iPad. La estrategia de Apple y la comercialización de los productos culturales

Hasta ahora la Red como espacio comercial se está consolidado, con mayor o menor éxito, como mercado para  determinados sectores: financiero, viajes y turismo, comercio electrónico de bienes y servicios, servicios públicos y gestiones con las AA.PP o como canal complementario de atención al cliente, entre otros. Sin embargo, para la comercialización de los productos de la Industria cultural, hasta el momento, el sector se ha encontrado con muchas dificultades por diversos motivos. Básicamente la dificultad de evolucionar sus modelos de negocios tradicionales a un nuevo contexto y la facilidad de replicar sus contenidos y la distribución gratuita escapando a cualquier control comercial.

Ahora bien, tengo la impresión que Apple está entendiendo muy bien la dinámica de la Red y su transformación en un espacio preferencial para el consumo de masas de los productos de la industria cultural. Desde hace unos años, Apple ha ido cambiando radicalmente de estrategia en su modelo de negocio. Desde una posición de fabricante de un ordenador “exclusivo” –marca, diseño, etc. – asumido como la “herramienta” de los creativos de todo tipo,  a la posición actual: proveedor mundial de dispositivos móviles destinado al consumo de productos culturales –música, video, cine, juegos y textos –prensa y libros-.

Si repasamos los principales acontecimientos en la estrategia de Apple podemos observar lo siguiente:

  • Cuando en el mercado ya existían los reproductores mp3, con el lanzamiento del iPod, en el 2001, revolucionó el mercado. Al margen de la aureola de la marca heredara del segmento de los ordenadores y las características técnicas y de diseño del dispositivo, la principal innovación que incorporó fue integrar el reproductor con el iTunes  Stores,  la plataforma para comercializar música que ya cuenta con más de 100 millones de cuentas con tarjeta de crédito y que ha vendido más de 8.500 millones de canciones.
  • Cuando en el mercado ya existían los smartphones, con el lanzamiento del iPhone, en el 2007, volvió a revolucionar el mercado. Un dispositivo minimalista con un software intuitivo y de calidad que incorporaba marca, diseño y funcionalidades multimedia y que integraba, además de la telefonía móvil, el acceso a Internet –banda ancha móvil y Wifi- el concepto del IPod y ciento de aplicaciones. Obviamente también integro el nuevo dispositivo con la iTunes Store ampliando la oferta de servicios.
  • Cuando en el mercado ya existían los lectores de libros electrónicos, las consolas de juegos y los netbooks, hace unos días, Apple anuncia su nuevo producto el iPad, un dispositivo que, incorporando muchas de las características del iPhone, integra las funcionalidades de los lectores de los libros electrónicos, las consolas de juegos  y los netbooks. En estos días, desde la presentación del dispositivo, ha surgido varias críticas sobre deficiencias en las prestaciones al no cubrir la totalidad de la suma eReader+ videoconsola + netbooks, pero lo importante es que redefine el concepto de iTunes Store para convertirlo en el gran supermercado mundial de productos culturales.

Únicamente con la presentación del iPad, Apple está consiguiendo redefinir el mercado de los dispositivos y la distribución. De la noche a la mañana, ha dejado, por un lado, obsoleta la oferta mundial, desde un punto de vista tecnológico, de lectores de libros electrónicos y netbooks y, por otro lado, ha provocado un cierto pánico en el sector de las videoconsolas. Al mismo tiempo, está redefiniendo el mercado de la distribución de los productos culturales: pone en jaque a sectores de la distribución de los eBooks, fundamentalmente Amazon, y abre un amplio horizonte para que la prensa pueda canalizar su oferta de contenidos a través de iTunes Store.

Por su concepción, el iPad no es un nuevo gadget tecnológico, no es un tablet tal como lo había estado definiendo el mercado, es un útil dedicado básicamente a la visualización de contenidos y no para la producción de éstos, un compañero perfecto para el trabajo, el ocio y los desplazamientos que reúne acceso a información, vídeos y libros, prensa y juego: todo el universo de la industria cultural en un formato más o menos confortable dirigido a un amplio segmento de consumidores que no les plantea ningún problema pagar por contenidos culturales si éstos son accesible fácilmente.

Ignoro como va a evolucionar la estrategia de Apple y los que imiten su modelo de negocio, para eso están los “gurús” y sus bolas de cristal, pero, con el concepto de dispositivo como el iPad y la comercialización de productos y servicios a través de plataformas como iTunes Store, AppStore y su librería iBook, está marcando un antes y un después en la distribución y comercialización de contenidos culturales de pago consolidando un equivalente a las cadenas de distribución como “El Corte Inglés”, es decir, un sitio donde podemos encontrar “casi todo”.

http://www.youtube.com/watch?v=SwjJ4Y566vI&feature=fvst

The Apple iPad

2 pensamientos en “iPad. La estrategia de Apple y la comercialización de los productos culturales

    1. JLP Autor

      Luis
      Ignoro como lo va a recibir el mercado. Pero, creo que hay un segmento importante de consumidores con poder adquisitivo que el tema de que sea propietario les importa poco. Hasta el momento, iPod & iPhone + iTune se ha consolidado muy bien en mercado siendo entornos propietarios.
      Un saludo y gracias por tu comentario

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *