Jaque a la Neutralidad de la Red

Comcast, el mayor proveedor de acceso a Internet en los Estados Unidos acaba de ganar un recurso contra la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), una batalla que duraba más de dos años. La Corte de Apelaciones federal ha negado el derecho de que la FCC pueda imponer la Net Neutrality –la neutralidad de la red- a un proveedor de acceso (ISP), aunque la sentencia no pone en entredicho la neutralidad como tal.

Comcast aplicaba una política de filtrar determinados contenidos según sus fuentes y destinos. La FCC la había sancionado por discriminar el tráfico y le había obligado a dejar circular los contenidos de sus clientes sin filtrar el tipo o métodos utilizados para acceder a él. Decisión que recurrió la operadora y que la Corte de Apelaciones acaba de dictaminar que la FCC se extralimitó en sus competencias ya que el sistema de tarifas es una cuestión exclusiva de las operadoras y que la agencia estatal no puede impedir que éstas establezcan diferentes tarifas de Internet según el tráfico o la velocidad de descargas.

Según The Washington Post, la decisión de la Corte de Apelaciones podría afectar la capacidad de la FCC para continuar su defensa de la neutralidad de la red. Además, se tiene que enfrentar a un difícil reto para seguir adelante y tratar de pasar de ser un órgano regulador de la era del teléfono y la televisión a ser un órgano regulador en la era de las redes.

La sentencia Comcast contra la FCC no es un jaque y mate a la neutralidad de la red, pero ponen en evidencia la fragilidad de ésta como nos señala la coalición Save the Internet que denuncia las intenciones de las grandes operadoras – AT&T, Verizon, Comcast y Time Warner Cable – de propiciar una red donde se pueda filtrar y priorizar el tráfico y el acceso de acuerdo con sus intereses. Unas operadoras que están gastando cientos de millones de dólares para presionar, vía lobbies, al Congreso y a la FCC. El mayor peligro que detectan es que si no se legisla para que todas las redes sean abiertas y neutrales en todo el país,  la neutralidad que se deriva del Plan Nacional de la Banda Ancha únicamente estará garantizada para las líneas desplegadas con las inversiones públicas del Gobierno Federal.

En la coalición  Save the Internet participan cientos de personalidades y organizaciones de todo tipo y cuentan con el apoyo de empresas cuyo modelo de negocio requiere dicha neutralidad como: Amazon.com, eBay, Google, Intel, Microsoft, Facebook, Skype y Yahoo. Además del compromiso del Presidente Barack Obama.

Y, como expresé en una entrada anterior, It’s the economy, stupid. Las Telecos mueven sus fichas, hay muchos intereses económicos en juego y no se tiene claro cual será el desenlace final. Lo que está claro es que las decisiones que se tomen en Washington nos afectarán para bien o para mal.

The Net Neutrality

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *