Lovasalograr: Éxito o paripé de una experiencia Open Government

Hace una semana finalizó la campaña institucional ‘Lo vas a lograr’ promovida por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y planteada como una iniciativa de Open Government –Gobierno abierto- cuyo objetivo fue el recoger las quejas y propuestas de los jóvenes andaluces con el fin de contribuir a la elaboración del plan de empleo joven –Plan Motiva-.  Ahora, es el momento de las valoraciones y, por lo tanto, nos podemos quedar en la superficie de pretendidos éxitos o intentar profundizar algo más en el efecto real de la campaña.

Según el Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Recio, la campaña ha sido un éxito y no ha habido ningún interlocutor que, según él, no le hayan reconocido que las cifras obtenidas avalan dicho éxito. Según las cifras,  durante los 18 días de la campaña, 3.111 jóvenes han aportado quejas y propuestas y el sitio web ha recibido unas 28.000 visitas. ¿Es mucho o es poco?, depende de los objetivos, si el público objetivo era el más del medio millón de jóvenes andaluces parados, pues eso, únicamente han participado el 0,6 %, ¿Cuál fue el objetivo que se había propuesto la Consejería para medir el grado de éxito? ¿1.000, 2.000, 3.000, 4.000,……?.

No importa, la cuestión del éxito o fracaso de la participación ciudadana en una iniciativa de gobierno abierto no es una cuestión cuantitativa –aunque tenga su importancia-, es una cuestión cualitativa, estamos hablando de motivación o de desistimiento de la ciudadanía por lo público, por la política, etc.  Y en este punto, observamos que en la pasada primavera una simple convocatoria utilizando las redes sociales para un macrobotellón reunió más de 6.000 jóvenes en Sevilla o más de 12.000 en Granada en la misma fecha. En otras palabras, un macrobotellón tiene una capacidad de convocatoria de un 600% superior a una convocatoria en el que supuestamente tu gobierno te está pidiendo por primera vez tu opinión para sacarte del pozo del paro, y este si que es un indicador de la motivación o el desistimiento de los jóvenes y, por tanto, a tenor de estos datos el desistimiento podría considerarse más bien alto. ¿Políticamente el Consejero lo considera un éxito?, tengo mis dudas.

Pero también observamos que las cartas ya estaban marcadas al inicio de la partida. La campaña “lo vas a lograr” finalizó el viernes día 5 y el martes día 9 el Consejero presentó el Plan Motiva para el 2011, dirigido a 150.000 jóvenes y dotado con 381 millones de euros. Un Plan de gobierno que ha requerido 7 meses de elaboración y negociación con los agentes sociales tal como informó el propio Consejero. Dudo mucho que en el Plan Motiva se hayan recogido, planificado y dotado económicamente las partidas correspondientes a las propuestas de los jóvenes en un tiempo record de 3 días contando festivos. En todo caso, el ejercicio que ha estado realizando el Consejero, en sus intervenciones, es casar algunas de las propuestas de los jóvenes con las iniciativas ya previstas a priori. En otras palabras, el Plan Motiva ya estaba cerrado y cocinado antes del inicio de la campaña de participación y todo apunta que todo el proceso ha sido únicamente un paripé, una simulación, de una iniciativa de gobierno abierto.

Que la Consejería se ha montado en el mundillo 2.0 y participa en blogs y redes sociales, es un hecho empezando por el propio Consejero que se lo ha tomado muy en serio creando la plaza del Community Manager del SAE.  Aún más, como ciudadano opino que es importante que la política y la administración pública se contamine del meme 2.0 y sea más abierta, sin embargo, el concepto de gobierno abierto va mucho allá que  la mera presencia en las redes sociales entreteniendo al personal, gobierno abierto es transparencia e impulso de la participación real de los ciudadanos en el gestión pública.

En el inicio de la campaña, desde este blog criticamos la iniciativa porque, desde la perspectiva de las responsabilidades políticas y de gobierno, y asumiendo una política de Open Government, observamos que había mucha trampa y cartón en una propuesta planteada en términos de buenrollismo, finalizada ésta la valoración sigue siendo la misma. Andalucía vive el drama del desempleo de forma crónica y el gobierno tiene un gran reto y no lo tiene nada fácil, lo único que puedo hacer desde aquí es desearles mis mejores deseos para que el Plan Motiva sea un éxito, sin paripé, y un alto porcentaje de los 150 mil jóvenes puedan salir del pozo del paro durante el año 2011.

6 pensamientos en “Lovasalograr: Éxito o paripé de una experiencia Open Government

  1. Luis Casas Luengo

    Buenos días:
    Por lo que comentas, el problema no es de contenidos, sino de plazos y formas. No es posible organizar una iniciativa de este calibre sin tiempo.
    Pero además, y como apoyo a este tipo de iniciativas, hay que seguir insistiendo en que participar no te da motivo para pensar que te van a hacer caso. El desistimiento viene también provocado por esto: la gente piensa que opinar y tener razón es todo uno.
    Como crítica: si hacen falta siete meses para negociar y la participación on-line se incluye en la mesa de negociación ¿se trata a ésta en pie de igualdad y legitimidad al resto de interlocutores?. Creo que no.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      Luis, sigo pensando que el problema es de contenidos y no de plazos y formas. Es de contenidos porque el planteamiento era “recoger las quejas y propuestas de los jóvenes para elaborar el plan Motiva” y por todos los indicios eso no ha sido así desde el planteamiento inicial. En todo caso lo honesto hubiese sido publicar el plan Motiva y pedir la opinión de los jóvenes sobre un plan consensuado con los agentes sociales. Mientras no me demuestren lo contrario, hoy por hoy, la iniciativa queda reducida a un paripé de Gobierno Abierto.

      Responder
      1. Luis Casas Luengo

        Tienes toda la razón. Una campaña falsa solo desmotivará más todavía a los ciudadanos, y esta en concreto, solo servirá para demostrar la disposición de la administración.
        Pero sí sigue siendo un problema de tiempo y formas: ¿cuando se inicia el debate?. En este caso, está claro que debería haberse hecho con un plan ya redactado. En mi opinión es el momento oportuno. Hacerlo antes, solo supone una dejación de responsabilidad de los políticos.
        La administración debe hacer públicos sus planes y debatir sobre ellos, pero nunca hacer un plan con participación desde el principio.
        .. y fijar las normas de participación, claro.

        Responder
        1. JoseLopezPonce Autor

          Coincido contigo que los gobiernos deben analizar, elaborar y desarrollar sus planes, esa es su función y responsabilidad, además disponen de las herramientas y la información para saber a priori las inquietudes y necesidades de los ciudadanos y, en un contexto de gobierno abierto, hacerlos públicos y debatir sobre ellos con los ciudadanos, siempre podrá rectificar o incluir algún aspecto de su propuesta de acuerdo con el debate.

          Responder
  2. KC

    Siento mucho decir esto, pero no creo que los jóvenes sean tan imbéciles como para creer que alguien va a contar con sus opiniones en este país gerontócrata hasta la médula. A mí me parece que es más un paripé circense de un conjunto de personas que por el hecho de no llevar nariz roja y pelo rizado artificial no dejan de ser unos payasos.

    Saludos.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      Pues si, los jóvenes no son tan imbéciles visto los resultados de participación. Ya llevamos mucho tiempo de crisis y la clase política haciendo juegos malabares para mantener entretenido al personal.
      Saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *