Los niños “robados”. Crónica de un rodaje (1)

Sorprende la capacidad premonitoria de Antonio Machado en sus versos: “Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”.  La verdad es que cada vez que hurgas un poco, a menudo, este país te hiela el corazón. Debajo de sus alfombras se acumula una suciedad rancia y abyecta que atenta contra los derechos más elementales de la dignidad humana.

Estoy acompañando a Anna (mi hija) en el rodaje de su película-documental sobre los casos de niños robados, llevamos recorridos 2.000 Km del territorio y entrevistados a decenas de madres, padres, hermanos, hermanas y adoptados que sospechan que fueron hijos robados. Son testimonios de personas que buscan saber que pasó con sus hijos o hermanos que supuestamente fallecieron al nacer y que fueron dados (vendidos) en adopción a terceros.

El fenómeno de los niños robados se remontan a los años más oscuros del franquismo cuando se utilizó como un método más de la represión política e ideológica en las cárceles franquistas contra las mujeres republicanas a las que se les arrebataba a sus hijos y los daban en adopción, para “limpiarlos” de la contaminación “marxista”. A muchas condenadas a muerte se les suspendía la sentencia hasta después del parto. Más tarde, lo que fue un proceso de limpieza ideológica se convirtió en un floreciente negocio para una extensa trama de robo y venta de recién nacidos. Un fenómeno que transcurrió durante el periodo de la apertura de la Dictadura  de Franco al mundo y, después, con los diferentes gobiernos de la democracia. Una presunta trama formada por médicos, monjas, sacerdotes, comadronas y funcionarios corruptos que, a partir de los años 50 y hasta hace poco, se dedicaban a arrebatar directamente a recién nacidos a sus madres biológicas para satisfacer una demanda que no podía cubrir la “oferta” de niños y niñas abandonados o no deseados por causas económicas, sociales o morales.

Una presunta trama que encaja perfectamente con el crimen organizado especializado en el tráfico de seres humanos. Estamos hablando de miles de casos. Una trama abyecta porque sus miembros, no se identifican con el perfil clásico de los típicos delincuentes de estos actos delictivos. Sus miembros forman parte la sociedad biempensante, la que no pierde la oportunidad de darnos lecciones sobre la moral o el derecho a la vida. Estamos hablando de sacerdotes, monjas o médicos que decidieron quién tenía derecho a tener un hijo, dónde y cómo, al mismo tiempo que lo convirtieron en un negocio lucrativo. Estamos hablando de familias “pudientes” que compraron a un recién nacido, en muchos casos haciéndoles pasar por hijos biológicos, sin cuestionarse el qué y el cómo obtuvieron ese hijo o hija.

Si tengo que buscarle una connotación simbólica a este viaje, la imagen que me viene es: El corazón en la tiniebla. La narración de Joseph Conrad de un viaje donde uno se convierte en testigo del horror, un descenso a los infiernos donde nadie puede quedar impasible. Todavía nos queda muchos kilómetros y muchas entrevistas en este viaje singular.

14 pensamientos en “Los niños “robados”. Crónica de un rodaje (1)

  1. MARIA ANTONIA

    Impresionante articulo, yo soy una madre que busca a su hija nacida el17 de marzo del 1974. Yo no la abandone ni la di en adopcion,a mi me la robaron,me dijeron que estaba muerta, y ahore tengo tres fechas distintas del dia que murio.mi hija nacio dentro de un matrimonio, fue muy deseaday fue mi primera hija. nadie tenia derecho a arrebatarmela.son unos hijos de puta que se creian dios. no pido nada solo encontrarla y que sepa la verdad y a todos los medicos,comadronas,monjas y curas que tuvieron algo que ver con este trafico de niños se pudran en la carcel

    Responder
    1. sonia

      HOLA, TE CUENTO QUE SOY ADOPTADA Y EN MI PARTIDA DE NACIMIENTO FIGURA QUE NACI EL 17 DE FEBRERO DE 1974, EN EL HOSPITAL MATERNO INFANTIL A LAS 22,15 HS. FUI ADOPTADA YA CON UN NOMBRE SONIA VIVIANA. PERO NADA ES SEGURO. MI MADRE ADOPTIVA DIJO QUE ME PRESENTARON A ELLA CON 7 MESES DE EDAD APROXIMADAMENTE POR LE DIJIERON QUE ME HABIAN ABANDONADO EN EL HOSPITAL

      Responder
  2. ADELINA

    Este tipo de trabajo que estáis haciendo, es de mucha ayuda para todas las famílias que estamos viviendo desde hace muchos años todas estas “Aberraciones”. Sin lugar a dudas es un articulo muy interesante. Igual que tantas madres que estan en la búsqueda de la verdad, estoy deseando que se pueda hacer justícia. A mi me arrebataron 2 niñas gemelas. Supuestamente una niña está enterrada en el cementério de Montjuic, el 19 de diciembre de 1980, cuando nacieron el 11 de diciembre en la Maternidad de Barcelona, y nos digeron en ese momento que habían nacido muertas las dos. De la otra niña, no sabemos nada. La história es muy enrrevesada. Tenemos puesta la denúncia en Fiscalía en mayo de 2011. Esto es indignante!!. Hay días que la pena no te deja avanzar, pero no conseguirán que dejemos de buscar a nuestras hijas, cosa que estamos haciendo hace 31 años.

    Responder
  3. Agosto-77

    Busco herma@ nacido en San Ramón Madrid el 7 de agosto de 1977. Atendió el parto el Dr. Vela. Parto provocado mediante anestesia general a los ocho meses de gestación. El Dr. Vela comunica a la familia que el bebé ha nacido muerto con múltiples malformaciones. Nos comentó que no podía confirmar el sexo debido a las múltiples marfomaciones. También malformaciones cardíacas…..como en otros muchos casos….No hizo ninguna autopsia. Aconsejó a la familia no ver el cuerpo para evitar más sufrimiento. Nadie vió el cadáver. Seguimos buscando.

    Responder
  4. enriqueta

    mi hij@ nacio el 28 de enero de 1980 al cual nunca vi por que me dijeron que habia nacido muerto y no es verdad por que yo lo escuche llorar por eso me durmieron y fue el doctor vela y sor maria que habia muerto por todas las malformaciones que tenia mentira podrida se y lo tengo muy claro que esos dos malnacidos me robaron mi hijo ..a mi marido le enseñaron el niñoque habia en el congelador

    Responder
  5. Luis Cuadrado Alvarez

    Dicen los científicos que el hombre es el único animal que puede planificar el futuro, que puede pensar más allá del momento que está viviendo; esta ventaja con la que la naturaleza nos ha obsequiado, en muchos casos es usada para planificar venganzas, secuestros u otras maldades aún a costa del dolor ajeno.
    Secuestrar durante toda una vida a un ser humano contra su voluntad o sin su consentimiento, desviando su trayectoria natural, es un delito muy grave, si a esto sumamos que a otros seres humanos ( sus padres ) les han arrancado de sus vidas lo mas querido, esto no tiene perdón alguno.
    Quisiera hacer un pequeño relato de una perra que tuvimos para que nos hagamos una idea del sufrimiento de una madre. Éste animal el primer año parió en nuestra casa, como le quitamos los cachorros, nunca más volvió a parir en casa, se escondía y desparecía 8 o 10 días y cuando la volvíamos a ver ya había parido; pues bien, cuando le retirábamos los cachorros, se volvía loca, corría sin cesar de un sitio a otro, gemía, estaba desazonada, convirtiendo en locura su dolor.
    Esto me hace pensar lo mucho que mi mujer ha sufrido; aún recuerdo sus preciosos ojos azules llenos de tristeza y su hermoso pelo rubio llenos de calvas por el estrés, su constante llorar y mi incapacidad para consolarla.
    El día que se puso de parto, pasamos primero por la consulta privada del Dr. que la atendía , el mismo que la asistió durante el parto, desde su consulta y delante de nosotros llamó a la clínica y dijo: ” preparar habitación para paciente de parto gemelar” no sabemos si fue así o no pero nos hablaron solo de un niño que en los papeles pone una niña y que había muerto por prematuridad y malformaciones.
    No podré olvidar jamás cuando salimos del hospital con las canastillas vacías y llorando los dos, llenos de pena nos marchamos a nuestra a casa.
    El mismo mes nos hicimos un estudio genético mi mujer y yo con el resultado de no haber encontrado anomalía alguna en nuestros genes siendo nuestros cromosomas totalmente normales.
    Año tras año ella me ha estado diciendo que no hay nada claro en este asunto, yo la calmaba diciendo que a lo mejor nos habían dicho la verdad a lo que me contestaba:
    ¿ Por que me durmieron en el parto y me volvieron a dormir otra vez después ?
    ¿ Por que ponen en unos sitios niño y en otros niña ?
    ¿ Por que dicen feto menor de 6 meses cuando la estaba embarazada de más de 8 ?
    ¿ por que no nos enseñaron el cadáver o cadáveres ?
    ¿ Por que el médico se negó a verme y no lo vi después del parto pasados 40 días?
    ¿ Por que insistían tanto si conocía el catalán y me durmieron ?
    ¿ Por que un médico que pasaba por allí y me vio dormida por segunda vez me pregunto: ¡¡ Quien te ha hecho esto !! ¡¡ Díme quien te ha vuelto a dormir !! ¡¡Dímelo !!
    Ante tanta duda y contradicción no me que da otro remedio que dar la razón a mi mujer y pedir perdón por haberme dado cuenta tan tarde y no apoyarla desde el primer instante.
    Sabemos que no es tarea fácil encontrarnos con nuestros hijos robados, posiblemente sea inútil la lucha, probablemente no tengamos resultados positivos, pero aún así estamos en la obligación MORAL y LEGAL de intentarlo. No abandonaremos la búsqueda; sin lucha no hay victoria.

    Responder
  6. Maria Berrozpe

    [MARKED AS SPAM BY ANTISPAM BEE | Server IP]
    Desde que comenzó toda esta historia tengo la sensación de que se están mezclando dos cosas muy diferentes:

    Por un lado están las madres solteras que en la época del franquismo y principios de la democracia – y por muchos sectores de nuestra sociedad todavía hoy – eran vistas como putas, mujeres ligeras de cascos sin ninguna capacidad para cuidar una criatura. Muchas de ellas, si no todas, tuvieron que enfrentarse a esta situación en el rechazo y desprecio de su propia familia y, por lo tanto, en la más absoluta soledad. Por eso acabaron buscando la ayuda de cualquiera que les pudiera echar una mano para “deshacerse” de su problema. Puedo suponer que la gran mayoría de muchachas que fueron a parar a estos pisos y residencias para “señoritas” embarazadas, sabían perfectamente que tenían que renunciar a su hijo una vez nacido. Supongo que pocas sabían lo que esto realmente significaba cuando se metieron ahí. Una vez el bebé nació no les dieron opción y muchas salieron del hospital con un certificado de defunción que les ayudaría a explicar la ausencia del producto de su embarazo a quién hubiera sabido sobre ello y osara preguntar, o tal vez al médico ginecólogo que, años más tarde en su segundo embarazo, descubriera que no era primípara.

    Que esto ocurrió así está más que probado y todos los reencuentros que la prensa grita a los cuatro vientos pertenecen a estos casos o similares.

    Pero luego están estos matrimonios que, debido a las irregularidades cometidas tras la muerte de su bebé y a la violencia obstétrica sufrida, sienten que a ellos también se les quitaron sus criaturas y que estas no están muertas. La existencia de las adopciones irregulares y apropiaciones, junto con la “salida del armario” de muchas de estas madres solteras que consideran que les quitaron a sus hijos porque no lo cedieron en libertad, se les convierte en el clavo ardiendo donde agarrarse para validar este sentimiento de no aceptación de la muerte de la criatura, sentimiento que han arrastrado durante años bajo la incomprensión de todos, incluso de sí mismos.

    Pero lo cierto es que todavía no hay pruebas de que estos bebés hayan sido robados vivos. Hay otras explicaciones a la desaparición de sus cuerpos, al trato a sus madres y familias, al sentimiento de que no están muertos. Pero los medios de comunicación ya han juzgado e interpretado y parece que ya no necesitan nada más para presentar “la verdad”, o sea su verdad, al mundo, mucho antes de que los verdaderos profesionales que deben investigar estos casos hayan llegado a sus conclusiones.

    Los porqués que plantea Luis Cuadrado tiene otras respuestas, pero nadie las toma en cuenta. ¿Por qué? Supongo que porque de ellas sólo se habla en los juzgados, frente al juez, pero no delante de los medios que, por otra parte, tampoco están demasiado interesados porque son mucho menos espectaculares y escabrosas……….

    Yo estoy muy impresionada de la ligereza con la que se publican mentiras en la prensa sobre este tema. Un ejemplo: hace unos meses leí en un artículo de El País sobre un tal Randy cuya supuesta madre biológica (mujer casada que siente que han robado a su hijo) lo ve por la tele y dice que lo reconoce. Se comparan los DNA pero no se confirma su parentesco. Randy sigue buscando y encuentra a su madre biológica, también extrajera y residente fuera de España. Caso típico de madre soltera (además artista). Al cabo de unas semanas de publicarse toda esta historia sale otro artículo en el mismo periódico (creo recordar) donde ponen a este chico como ejemplo de bebé robado y dicen que su madre lo reconoció en la tele. IMPRESIONANTE. Que manera de deformar la realidad y mezclar churras con merinas para hacer creer lo que interesa. Que yo sepa la verdadera madre biológica de Randy nunca dijo que se lo robaran y la señora que lo reconoció en la tele no era su madre. Pero a pesar de que estas verdades estaban demostradas y publicadas su caso, debidamente manipulado, se utiliza como prueba de lo que todo el mundo quiere creer.

    ¿Que está pasando aquí? ¿Cuando se hablará por fin con honestidad de todo lo que ha ocurrido? ¿Cuando se aceptará la realidad en la que sucedió todo, ese contexto que explica tanto?

    Ahora todo el mundo está muy escandalizado de que religiosas, enfermeras y médicos, separaran a la fuerza lo que ellos creían que sería una mala madre de su bebé, al que pondrían en manos de una “pareja decente” que lo educaría como es debido y le daría todo lo que necesitan. Parece que nadie quiere ver los casos de hoy en día en los que se repite el mismo patrón. Una figura de poder – en los casos actuales es protección de menores o semejante, ya no son una monjas de la caridad – que decide si una mujer en una determinada situación está o no en condiciones de quedarse con la criatura que ha parido. En muchos de estos casos todos daríamos la razón al que decide separar madre y bebé porque se creemos ver clarísimamente la situación de riesgo para el hijo (casos de drogadicción, exclusión social, delincuencia, enfermedad mental…etc), en otros la situación no es tan clara. Como ejemplo cito el caso de Habbiba, a la que separaron de su hija de un año por dar el pecho a demanda sin adaptarse a las normas de la residencia en la que la madre había buscado cobijo, o el de Dominic Johannson, separado de sus padres por las autoridades suecas por considerar que su crianza, fuera de los considerado normal, era sinónimo de abandono (no escolarización y no vacunas entre otras cosas).

    Hace 50, 40 o 30 años estas religiosas y religiosos consideraron que tenían razones morales para separar a las madres de sus hijos y hacer las cosas como las hicieron. Al margen de que, al día de hoy, veamos lo que hicieron como un abuso de poder y una violación de los derechos madre-hijo, no me parece justo convertirlos en una mafia organizada que actuaba sólo y exclusivamente por ánimo de lucro. Me parece que es una absoluta descontextualización de los hechos.

    Descontextualización que lleva a montar la historia como se está haciendo, convirtiendo muchas muertes perinatales en robos de bebés vivos, con el consiguiente dolor gratuito que esto supone para las familias.

    Responder
    1. elena

      Había también madres solteras, como mi hermana, que estaban encantadas con su embarazos y dispuestisimas a criar a su criatura solas. Ella no tuvo que esconder su embarazo ya que mis padres la apoyaban totalmente. de hecho mi madre viajo desde Holanda, donde residía, a Madrid cuando se acerco la fecha del parto. No eran solo madres solteras que se querían ” desacer” de su bebe Y. y ellas/os (las monjas, médicos, curas etc) solo se guiaban por la demanda de niños que había en ese momento. Y era el azar el que determinaba si le tocaba a una o otra el que se le muriera el bebe. Si había alguna soltera pues era esta, pero si no escogían la primera que pariera y esta podía ser casada. El caso de la familia a la que acaban de exhumar los restos de su ultima hija es un ejemplo, si no donde esta el cuerpo que supuestamente entrego el hospital a esta familia para enterrar? También son imaginaciones de la prensa el que no había cuerpo?
      Se cometieron muchas atrocidades y no se esta haciendo nada para investigar los casos.
      De hecho los profesionales que dices que deberían de investigar no lo están haciendo y se están archivando los casos aun con documentación que demuestran que algo raro hubo. No se quiere investigar lo cual solo nos deja a las familias la posibilidad de utilizar a los medios de comunicación para difundir nuestro problema. Gente como tu hacen mas daño todavia a las familias que ya llevan años escuchando que son imaginaciones suyas. Habla con algunas de estas madres y entonces opina. Una afectada.

      Responder
      1. Maria Berrozpe

        En ningún momento estoy diciendo que las familias tengáis “imaginaciones”, sólo digo que para los hechos comprobados hay otras explicaciones y que de momento no hay pruebas suficientes para esto mismo que tu dices:

        “era el azar el que determinaba si le tocaba a una o otra el que se le muriera el bebe. Si había alguna soltera pues era esta, pero si no escogían la primera que pariera y esta podía ser casada. ”

        Esto son acusaciones gravísimas que se están haciendo sin las pruebas pertinentes……… si aparecieran los hijos adultos de estas familias que supuestamente cayeron “por azar” en manos de esta “mafia”…. pero de momento de estos no hay ni uno, aunque la prensa ha ido detrás de los que parecía que iban a ser….y después no han sido…..

        Responder
  7. Luis Cuadrado Alvarez

    Muchos que hoy dicen tener las sienes plateadas por coquetería y por sonar mejor que tener el pelo blanco, más los otros de su quinta que son calvos, fueron educados dentro
    de unos valores cívicos que hoy escasean, en gran parte por considerar la sociedad actual que es asignatura exclusiva de los profesores cuando la realidad es otra ( Los profesores tienen como función principal instruir ). Valores como la honradez, la dignidad, la palabra, la amistad, el compañerismo, y como no, la justicia, están devaluados.
    Es por todos conocido , como dice María Berrozpe, que las ligeras de cascos, las prostitutas, las hijas de papa y las solteras de buena familia que tenían un desliz, ” iban a estudiar” fuera para parir en lugares donde se deshacía del bebé; es posible que hoy adultas, liberadas y con un panorama socio-político de mayor apertura estén arrepentidas y sientan deseos de conocer a sus hijos, pero debemos de dejar bien claro, estos no son niños robados, son niños que por medio de coacciones o voluntariamente se entregaron en adopción y sus madres siempre fueron conscientes de ello.
    Hay otros casos que nos hacen pensar que no actuaron dentro de la legalidad por su oscurantismo, pos su falta de rigor, por actuaciones incomprensibles, por datos falsos y
    por una falta de información que no tendrían ningún inconveniente en aportar si todo hubiera normal.
    En nuestro caso somos una pareja estable, bien estructurada, con estudios superiores, con ingresos económicos suficientes y con gran ilusión de aumentar nuestra familia; aquí no se da el caso de familias que ” hicieran un bien con arrebatarle el bebé”
    Quiero dejar claro que en ningún momento de dicho ni el nombre del Dr. que nos asistió, ni la clínica, ni la fecha; la presunción de inocencia hay que respetarla, y yo que soy defensor de los valores morales antes citados, con mayor motivo. Tampoco olvidemos que también tengo unos derechos, entre ellos se encuentra el derecho a mi historial médico, donde sin duda alguna está la clave de de mis dudas, ¿ por que no me le quieren dar…?
    María Berrozpe, debo decirte que comparar las adopciones o tráfico de bebés en los años de dictadura y primeros de democracia donde el caciquismo, el dinero, la religión y los poderes del régimen campeaban a sus ancha, siendo amos y señores de lo terrenal y de lo divino, con normas y leyes democráticas( siendo consciente de los muchos fallos y desatinos que tiene ) que hoy rigen en España es a mi entender como mínimo un error.

    Responder
  8. Maria Berrozpe

    Estimado Luis, me alegro mucho de tu respuesta porque dices algo que me parece importantísimo: opinas que los bebés separados de aquellas madres soltera no son niños robados porque la separación se hizo siendo la madre consciente de ella, a pesar de que no siempre fue voluntaria. Déjame que te informe de que la gran mayoría de esos niños no fueron adoptados legalmente. Muchos fueron apropiados, sobretodo hasta el año 1970, y a partir de ese momento, aunque aparecieran como adoptados en su certificado de nacimiento, los documentos están llenos de irregularidades. También es cierto que a muchas de esas muchachas, con el fin de que nunca reclamaran a sus hijos, se les informó de que habían muerto. Leí uno de estos casos en la web “Quien sabe donde” donde la madre biológica de unas gemelas que habían ido a parar a un matrimonio de médicos, se enteró de que estas vivían porque al cabo de 30 años se lo confesó una de sus tías.

    Es precisamente esta situación que tu no consideras ROBO la que están llamando como ROBO y en la que se han producido todos los encuentros que han salido en prensa y televisión dando por probado que había un tráfico de bebés orquestado por una mafia a nivel nacional.

    Y esta es precisamente la semilla de que matrimonios como vosotros estéis ahora convencidos de que os robaron a vuestro hijo.

    Y, a mi entender como espectadora de todo el proceso, creo que ahí está el error, en esta extrapolación.

    Responder
  9. Maria Berrozpe

    Eso es lo que yo creo que es un error: dar por demostrado el robo de vuestros hijos, los de parejas como vosotros, al demostrarse las irregularidades e ilegalidades practicadas con las madres solteras y sus hijos. Eso es lo que están haciendo los medios de comunicación y las asociaciones como ANADIR o SOS ya que entre sus miembros se encuentran ambos casos.

    Evidentemente en vuestro caso, como en el de muchas parejas, hay toda una serie de malas actuaciones e irregularidades que merecen explicación y deben de ser investigadas porque así no se deberían nunca hacer las cosas y los que así las hacen deben de dar cuenta de ello. Y por supuesto, una de las posibles explicaciones en vuestro caso es que el bebé fuera secuestrado vivo. Pero eso es sólo una posibilidad. Existen otras, entre las que se me ocurre, por ejemplo, una mala praxis en el tratamiento del parto, o posteriormente, que provocara la muerte del recién nacido. Las desapariciones de los cuerpos de los bebés, las tumbas vacías…. todo eso también se explica por sustracción del cadáver del bebé sin dar cuenta a la familia. Y eso a mí, que he trabajado más de 10 años en investigación biomédica, me parece mucho más probable que el secuestro del bebé vivo para venderlo.

    Yo, que también soy madre, espero con todo mi corazón que un día sepáis sin dudas lo que ocurrió con vuestro hijo porque no me puedo imaginar un dolor más grande que perder un hijo

    Responder
  10. Maria Berrozpe

    En cuanto a considerar un error mi comparación sobre la separación madre-hijo en democracia y en dictadura te diré que, al fin y al cabo, estamos ante el mismo hecho: una figura de poder que se cree en posesión de la autoridad y el derecho a decidir sobre el destino de un bebé. Y por supuesto, no es lo mismo si esta figura de autoridad fue elegida democráticamente o fue impuesta a la fuerza. Pero el resultado de los errores y aciertos de ambas es el mismo: madres e hijos separados injustamente, o bebés salvados de unas madres biológicas que les hubieran hecho daño o incluso puesto en peligro su supervivencia.

    Responder
  11. Merche

    He leído atentamente todo lo anteriormente escrito, y todos tenéis parte d razón. Mi caso se remonta al año 1966. Estaba casada felizmente y a tenía un hijo d corta edad, al quedar d nuevo embarazada comenté al ginecólogo q me iba bastante torcido tener un segundo bebé tan seguido pues aún estábamos pagando el piso, los muebles, etc. pero a medida q fue pasando el tiempo, pensamos mi marido y yo que al tiempo d criar a uno y al otro tan seguido no era ningún problema pues aprovechábamos todo el ajuar, el cochecito, la sillita, etc. etc. y posiblemente sería una niña.
    El caso es q a los ocho meses d gestación rompí las aguas en casa al agacharme para q hiciera pis mi otro hijo pequeño, llamé a mi suegro para q me acompañara a la clínica pues mi marido estaba fuera trabajando y dejé al pequeño con mi suegra.
    Al llegar a la clínica me durmieron toda y al despertar al cabo d unas horas, ya estaba allí mi marido y, al preguntarle si el bébe había sido una niña pues eso era lo q queríamos, me contestó: “Era otro niño” y yo le dije ¿era? y muy compungido me dijo q el niño había nacido muerto. Mis padres ya estaban en la clínica y mi madre y mi suegro más valientes quisieron ver al niño muerto y la monja les enseñó envuelto en una toalla, a un bebé todo morado diciéndoles q, posiblemente había nacido muerto por ahogarse con el cordón umblical, aconsejándoles q nosotros no lo viéramos para no tener malos recuerdos. Les dijeron q ellos se encargarían d todo y q no nos preocupáramos.
    El caso es q a los tres días nos fuimos a casa muy desolados y sin entender nada y no nos dieron ningún papel d defunción ni aparace en el libro d familia y no sabemos lo q realmente ocurrió.
    Estuvimos muchos años sin sospechar nada, pero ahora viendo tantos casos d niños robamos, estamos pensando q, posiblemente les enseñaron ese niño q ya tenían congelado y preparado para engañar a la familia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *