Lo que le respondería Einstein a estoloarreglamosentretodos.org

La campaña publicitaria estoloarreglamosentretodos.org tiene un alto componente de optimismo narcotizante “buenrollito” está promovida por la Fundación Confianza, un organismo que agrupa a un selecto grupo de las grandes empresas españolas, con una importante participación del sector financiero y  tiene como objetivo pretender “elevar” la moral de los ciudadanos de este país. Eso si, sin el mínimo indicio de autocrítica.

Un mensaje patrocinado por  empresas que contribuyeron a la burbuja inmobiliaria, empresas que tienen como política expulsar del mercado del trabajo a sus empleados mayores de 52 años –alguna con 48 años-, empresas que su único slogan es “consumid,  consumid malditos”. Un ejercicio de hipocresía en un momento en que se le está cargando en las espalda de los ciudadanos las responsabilidades y las incompetencias del poder económico de estos últimos años.

A Albert Einstein se le atribuye la siguiente reflexión y, si estuviera entre nosotros, con toda probabilidad su respuesta sería:

No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado“.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro.

Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

Mucho más coherente y realista la contracampaña “Esto deberían arreglarlo los que lo jodieron” en estos momentos, en Facebook son cerca de 50.000 ciudadanos expresando su rabia y críticas. Porque la realidad es que hay que asumir la crisis para transformar todo lo que no funciona.

16 pensamientos en “Lo que le respondería Einstein a estoloarreglamosentretodos.org

  1. Pingback: El fiasco del marketing de estosololoarreglamosentretodos | Rizomática

  2. esbirro

    La crisis es un cuento mas, siempre hay despidos en las empresas pero en crisis no se ven tan mal.
    La economia va mal… sera por lo mal regulada que esta se favorece y premia la codicia, ¿estariamos tan mal si se pudiese contabilizar todo el dinero B?
    Si en vez de haberse invertido el dinero en pelotazos, se hubiera gastado en investigacion real…

    Responder
  3. dodonpachi

    Sin ánimo de parecer un talibán de la lengua. Es “Consumid, consumid malditos”

    El imperativo acaba en “d” (el infinitivo en “r”)

    … Y que lo arregle el que lo ha roto, por supuesto ^_^

    Responder
  4. yop

    ¿50.000 ciudadanos en Facebook?
    ¿ciudadanos…?

    Esta gente, cuando se convocaron elecciones en los últimos 15 años, ¿dónde andaban? Y en las manifestaciones por la vivienda digna, ¿estaban ahí? ¿se sindicaban? ¿creaban empresas productivas? ¿con IVA o sin IVA, eh?

    En España no tenemos ciudadanos. O al menos, no tantos.

    Responder
  5. Pingback: El fiasco del marketing de estosololoarreglamosentretodos.org « El Capitán de la sardina

  6. Pingback: Lo que le respondería Einstein a estoloarreglamosentretodos.org - apezz.com

  7. Jean Mallart

    La crisis ocurrió hace más de dos años y ya pasó. Cuando Einstein se refería a las crisis lo hacía siendo muy consciente del significado de la palabra (por favor, consultad un diccionario).

    Ahora no estamos en crisis sino en recesión. Por tanto, esas citas de Einstein no son aplicables hoy.

    Responder
    1. JLP Autor

      Jean, pregúntale a los 4 millones de parados y los millones de mileuristas que no saben como llegar a final de mes si estamos en “crisis” o “recesión”… si pulpo o animal de compañía…
      Un cordial saludo
      Jose

      Responder
  8. Juan Manuel Dato

    Si Garzón puede condenar a un muerto nosotros podremos elegir presidente a Einstein. Peor seguro que no lo hace.

    Responder
  9. JRB

    Buenas Noches.
    Como lo van a arreglar la panda esta de caras de estoloarreglamosentretodos.com????.

    El ferra y compañia va a donar parte de su sueldo o de lo que a ganado con el bulli de los coj. 150 euracos minimo por cabeza.???
    En la fundacion del pensamiento lo va a pensar como hacerlo.
    Como tienen tanta cara de encima montar una campaña el exministro este. En la carcel tenia que estar que se fue de rositas este y otros que robaron hasta no caber mas.
    A ver si alguien abre una iniciativa o plataforma interesante y privada ( la del facebokk es como la aotra de falsa) para que hablen los que de verdad viven en el mundo real y no todos los mequetrefes que ganan una pasta por salir en la tele y decir absurdeces, de un bando y de otro.
    Eso blogueros que hay que son unos maestros,que abran un hilo y nos oigan de una santa vez en la tele en los votos y todos los lados.
    BASTA YA DE TANTA CARA. en logotipo una peineta en blanco.
    Animo con estos hilos y buenas noches a todos.
    to be continue

    Responder
  10. rebom

    “Ahora he alcanzado el punto donde puedo indicar brevemente lo que para mí constituye la esencia de la crisis de nuestro tiempo. Se refiere a la relación del individuo con la sociedad. El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad. Pero él no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica. Por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente. Todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro. Los presos a sabiendas de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida. El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.

    La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una comunidad enorme de productores que se están esforzando incesantemente privándose de los frutos de su trabajo colectivo —no por la fuerza, sino en general en conformidad fiel con reglas legalmente establecidas. A este respecto, es importante señalar que los medios de producción —es decir, la capacidad productiva entera que es necesaria para producir bienes de consumo tanto como capital adicional— puede legalmente ser, y en su mayor parte es, propiedad privada de particulares.

    […]

    Considero esta mutilación de los individuos el peor mal del capitalismo. Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.

    Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males: el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.”

    Albert Einstein – ¿Por qué socialismo?

    Monthly Review, Nueva York, mayo de 1949.
    Artículo completo: http://archivo.juventudes.org/textos/Albert%20Einstein/Por%20que%20Socialismo.pdf

    Responder
  11. marcos fernandez

    pero mira que hay algún pendejo por ahi, que falta de respeto a los mas de 4 millones de parados que no tienen ni pa comer y encima ese desgraciado de ZP nos sube el iva pa que se mueran mas de hambre. algunos no teneis ni idea de que es crisis ni recesion
    pues yo lo explico
    es todo lo mismo, miseria de algunos para que otros se llenen el bolsillo
    anda ya y que les den

    Responder
  12. Marcos

    Lo siento pero el planteamiento tiene más errores que aciertos. Te explico:

    1)
    “La crisis deberían arreglarla los que la crearon”.
    Vale, supongo que con ‘los que la crearon’ te referirás a empresarios, o incluso más allá a la economía libre o capitalismo (que en Europa de libre tiene bastante poco, como el 50% aprox., por lo que así nos va).

    Vale, que la pague la libertad económica; la libre empresa. Las empresas. Muy bien, pero también renunciemos a todo lo que nos han dado, como el ratón que tienes en la mano y el monitor al que miras, de los cuales no existe ni un solo ser humano del planeta que sepa fabricarlos (http://wp.me/pHUU8-hb). Así que, olvídalos.

    2)
    “en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno”
    Sí, ya. Lo que tú no sabes es que ‘eso mejor’, en los individuos más aptos, más esforzados y más brillantes, en muchos casos es, simplemente… emigrar. Largarse de esa agrupación humana (país) que se empeña en asfixiarle y cortarle alas para ‘igualarlo’ a los mediocres.
    Así sacan “lo mejor” de sí mismos.
    Tú no lo palpas, claro. Ni tú ni yo ni nadie. Es decir, no sales a la calle y dices “coño, este mes hay un 1% menos de talento y creatividad en la nación… lo percibo”. No, claro.
    Simplemente, cuando se hace de forma sostenida durante años/décadas e irresponsable como en España (no olvidemos que nos gobierna ahora un grupo de SOCIALISTAS), y en parecida manera en Europa continental (esa a la que los más ricos como Suiza, Reino Unido y Dinamarca dan la espalda), lo único que se ve es que pasadas las décadas empiezan a pasar cosas un poco raras…
    Es curioso observar que, a pesar de que tenemos por aquí un montón de programadores haciendo sus proyectos y experimentos, al final cualquier nuevo desarrollo de internet proviene de… EEUU. Google, Yahoo en su día, Facebook ahora, Twitter, Youtube,… O los messenger, o Internet entera, porque ni imaginaríamos hacer algo así aquí.
    Somos adictos a unas series de dibujos animados (simpsons, american dad, etc…. pero ups, aquí nadie las hace. Todas de EEUU. Igual el cine. Igual las series.
    Qué raro, no? Encima en EEUU son menos población que en Europa ¿y aún así no surgen todas esas cosas aquí sino allí?
    ¿Serán los genes?
    Nada que una manifestación y aumentar la cantidad de reglamentación y funcionarios no arregle.

    3)
    “No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo”
    No, efectivamente. Aquí en Europa continental seguimos nadando en socialismos, y así nos va. Porque cualquier economía libre tiene un 50% más de riqueza y bienestar que UE-27.(http://wp.me/pHUU8-ak)
    ¿Sabes qué? Asfixiemos aún más la libertad económica de las personas, y pongamos más inspectores, comisiones, vigilancia y sanciones, funcionarios en general, para controlar según su sabio y todopoderoso parecer; caminemos unos cuantos pasos más en dirección de socialismo absoluto. Verás cómo se arregla mejor todo. Y si no, pues más, y si no, pues más. Porque si no mira los socialismos completos cómo van. Cuba, ex-URSS, Vietnam o Corea del Norte lo bien que les va. O Venezuela, lo bien que le va a ir en los próximos años/décadas.
    Cachisss, si es que aún no nos quejamos suficiente. Y nuestros suministradores de bienestar (los pater-políticos) no nos oyen si no pataleamos con suficiente fuerza. Por tanto, más pataleo implica mayor prosperidad y avance de la sociedad. Ahá.
    Más pataleo y más tamaño del gobierno. Esas son las soluciones, joder.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *