Motivos para la dimisión o el cese de la Sra. González-Sinde

La respuesta es simple y llana: por incompetente. Porque en 20 meses que lleva en el cargo, salvo su presencia en actos protocolarios e inauguraciones, no se conoce otra iniciativa destacable que la de su intento de colar por la puerta falsa la ya famosa Ley-Sinde contra las descargas “ilegales” en Internet en el proyecto de Economía Sostenible. Una Ley que acaba de ser rechazada en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. Simplemente por este fracaso político ya debería ser cesada.

Durante el tiempo que lleva de Ministra no ha cumplido con la visión-misión que debe tener un Ministerio como el de Cultura que es, resumiendo, potenciar las Industrias de la Cultura del país y, sobre todo, potenciar y difundir la CULTURA, en mayúsculas, para todos los ciudadanos. Una persona que venía de la Industria del Cine y que todo apunta, vista su actuación, que asumía el cargo con unos propósitos bien definidos. No debemos olvidar que dos meses antes de su incorporación en el cargo, en los premios Goya 2009, como presidenta de la Academia del Cine, ya realizó un discurso contundente contra las descargas gratuitas afirmando que ponía en peligro la supervivencia del cine español, discurso que convirtió en acción en el momento de desembarcar en el Ministerio.

Es cierto que con las nuevas tecnologías y el desarrollo de la Red cuestiona y pone en crisis los modelos de negocio de la mayor parte del sector de las Industrias de la Cultura. No es nada nuevo, en la historia de la humanidad, las innovaciones tecnológicas han cuestionado y puesto en crisis los modelos de negocios de muchos sectores de actividades llevándoles o a la reconversión o a su desaparición. Por ejemplo, la Revolución Industrial acabó con la mayoría de los artesanos o el socorrido ejemplo del declive de los fabricantes de barras de hielo con la llegada de las neveras eléctricas.

Sin embargo, la Sra. González-Sinde en vez de poner a trabajar su equipo con todos los agentes del sector en el desarrollo de un plan estratégico de economía sostenible con las medidas y reconversiones necesarias para garantizar la viabilidad de la producción-distribución-consumo de bienes culturales teniendo en cuenta las nuevas tecnologías, sin perder el horizonte de su función que es la defensa del derecho al acceso a la cultura de todos los ciudadanos, lo único que hace es proponer una ley represiva e infumable por su poca efectividad ya que los bits, como soporte, son etéreos y siempre encontrarán una vía para llegar a su destino. Las descargas no están hundiendo el sector, porque los ciudadanos gastan cada vez más dinero en consumo cultural, según los datos del propio Ministerio, si en el año 2000 el gasto medio por persona fue de 232 €, en el 2008 esté se situó en los 368€ (último dato publicado), el tema clave es como se reparte entre todos los sectores involucrados y por este motivo la importancia de un plan estratégico de economía sostenible para el sector que permita que los creadores y los trabajadores de la cultura puedan vivir de su trabajo. No es fácil, pero es la tarea del Ministerio y de sus gestores que tienen que estar al servicio de todos los ciudadanos y no de unos determinados intereses.

La Ministra tiene que dimitir o ser cesada, porque no está en el gobierno para defender el interés general de los ciudadanos. Como antigua miembra de un lobby del sector  cinematográfico español, en este caso la Academia del Cine, es de suponer que mantenía importantes contactos con los Majors, los 6 grandes estudios cinematográficos que dominan la industria cinematográfica global y, por tanto, no debió de hacer oídos sordos a las demandas de tan importante lobby mundial, este detalle ya plantea un posible conflicto de intereses de acuerdo con la Ley 5/2006 de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado.  Sobre todo si consideramos las últimas revelaciones de Wikileaks sobre las reuniones de la Ministra junto a su homólogo de Industria, Miguel Sebastian, y otros altos cargos del gobierno del PSOE con diplomáticos estadounidenses en defensa de los intereses de su industria.

En fin, que lejos queda aquel clamor de: Zapatero!! sabemos que no nos defraudaras.

Un pensamiento en “Motivos para la dimisión o el cese de la Sra. González-Sinde

  1. Pingback: Tweets that mention Motivos para la dimisión o el cese de la Sra. González-Sinde | Rizomática -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *