educación TIC leen exclusivamente en papel) pero no confundo lo que yo hubiese preferido con la consistencia o no de la posición de Enrique Dans.
    Luego, los comentarios agrios que utilizan adjetivos pseudo descalificantes no hacen más que demostrar la falta de credibilidad de quienes los escriben.

    Responder
  14. estafa adagreed

    Simplemente comentarte que hay varias faltas de ortografía muy gordas en tu post. Algo así como decir “el por qué” cuando en realidad es “el porqué”.

    La lectura del mismo no me ha aportado nada nuevo. Bueno sí, la animadversión que destilan tus palabras hacia Enrique Dans. Poco más.

    Responder
    1. JLP Autor

      “estafa”, ante todo, muchas gracias por la indicación gramatical. Contra el Sr. Dans yo no tengo ninguna animadversión. En ningún momento le falto el respeto como persona, me limito a realizar una crítica de la coherencia de su discurso –considerando su carácter de personaje y creador de opinión-, de la misma manera que tengo el derecho de criticar a un político, periodista, tertuliano o cualquier otro creador de opinión social, económica o política. En otras palabras: estoy ejerciendo mi derecho de libertad de expresión.

      Responder
  15. cambiosocialya

    Ante todo, comprendería que muchas personas tuvieran cierta animadversión por el “señor” Dans, sobre todo por cosas como estas:

    http://clondans.wordpress.com/2009/10/09/dans-insultando-reloaded/

    Luego parece que los seguidores de Dans os molestáis mucho cuando alguien le critica con todo el respeto del mundo (como se está haciendo aquí). Pero no decís nada cuando salen cosas como la del link de arriba por su boquita. Supongo que eso también es muy coherente de vuestra parte.

    El que vea coherencia en la actitud de Dans, sinceramente, no sé en que mundo vive.

    Responder
  16. Mario

    Dans no es un autor de novelas más, es profesor en una escuela de negocios y experto en TICs.

    La razón principal por la que sigo su Blog es porque dedica buena parte de sus entradas a dar noticia de un nuevo modelo de negocios basado en el long tail, la economía de la atención, la libre circulación de contenidos, etc, que tornan en obsoletos y caducos los derechos de autor, la producción, promoción y distribución física de copias y el papel de las industrias culturales en general.

    Bajo esta premisa económica, Dans apoya la piratería online, incluso el negocio de quienes indexan de piratería, culpando y demonizando a los propios autores e industrias de contenidos por su falta de adaptación al entorno digital.

    La licencia CC que utiliza Dans no es sin embargo aplicada de manera pro-activa, es decir, tratando de beneficiarse de los supuestos beneficios económicos inherentes a la libre circulación de contenidos, sino como una concesión a regañadientes ante lo inevitable: “como no puedo impedir que me pirateen os dejaré hacerlo”.

    Dans es coherente entonces porque nunca explicó ni describió claramente el cómo funcionaba este nuevo modelo de negocios y al hacer lo que hizo demostró con los hechos que este modelo en realidad nunca existió.

    Pero Dans es incoherente al exigir para sí respeto a sus derechos e intereses como autor (y los de su editorial) en su estrategia de ventas, mientras que niega y desprecia los derechos e intereses de otros autores que también elijen una estrategia similar.

    Dans es nuevamente coherente al titular su libro “Todo va a cambiar” puesto que lo primero que ha cambiado ha sido el propio Dans.

    En resumen y al igual que Cantinflas, Dans es coherente en sus incoherencias.

    Responder
  17. JLP Autor

    En este caso, el CC es una cortina de humo al apostar por una editorial -modelo de negocio- que tiene bien atado sus canales de distribución. El objetivo de la editorial es vender X unidades, alcanzado ese objetivo, lo que se diluya por la Red en PDF o formato ebook sin DRM les trae al pairo. Business are Business y lo demás un atrezzo de opereta.

    Responder
  18. Pingback: La hipocresía de Dans y los derechos de autor: nada ha cambiado « ¡Cambio social ya!

  19. Álvaro Felipe

    Yo veo el asunto muy claro: les duele que Dans no les haya regalado su libro. Si hubieran leído desde un inicio la crónica del libro habrán notado que Dans escribe que es la misma editorial la que lo convence para escribirlo y lo asesora en todo el proceso. Y al terminar todo, esperan ustedes que Dans se ría en la cara de la editorial y les diga: gracias chicos, ahora voy a vender, regalar, compartir lo que me de la gana mi libro: ustedes pueden irse al cuerno aunque es por ustedes que el libro existe. ¡Ya pues, resentidos porque no les regalaron el juguete!

    Otra cosa que no termino de entender es por que siguen comparando el libro físico con los discursos de dans sobre la neutralidad de la red, eso solo demuestra una carencia preocupante de inteligencia. Que apunten y disparen contra la versión para Iphone es hasta mas coherente porque ahi sin encaja lo de las copias, descargas, los bits, etc etc. Pero, ¿en el libro físico? Y hablan con una petulancia que hiede sobre incoherencias y bla bla bla. La editorial tiene los derechos del libro, hay un contrato firmado y se acabó. Si quieren en libro comprenlo, no insulten porque no se lo regalan. Dans lo ha publicado con CC y eso nadie lo menciona, solo siguen llorando porque no les regaló el libro. Si el lo hubiera hecho solo, completamente solo, habria un botón de descarga en su blog (como los hay en otros sitios de bloggers que han escrito libros digitales), pero están olvidando que no es un libro digital, sino el proyecto de una editorial que ha estado en todo el proceso. La única critica que podría comprender es la de versión para Iphone que está bastante costosa. Apunten y disparen ahi que creo que tienen razón. Pero estar atacando al libro en papel es bastante iluso. Cito a Dans a ver si por fin se les ilumina el entendimiento:

    “No se puede comparar al robo de propiedad física, es una falacia conceptual que solo los más ignorantes se atreven a mantener. La difusión no perjudica a los artistas cuando se asume que el modelo de cobrar por copia ha desaparecido. No se puede aspirar a cobrar por algo, generar una copia, que ya no cuesta nada. Producir música no es gratis, copiarla sí. Por tanto, hay que generar valor de otra manera. Proteger el negocio de las copias es absurdo.”

    Mas claro imposible, una cosa es la propiedad física (el libro en papel en este caso) y otros son los bits que se copian con un clic. ¿no les quedó claro?, luego dice que hacer una copia no cuesta nada y obviamente se refiere a los medios digitales porque un par de clics y ya tienes una copia. Pero del libro en papel, ¿están seguros que hacer una copia no cuesta nada?

    Sigan hablando de incoherencias producto de sus lecturas sesgadas. El tema está muy claro, confundir un libro físico (en papel) con el discurso de las copias y descargas por internet es descabellado por donde se lo mire. Son mundos distintos.

    Responder
    1. JLP Autor

      Álvaro, agradezco tu comentario y el tiempo dedicado. Únicamente matizar tres cosas y te rogaría que vuelvas a leer con detalle mi post:
      No se critica que Dans publique un libro y cómo lo quiere distribuir.
      No se insulta a su persona. Se critica su discurso y falta de coherencia entre el dicho y el hecho.
      Criticar a alguien, exponiendo otro punto de vista, sobre todo cuando se trata de una persona con proyección mediática, es decir creador de opinión, es un ejercicio saludable y de libertad de expresión en una sociedad democrática.

      Responder
      1. Álvaro Felipe

        Quizás de tu lado no, pero sabes bien que esto se ha prestado incluso a insultos personales totalmente inmerecidos. Y por último, repito y sostengo (he citado incluso un fragmento del blog de Dans) que la discusión sobre un producto físico (libro en papel) no se mezcla jamás con la de un medio digital (como podría ser el libro en la versión para Iphone). El mismo dans lo ha dicho, robo es el robo de la propiedad física, hacer clic en un enlace para bajar algo no es robo, es solo sacar una copia que no cuesta nada. En el libro en papel no se aplica. Así que la incoherencia yo la sigo viendo del lado de quienes quieren juntar peras con manzanas (medios físicos y digitales).

        Responder
  20. cambiosocialya

    Álvaro, tu discurso es igualmente inconsistente, y si me permites, un poco absurdo.

    La incoherencia la he descrito por activa y por pasiva, pero ya renuncio a explicarla otra vez: para mi (y para muchos) es clarísima, pero parece que algunos os negáis a verla, no entiendo por qué.

    Lo que dices tú (distinguir entre la copia física y la digital) es precisamente lo que descuadra el discurso de Dans y lo hace incoherente, pues siempre ha defendido la copia “digital” y ha despreciado la física, dando por bueno en otros casos el pisoteo por parte de la red que supone el no protegerla, como él mismo hace con su libro. Si eso no es una incoherencia enorme, repito: no sé en qué mundo vives, seguramente en uno virtual en el que solo existe la Internet 2.0.

    En última instancia, se podría decir lo mismo que tú dices de cualquier producto audiovisual (un DVD es físico, un CD es físico). Pero a Dans le importan un pepino los derechos de los productores físicos de DVDs, de CDs, y lo que haga falta. Ahora bien, le importan un pepino hasta que él mismo publique un DVD, un CD, o lo que haga falta: entonces sí reclamará para él con cualquier excusa barata los derechos que en los demás, le importan un pimiento.

    Responder
  21. Pingback: Un nuevo lobby. La Asociación Española de Economía Digital | Rizomática

  22. Pingback: La hipocresía de Dans y los derechos de autor: nada ha cambiado « El blog de Enrique Dans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *