Fast Knowledge. Twitter propicia el conocimiento basura

Si la comida rápida –Fast Food– es considerada comida basura, el conocimiento rápido –Fast Knowledge– también podría ser considerado conocimiento basura.

Una rápida mirada al Fast Food o “comida basura” observamos que ésta  se caracteriza por su facilidad de consumo al estar acompañado de componentes que estimulan el apetito y la sed y aditivos alimentarios que potencian el sabor y la presentación, aportando mucha grasa y pocas vitaminas y proteínas, sin olvidar un cierto prestigio social de consumo al ligada a formas de ocio juvenil. Además, el Fast Food se fundamenta en un modelo de producción y distribución caracterizado por la homogenización de todos los procesos,  no hay espacio para la improvisación o las sorpresas y  todo el mundo come y saborea la misma comida – en Barcelona o en Beijing-. Lo contrario al Fast Food es el Slow Food o la recuperación del placer gastronómico que proporcionan los alimentos, aprendiendo a disfrutar de la diversidad de sabores y recetas, a reconocer la variedad y a respetar el ritmo de las estaciones del año.

Y lo mismo pasa con el Slow Knowledge conocimiento o conjunto de información que acumulamos mediante la experiencia, el aprendizaje o través de la introspección, y que interrelacionamos para generar nueva información la cual, a su vez, es fuente de nuevo conocimiento. Una espiral que crece y crece a través de  un proceso lento de percepción sensorial, entendimiento y razón. Un proceso donde la dialógica es clave con la aportación de argumentos y refutaciones basados en pretensiones de validez y no de poder.

Lo contrario es ese conocimiento explícito basado en la creencia, la opinión o la sentencia que forman parte del ámbito de lo probable y lo aparente, un conocimiento basura –Fast Knowledge– por su rapidez en la adquisición saltándose todo el proceso cognitivo. Y Twitter, por sus características, es como un local de comida rápida donde la transmisión de conocimiento queda estandarizada en un formato de 140 caracteres sujeto al flujo continuo de los timelines y los retuiteos, un flujo donde domina el divagar, la ocurrencia y la sentencia sin fundamentos y sin argumentos. Además, por su componente social –seguidores/seguidos- se consolidan ciertos clanes de “poder-influencia”, donde las fobias y las filias están al orden del día, y donde se tiende a hacer piña con los afines rehuyendo de la razón de la crítica para pensar y analizar la realidad en que vivimos. Se evita la confrontación de las ideas, se intenta desviar la atención o no contestar nada, callando o fingiendo que lo aducido por otra persona no existe y, por tanto no necesita réplica.

El resultado es que para un número indeterminado de personas el flujo de su timeline es su fuente de conocimiento, tanto en la producción como en el consumo,  y, por tanto, como en la comida basura mucha grasa y pocas vitaminas y proteínas.

Esta reflexión no invalida Twitter como espacio social virtual/real de relación, comunicación, promoción o para compartir referencias a terceros –artículos, libros, blogs, noticias, etc.- que nos permite alimentar nuestro Slow Knowledge.

¿Qué opinas?

11 pensamientos en “Fast Knowledge. Twitter propicia el conocimiento basura

  1. José Miguel Bolívar

    Comparto el análisis en líneas generales pero creo, una vez más, que el problema no es twitter sino determinados tipos de usuarios de twitter. No creo que en twitter haya demasiado conocimiento y coincido en que el poco que hay es mayoritariamente conocimiento-basura. Pero sí hay un volumen interesante de punteros que dirigen a un conocimiento de calidad (enlaces a buenos artículos y a blogs de gente interesante). Quedarte en la anécdota de consumo rápido o saber ir más allá y explotarlo es una decisión personal.

    Responder
  2. Javier

    El conocimiento adquirido mediante Fast Knowledge rápidamente pasa al olvido, el conocimiento adquirido mediante el aprendizaje diario, poco a poco, “saboreándolo” y entendiéndolo ese se graba a fuego en nuestra “sesera”.
    Nunca se me ocurriría meter en la misma frase Twitter y conocimiento.

    Un saludo

    Responder
  3. balhisay

    Me parece un interesante tema de debate y seguro que encontrarás tantas adhesiones a tu razonamiento como voces en contra. Aprendizaje y conocimiento creo que se deben servir y degustar ‘slow’ pero twitter genera espacios de discusión a tener en cuenta [nada que ver con el tema Reverte/Moratinos, claro está]. Yo, al menos, he sido espectador [e incluso alguna vez me he atrevido a participar] de debates interesantes y de calado. Que me hubiera gustado presenciarlos en el Café Suizo, con un capuccino y pipa en mano bien cargada, también, pero es lo que hay.

    Asociar twitter a conocimiento es realmente una licencia casi literaria cuando realmente estamos pensando en twitter como lugar de intercambio de información , más o menos relevante según quien la pase, que puede ser parte de un auténtico proceso de construcción de conocimiento.

    En cualquier caso Twitter si que pone de manifiesto la cada vez mayor relevancia de los microformatos.

    Responder
  4. Rosa

    Hola! mientras iba leyendo, cada vez disentía más, pero al final, cuando dices que no invalida el conocimiento, la oportunidad de “comunicación, promoción o para compartir referencias a terceros –artículos, libros, blogs, noticias, etc”.
    Es precisamente esto, el fast Knowledge permite luego pasar al slowKnowledge.
    Por mi experiencia, debo decir que gracias (entre otros) a Twitter, puedo actualizarme, saber de que se habla hoy en tecnología, gestión de capital humano, los problemas que laborales que existen en otras partes del mundo y como lo van resolviendo (soy de Argentina). Más todavía, lo bueno es la diversidad de personas que aportan, con sus ideologías, sus conocimientos y la posibilidad de seguir de cerca los Congresos, que por acá, no abundan con esa modalidad.
    Saludos!

    Responder
  5. JoseLopezPonce Autor

    Javier, Twitter se caracteriza por su capacidad de comunicación y creación de comunidad, es decir, componentes esenciales para establecer un espacio dialógico y, por tanto, foco de conocimiento. No tengo tan claro que el conocimiento basura pasa al olvido, son sentencias y frases contundentes que muchas personas interioriza y que pasan a formar parte de su discurso sin asimilar su campo conceptual o validar su proposicionalidad (el aprendizaje del loro).

    Balhisay, la intención de esta entrada en el blog es provocar el debate y, obviamente, me encontraré con adhesiones y voces en contra –para eso están los argumentos y las refutaciones instrumentos básicos del slow-. Obviamente, que en Twitter nos encontramos con debates interesantes y de gran calado o formas de críticas colectivas y corrosivas, en clave de humor, como el caso Reverte/Moratinos. En mi opinión la asociación de Twitter como espacio de fomento del conocimiento no es “una licencia casi literaria” está en línea que tu expresas “lugar de intercambio de conocimiento” como lo intento explicar en la respuesta a Javier.

    Rosa, es cierto, Twitter es una ventana más al mundo para compartir información y experiencias y una oportunidad de sumergirnos en la diversidad, pero una cosa es el Fast donde algunos encuentran su espacio de confort intelectual y otra cosa es el Slow donde otros, a partir de referencias o comentarios inician un proceso cognitivo.

    José Miguel, como he ido argumentando, en Twitter no hay conocimiento en si mismo, pero es un instrumento para construir conocimiento, lo que ocurre es que su microformato invita a desarrollar ese “conocimiento” Fast que se repite y difunde como un Mantra en el propio Twitter o se difunde en otros espacios. Obviamente, las personas, en calidad de usuarios, somos responsables de elegir entre abandonarnos a un sonambumlismo narcotizante o desarrollar una capacidad crítica.

    Sinceramente, agradezco vuestro tiempo y observaciones a una reflexión que únicamente busca un mundo más Slow, tanto para las papilas gustativas como para las neuronas.

    Responder
  6. josegll

    Me parece muy ingenioso, muy acertado el concepto o la expresión, no sé, conocimiento basura. Muy interesante, y aún más su contrario, slow. Comparato contigo que hay que huir de los abolutos: éstas reflexiones y comentario no invalidan el valor de twitter, sin grandilocuencias desde luego. Un saludo,

    Responder
  7. Pablo Garzón

    Me parece importante que se traiga a colación que ya varias veces se ha dicho mas que una red social, Twitter es una red de información, entendiendo ésta como hechos, datos, noticias que al final de cuentas en su mayoría las consumimos para que al siguiente día otra de mayor novedad o relevancia tome su lugar. Diferente es el conocimiento, o slow food, que ya se ha explicado adopta un masticado más lento y complejo para devenir en una mejor digestión a nuestro entender. Al final del día, esta plataforma se enriquece cada vez más al reunir a personas que dan pautas y comparten justamente enlaces de mayor relevancia que una noticia, y de ahí podemos decir radica su creciente fortaleza.

    Responder
  8. Zicoxy3

    Si se abusa de la “comida basura”, igual que de cualquier otra clase de comida, sin mirar lo que comes, engordas y es probable de tener más enfermedades.
    Si lo aplicamos a Twitter y los “conocimientos basura”, es casi igual. Si lees algo en la red o en cualquier red social y no lo contrastas, digieres y matizas, corres el riesgo de “oir campanas sin saber dónde”.
    Twitter y demás redes son grandes herramientas para las noticias y los comentarios, para construir e instruir, pero como todo, sin abusar.

    Responder
  9. Eduardo

    Estoy de acuerdo con lo que planteas, pero no sólo afecta a twitter. Con los blogs pasa igual, en el último congreso de internet comentaron que empresas pagan 1 Euro por post en blogs creados para mejorar posiciones en buscadores.
    Nosotros estamos implementando una gramática que permitirá entender los textos y que el ordenador responda a las preguntas, en vez de, como ahora, ofrecer una lista de páginas donde encontrar la respuesta. Cuando le planteamos esto a una empresa especializada en SEO (posicionamiento en buscadores) nos preguntó… ¿Y esa máquina no podría generar textos con sentido que contuvieran una serie de palabras que le diéramos?…
    La verdad es que me quedé sin habla, sobre todo porque, cuando lo consigamos, el posicionamiento en los buscadores dejará de tener sentido, supongo…
    Demasiada basura por la red, lo bueno es que están apareciendo un montón de recursos olvidados en forma de libros de primeros del XX y del XIX, que demuestran que aunque no había internet la gente pensaba y a veces con más libertad mental que la que tenemos ahora…

    Estupenda web.

    Un saludo

    Eduardo

    Responder
  10. JoseLopezPonce Autor

    Eduardo, es cierto que el “conocimiento basura” no es exclusivo en Twitter, lo podemos encontrar en cualquier medio, sea online y offline, en este caso me centraba en analizarlo en un determinado contexto. Interesante el tema sobre la motivación del SEO sobre vuestros algoritmos, primar el posicionamiento sobre la calidad del contenido, es un dato sobre ciertas tendencias. A lo largo de la historia de la humanidad el ser humano ha ido elaborando y consolidando las bases del conocimiento que disfrutamos hoy en día, no debemos olvidar que una parte fundamental de este conocimiento, en nuestro contexto, se remonta a la Grecia clásica. Internet es un instrumento que nos permite difundir, compartir y elaborar conocimiento de una forma nunca jamás conocida, pero la libertad mental, la visión crítica, la capacidad de razonar es un atributo humano con independencia de la herramienta.

    Gracias por tu tiempo y un cordial saludo

    Responder
  11. Pingback: Fast Knowledge y la lectura en titular | Pisito en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *