La UE quiere liderar la Web 3.0

Según un informe de la Comisión Europea hecho público este lunes pasado, la Web 3.0 son una realidad todavía incipiente y, por tanto, es una oportunidad para los nuevos usos de Internet y sus implicaciones para un cambio radical de la Sociedad.

 

«La Internet del futuro cambiará radicalmente nuestra sociedad», ha declarado Viviane Reding, Comisaria responsable de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación. «La Web 3.0 significa la posibilidad de hacer negocios, divertirse o crear redes sociales en cualquier momento o en cualquier lugar, sin discontinuidad, mediante redes rápidas, fiables y seguras. Pone fin a la división entre líneas móviles y fijas. Supone un salto cualitativo impresionante en la escala del universo digital de aquí a 2015. Europa posee conocimientos técnicos y capacidad de red suficientes para liderar esta transformación. Debemos asegurarnos de que la Web 3.0 se haga y se utilice en Europa».

El informe de la Comisión se apoya en dos aspectos que consideran claves para la “(re)evolución”  de Interrnet: el desarrollo de la banda ancha (la mitad de los europeos ya tienen acceso) y que las nuevas aplicaciones tecnológicas convertirán a la Red en un “Internet de los objetos“, con constante interacción de máquinas, vehículos, dispositivos, sensores, etc. Sobre este segundo aspecto, la comisión tiene la intención de lanzar una consulta pública a todos los estamentos socioeconómicos (Universidades, Centros de investigación, empresas, Organismos de normalización y estándares, asociaciones de consumidores, sindicatos y otras asociaciones civiles.

Hasta aquí, la noticia. Ahora la opinión:

Siempre es loable que la Comisión esté al tanto de las tendencias de las nuevas tecnologías e intente actuar como un facilitador para su impulso en todos los ámbitos de la sociedad. Pero, como es habitual sus planteamientos pecan de grandilocuencia (La Internet del futuro cambiará radicalmente nuestra sociedad)  y se olvida que la propia dinámica de la Red va marcando la consolidación de tendencias y aplicaciones (por ejemplo: la Web 2.0)

Una grandilocuencia que no ha cambiado desde aquel lejano Informe Bangemann, del año 1994, donde se diseño el Plan de Acción para afrontar los retos de Europa en la Sociedad de la Información global.

Un pensamiento en “La UE quiere liderar la Web 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *