IT History Society. Asegurar el futuro conservando el pasado

Nuestro presente actual está caracterizado por una abundancia de información que da lugar a una pobreza de la atención, tal como nos señaló Michael Goldhaber en su artículo “La economía de la atención y la Red”. Una pobreza de la atención que tampoco ayuda a reflexionar sobre el pasado.

Los buscadores como Google nos permite seleccionar, en décimas de segundos, cuantitativamente una ingente masa de información sobre un tema de acuerdo con unos criterios de búsquedas más o menos afinados, pero la selección cualitativa, es decir, la búsqueda de la información realmente relevante y contrastada requiere dedicar mucho tiempo para discriminarla de la ingente masa de contenidos que te puede ofrecer Google.  Por ejemplo, una búsqueda sobre la “inquisición española” en 0,18 segundos me ofrece cerca de 62.000 referencias al tema y si la realizo en inglés “spanish inquisition” en 0,24 segundos me ofrece 736.000 referencias. A partir de aquí, si no nos conformamos con los criterios del PageRank para seleccionar las más relevantes,  el trabajo puede ser ingente para ir acotando la información en términos cualitativos.

Por este motivo, son importante los sitios Web que se dedican a seleccionar y catalogar y documentar los enlaces a contenidos de acuerdo con un área temática o de conocimiento. En este caso me parece muy interesante el caso de IT History Society (ITHS), una comunidad en red de unos 500 miembros de todo el mundo, en la que participan desde académicos hasta personas aficionadas al tema, que trabajan conjuntamente en la recogida de documentación, conservación, catalogación e investigación sobre la historia de las tecnologías de la información.  La ITHS es la heredera de la Fundación Charles Babbage.

En ITHS podemos encontrar un amplio catálogo documentado de enlaces a sitios dedicados a la historia de las tecnologías de la información y videos. ITHS también suministra herramientas, asesoramiento y asistencia a las empresas del sector que deseen preservar su historia, una actividad que no sólo tiene valor para la investigación a largo plazo, sino que, según la propia institución, puede aportar una proyección en el mercado para la propia empresa.

Un sitio recomendable para cualquier persona interesada en adquirir una perspectiva sobre la evolución de las nuevas tecnologías de la información.

Mi primer ordenador, cuando a los 17 años inicié mi carrera profesional en las TICs en IOR, Consultores de Organización.

IBM 360 Mainframe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *