Experiencias 2.0 o la recuperación de viejos hábitos

Café Gijón

Los medios sociales  -aplicaciones y espacios 2.0-  están contribuyendo a la virtualización de las experiencias, entendiendo éstas como el hecho de haber vivido, sentido, conocido o presenciado alguien o algo. Asimismo,  también se están virtualizando muchas de las formas de socialización  dominantes de nuestras culturas.

En una reciente entrada en su blog, Javier Llinares explica su experiencia con la  aplicación de la pecera virtual de Facebook y como la vive. Una experiencia que me recordó la que me tocó vivir, hace unos años, con una pecera real: limpiarla, dar de comer a los peces, retirar los peces que se han muerto, comprar nuevos peces y adornos para la decoración. En fin, una recreación vivencial de las actividades  y procesos asociados a la pecera y su ecosistema.

En los casi 4 meses que llevo en Twitter, en el flujo constante de los monólogos y conversaciones de las personas que sigo, observo que, cada vez más, se asemejan a las experiencias que se viven o vivían en los viejos casinos, ateneos y bares de los pueblos y barrios, en los pubs ingleses o en los bistrots franceses.

En Twitter van surgiendo espacios de encuentro de personas que van a conversar, escuchar, decir la suya, autopromocionarse –crear su marca- o simplemente observar. Una amalgama humana que se va articulando según sus afinidades e intereses y, en general, donde domina una convivencia formal. En Twitter, de forma consciente o inconsciente se van recreando los comportamientos sociales y culturales dominantes:  cada uno busca la mesa y los parroquianos para remover las fichas del dominó y pegar la hebra sobre cualquier cosa, con la ventaja de que, a diferencia de los pueblos o los barrios, la barrera geográfica se ha roto: los paisanos son globales.

En las tácticas y estrategias del Marketing 2.0, en los discursos que se están elaborando, en su esencia,  están reproduciendo las experiencias  de los viejos tendero del barrio y pueblo. Ese señor que, de forma intuitiva, practicaba un marketing relacional mucho antes de inventarse el término: conocimiento profundo del cliente –como persona y como consumidor-, conversación y, si se terciaba, colaboración o cooperación con el barrio o el pueblo.

También podríamos citar, porque los más jóvenes prefieren el Menssager al Twitter y vemos que está relacionado con la experiencia, con sus vivencias. El Menssager les permite una comunicación más tribal y más intima a diferencia del Twitter un entorno más adulto y abierto.

La Web 2.0, está cambiando, para millones de personas, las formas de relación entre producción y consumo de contenidos en la Red. Se está incorporando  y compartiendo información privada en el ámbito público y está surgiendo una cierta retórica sobre la “democratización”: puesta en valor del “amateur” en detrimento del “experto”; control de los usuarios sobre los contenidos; nuevas vías de colaboración, participación y cultura abierta; o la oportunidad de que nuestros textos puedan ser leídos, nuestros videos vistos o nuestra música escuchada  sin intermediarios. Son cambios importantes y con unas implicaciones sociales y culturales difíciles de evaluar o predecir.

Por el momento, intuitivamente estamos trasladando y reproduciendo en el entorno virtual las formas de socialización dominantes, eso sí, recuperando viejos hábitos y experiencias que fueron relegadas por la Modernidad en el siglo XX.

Los investigadores sociales tienen, en los medios sociales de comunicación,  un extenso campo de investigación de nuevas formas de socialización emergentes con importantes transformaciones culturales. Ahora bien, como afirman David Beer y Rogers Burrows en sus planteamientos para una Sociología en la Web 2.0, el investigador social tendrá que estar en las redes, en las comunidades online y los movimientos colaborativos para ver que es lo que está pasando, analizarlo y poder describirlo.

Queda mucha tinta en el tintero y muchas cuartillas en blanco. Seguiremos hablando del tema.

Véase: Beer, D and Burrows, R (2007). “Sociology and, of and in Web 2.0: Some Initial Considerations”. Sociological Research Online, Volume 12, Issue 5. July 19, 2009  http://www.socresonline.org.uk/12/5/17.html

Un pensamiento en “Experiencias 2.0 o la recuperación de viejos hábitos

  1. Roberto

    Los negocios siempre se han tratado de marketing relacional, aunque apenas ahora con el web 2.0 le esten poniendo etiquetas al término. Yo tengo 31 años, y prefiero twitter.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *