Facebook. Una mirada a su ecosistema

SPIDERAlrededor de Facebook se está configurando un ecosistema de relaciones sociales, contenidos y aplicaciones que nadie podría haber imaginado a priori. Un ecosistema en plena expansión que ya ocupa la 4ª posición en el ranking de los sitios web más visitados detrás del eterno trío -Google, Yahoo! y Microsoft- y lidera la primera posición de las redes sociales online.

En algo más de 5 años, una red social online que fue desarrollada para uso exclusivo de los alumnos de la Universidad de Harvard,  ha alcanzado la cifra de 350 millones de usuarios registrados convirtiéndose en la red social más extensa del mundo –únicamente el 30% de sus usuarios provienen de los Estados Unidos-.

Pero no son solo los 350 millones de usuarios los que pueden acceder directamente a Facebook, además, con el lanzamiento en diciembre de 2008 de su interfaz de aplicaciones Facebook Connect ha conseguido que cada mes una media de 60 millones de usuarios puedan interaccionar con la red social a través de más de 80.000 sitios webs -entre ellos 50 de los más importantes del mundo- y dispositivos –incluidos iPhone y Xbox-. Una interfaz que ofrece servicios de autentificación a otros sitios web y de publicación directa de contenidos de esos sitios web en Facebook permitiendo  que algunos incrementen de forma sustancial el tráfico hacia su espacio web.

Con el interfaz Facebook está consolidando una red de conexiones entre sitios web y contenidos con un crecimiento espectacular en los últimos meses al pasar de las 15.000 de septiembre de 2009 a los 80.000 de principios de diciembre. Sin olvidar las 500.000 aplicaciones actuales que los propios usuarios o empresas terceras han desarrollado en Facebook y que aportan un cierto valor a los usuarios en el manejo de sus contenidos, entretenimiento y en la relación con terceros. Unas aplicaciones que están teniendo un importante crecimiento en el ámbito del juego social –Playdom, Zynga, Playfish, Scrabulous, Texas HoldEm Poker, Paradise Paintball 3D, etcétera-.

Facebook está consiguiendo con su política de conectividad y desarrollo de aplicaciones la procrastinación de una parte de nuestro tiempo en su red, porque ya no es una simple red social donde una persona simplemente mantiene una red de amigos, conocidos y saludados y se conecta para consultar las actualizaciones de estado o añadir algún contenido a los muros. Es una red que está desarrollando un complejo entramado, una especie de sutil tela de araña donde, las personas pasan más tiempo y, obviamente, es un terreno abonado para desarrollar un nuevo y potente marketing online en un espacio donde se concentra millones y millones de personas, con la posibilidad de identificar sus perfiles personales y el de sus relaciones.