Manuel Castells. Nuevas fórmulas para salir de la crisis

Una interesante entrevista de Iñaki Gabilondo a Manuel Castells en CNN+  realizada el 10 de junio donde se desvela algunas de las claves de la crisis y nuevas fórmulas para superarla.

“la salida de la crisis pasa, a la vez, por hacer un modelo productivo basado en la innovación y en el aumento de la productividad del lado de la oferta, y por parte de la demanda, en cambio, reducir el consumo a niveles razonables, y pensar que no necesitamos todo lo que consumimos, pero que sí necesitamos los servicios básicos, los servicios públicos de salud, educación, cultura, transporte, vivienda, servicios que ahí sí necesitamos que el gobierno pueda ayudar, que el sector público pueda ayudar”

Primera parte

Segunda parte

10 pensamientos en “Manuel Castells. Nuevas fórmulas para salir de la crisis

  1. KC

    Muy bellas palabras. Poesía sociológica pura. Una pena que, como casi siempre, las palabras, y las teorías, se las lleve el viento de la práctica. Y una pena que los legisladores no vayan a enterarse NUNCA de lo que diga este hombre.

    Me quedo con que las instituciones financieras piensan en España: “capital para mí, riesgo para ti”. No lo hubiera dicho mejor.

    Saludos.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      Es cierto que a la mayoría de los legisladores, como los asnos, no entienden de poesía aunque sea sociológica, pero mientras tengamos poetas tendremos esperanza.
      Saludos

      Responder
  2. cambiosocialya

    Pues yo también te agradezco que publiques la entrevista, de hecho recuerdo que en su momento, estuve buscándola (poco después de su emisión original) y ya la daba un poco por perdida. Supongo que sabrás que esta fue la entrevista que me hizo escribir un post que luego fue bastante comentado, incluso por parte de algunos emprendedores patrios, y que titulé “El mito del emprendedor y la innovación”.

    El tema desde luego, es más profundo de lo que parece, e incluso más complejo que la visión que da Castells en esos minutos de entrevista a Gabilondo. Y en mi opinión lo es porque algo que parece tan claro y tan obvio, y (tal como lo dice) no parece demasiado complicado de hacer, implica en la realidad y en la práctica el cambiar a un país de arriba a abajo en todas sus dimensiones: económica, política, social e incluso me atrevería a decir que ideológica y de mentalidad. Lo que propone Castells, a mi sencillamente, a día de hoy, y tal y como están las cosas, me parece casi imposible de llevar a cabo. A menos que, España entera se pongo manos a la obra para cambiarlo todo. Un aspecto clave de los cambios que se proponen en la entrevista, es en mi opinión el aspecto educativo. No se podrá acometer una reforma de esa talla si nuestros universitarios salen de las aulas sin hablar idiomas, y sin ningún conocimiento práctico que poder aplicar al mundo laboral real. No se podrá acometer una reforma así si no hay una conexión muy estrecha entre la Universidad y la empresa, si el sistema financiera no deja de mirarse a si mismo y no fluye financiación hacia las empresas innovadoras…y en fin, un largo etcétera que en parte ya enumero en el artículo que enlazo.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      Lo que propone Castells es obvio aunque difícilmente de llevar a la práctica con la actual clase dirigente –política, financiera e empresarial- dominante. Y hay que empezar con una profunda transformación de nuestro sistema educativo tal como comentas. Nuestro “espectacular” crecimiento de los últimos años se ha fundamentado en los fondos europeos, el crédito fácil y la especulación centrada en el ladrillo y el cemento. Ahora estamos cargados de deudas y tenemos una estructura económica agonizante a pesar de que existan unas pocas empresas internacionalizadas y algunos viveros de pequeñas empresas innovadoras.

      Castells, como buen sociólogo, realiza un diagnostico y propone líneas de actuación en una entrevista de 15 minutos, algo que desde hace mucho meses todo un gobierno no es capaz de diagnosticar ni proponer en su proyecto de Ley para una Economía sostenible. Pues eso “o el país da un giro copernicano o no levantaremos cabeza”.
      Gracias por tu comentario y un saludo

      Responder
  3. Josegll

    Qué excelente entrevista y qué buen criterio el del profesor Castells. No deja de sorprenderme que puedan pasarse por alto aportaciones como ésta y se siga pensando y gobernando desde la mediocridad y los manuales que escribieron otros. Ojalá se tuviera más en cuenta a los manueles.
    La torpeza, la mediocridad ¿es global o es local?
    Gracias por compartir esta intervención.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      Yo opino que la mediocridad es como la energía y, por tanto, también obedece al primer principio de la termodinámica: la mediocridad puede transformarse de una forma a otra o transferirse de un cuerpo a otro, pero en su conjunto permanece estable. 🙂

      Gracias por la visita y tu comentario… un saludo

      Responder
  4. JLu

    Me parece una entrevista muy interesante, aunque me he quedado con una duda dado que no tengo conocimientos profundos de economía. La pregunta que me hago es si puede aumentarse la productividad reduciendo el consumo, es decir si producimos más con menos y luego consumimos menos, no es esto contradictorio. Os hago la pregunta ya que no llego a entender bien el planteamiento y seguro que se me está escapando o no me estoy planteando bien algo.
    Un saludo y gracias por estas entradas tan interesantes.

    Responder
    1. JoseLopezPonce Autor

      En los términos del modelo de producción actual dominante, se produce más para que se consuma más y, por tanto, la productividad es dependiente del consumo. La cuestión es que este modelo está condenado al colapso ya que, al ritmo actual, se estima que la humanidad necesitará de 2 planetas en el año 2030 y casi 3 en 2050 para satisfacer las demandas en el consumo de recursos naturales de la Tierra. La productividad no conlleva producir más bienes, la productividad es poder producir un bien optimizando todos los recursos: naturales, humanos, procesos, logística, etc. Reducir el consumo tampoco implica dejar de consumir, es un cambio de mentalidad hacia un consumo responsable y sostenible con el medio ambiente –el que nos aporta los recursos para poder vivir-, para esto se requiere un cambio radical en la estructura económica actual.
      Un cordial saludo

      Responder
      1. JLu

        Muchas gracias, me ha quedado claro. Si bien, conocía que la productividad también implica la optimización de recursos, no llegaba a ver clara la reducción del consumo, pero si se refiere a consumir de forma sostenible sí. 🙂

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *