Los límites de la comunicación y la motivación

h_3_ill_911614_scaphandre-papillon-bis.jpgEl tema de este post no va de ancho de banda o de las interfaces y aplicaciones que nos permite comunicarnos en la Red. Va de una historia real, de una excelente película “La Escafandra y la Mariposa” del director Julian Schnable, pintor y cineasta que logra crear un universo doliente y fascinante describiendo el monólogo interior de un ser totalmente inmovilizado.

Basada en la vida de Jean-Dominique Bauby, redactor jefe de la revista francesa “Elle”, que en 1995, a los 43 años, sufrió una masiva embolia.  Bauby, al salir de un coma de 20 días, descubre que es victima del síndrome del “cautiverio”, totalmente paralizado, sin poder moverse, comer, hablar ni respirar sin asistencia. Aunque mentalmente funcional, es como un prisionero de su propio cuerpo, siendo capaz de comunicarse con el exterior mediante el parpadeo de su ojo izquierdo. Bauby crea un nuevo mundo a partir de las únicas dos cosas sin paralizar: su imaginación y su memoria. En el hospital que está ingresado, para comunicarse, le enseñan un código usando las letras más comunes del alfabeto y la utilización del parpadeo de su ojo. Mediante este parpadeo es capaz de deletrear letra a letra las palabras. Con este método, Bauby es capaz de abrir la prisión que resulta su cuerpo (la escafandra) permitiéndole planear sin límites el reino de la libertad (la mariposa).

Si sus primeras palabras fueron “Yo quiero morir”… sus reflexiones le llevan a, mediante este método, dictar letra a letra, una profunda aventura de la psique humano, a corazón abierto, sin tiempo ni ganas para mentirse a uno mismo ni a los demás, logrando algo tan épico como escribir un libro.

Después de ver la película, presupongo que el libro tiene que ser hermoso porque habla del sufrimiento extremo, la impotencia, la desesperanza y la muerte, pero lleno de amor a la vida.

PD: Communiquer sans la parole ?. Guide pratique des techniques et des outils disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *