Google. El que mucho abarca poco aprieta

La convergencia en la Red está provocando que las grandes empresas del sector exploren expandirse hacia otra áreas de negocios fuera de su “core business” y entren en una dura competencia. En esta línea, Google es, en estos momentos, una de las empresas que se manifiesta más agresivas. En un mes ha realizado una serie de movimientos como el Nexus One, en la primera semana de enero, anteayer con el Google Buzz y ayer con la red de banda ancha ultra rápida.

El Nexus One, por el momento no está teniendo el éxito esperado. Según la consultora Flurry, únicamente vendió 20.000 mil unidades en su primera semana (cerca de 80,000 en todo el mes). Más bien un fracaso si lo comparamos con su rival objetivo Apple, que con el iPhone  3G vendió 1,6 millones en una semana en junio de 2009 –sin olvidar su base instalada de 27 millones de usuarios de las generaciones anteriores-. Además, los usuarios se han encontrado con muchos problemas y un soporte de atención al cliente nulo que Google intenta subsanar. Le queda un largo camino para que pueda pillar al iPhone.

El Google Buzz, un mix entre Facebook, Twitter y Foursquare, intenta articular una red social alrededor de su servicio Gmail y competir directamente con las redes sociales consolidadas como Facebook o MySpace entre otras. Lleva unas 48 horas en funcionamiento y está provocando bastante decepción entre los primeros usuarios tal como se recoge en las primeras valoraciones. Un tema que ya comenté el día de su presentación en ¡Corre, corre Google Buzz a ver si pillas a Facebook!.

Ayer, Google anunció que quiere empezar a experimentar con una red de banda ancha ultra rápida ( 1gigabit/seg.) en algunas poblaciones de los Estados Unidos, para servicios como la telemedicina, visionado de películas en alta definición o educación 3D. Un proyecto que quiere integrar en el Plan Nacional de Ancho de Banda de los Estados Unidos. Una noticia que ha sido recibida con “alegría” por unos sectores de nuestro entorno a raíz de las declaraciones del Presidente  del Grupo Telefónica.

Esta por ver el alcance y viabilidad del proyecto. Si únicamente se queda en un entorno de experimentación de aplicaciones de nueva generación, un campo donde el consorcio Internet2 lleva tiempo trabajando, o aspira a prestar servicios de conectividad de banda ancha ultra rápida cubriendo la última milla y, así, entrar en competencia con los operadores tradicionales. En este último caso, dudo que su motivación sea la sacrosanta  “neutralidad”  de la red y que los gobiernos y operadores de telecomunicaciones se lo permitan.

Obviamente, Google tiene dinero para experimentar nuevas formas de negocios, intentar competir en otros sectores en una dura pugna, o para comprar otras empresas, para se más exacto: 24.500 millones de dólares de tesorería al cierre del 2009 según la agencia Bloomberg.  Por tanto, mientras su “core Business” funcione puede permitirse el lujo de fracasar o no alcanzar el éxito esperado en sus incursiones en otros caladeros. Estrategia nada criticable, forma parte del sistema económico y genera competencia e innovación.

Por último, no olvidemos que una parte del Marketing de Google se apoya en una cohorte de creadores de opinión, aquí y al otro lado del Atlántico, que nos quieren hacer creer que cada vez que Google se tira un pedo en público debemos oler a Chanel 5.

Un pensamiento en “Google. El que mucho abarca poco aprieta

  1. Jean Beliveau

    El que mucho abarca, poco aprieta.. por eso hay que ir por pasos.
    Algunas personas piensan que podemos hacer todo lo que queramos y al mismo tiempo… claro que sí se puede!!! pero cuando haya aprendido a hacer cada cosa que quiere en el tiempo adecuado, para así, ir formando una escalera, y cuando llegue a la cima, se puede dar cuenta que si puedo hacer las cosas que siempre quiso y al mismo tiempo, al mismo tiempo, claro esta.. ese tiempo es su vida completa.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *