Nosotros no explotamos la Red, es ella quien nos explota

Nosotros no explotamos la Red, es ella quien nos explota, es la tesis de Matteo Pasquinelli, investigador sobre los medios en la Universidad Queen Mary de Londres.  Según Pasquinelli, en los años 90 del siglo pasado soñábamos con una red libre y autónoma, hoy por hoy, nos limitamos a sobrevivir en un paisaje dominado por los monopolios y la cuestión que se plantea es saber ¿cuándo la cooperación en red alcanzará la suficiente masa crítica para provocar un punto de ruptura con la realidad dominante?. ¿Cuándo la inteligencia colectiva provocará un cambio político?.

En la misma línea argumental, Pasquinelli, nos avisa de que Internet puede devenir la matriz de un nuevo sistema feudal. Su ejemplo básico es como el entorno digital a cambiado el mundo de la música de una manera neofeudal. Según él, las redes P2P han afectado, a la vez, a las grandes figuras de la industria musical y al underground. Lo digital ha propiciado que la escena musical sea más competitiva y polarizada, donde unos pocos nombres pueden sobrevivir en un mercado donde los discos ya no se venden. El escenario resultante es una oposición entre algunas estrellas seleccionadas por las empresas mediáticas y una multitud de músicos forzados a una economía local de conciertos y bolos. Otro ejemplo: en este último decenio de la Red se observa una importante depauperación de los trabajadores del conocimiento, de su pérdida de prestigio social y económico, unos trabajadores que cada vez más se mueven en una economía precaria.

En mi opinión, el análisis de Pasquinelli no es nada baladí e incita a la reflexión, a abandonar el Real Time Web, un flujo que nos mantiene informados al minuto pero que, muchas veces, nos hace perder la visión panorámica de lo que realmente está pasando. Porque si consideramos el carácter global de la Red, nos encontramos, en estos momentos, con el sector económico que concentra el mayor número de monopolios y oligopolios del planeta. Para cualquier conocedor del mundo de las TICs la lista de empresas que intervienen y controlan la cadena de valor de la Red es más bien corta y esto implica una alta concentración de poder social y económico altamente preocupante. Al mismo tiempo podemos observar que, por un lado tenemos a una minúscula minoría de profesionales del conocimiento y freelance creativos aupados a la cresta de la ola y mimados por los medios de comunicación, mientras que, por otro lado, cada vez son más los trabajadores y profesionales del conocimiento inmersos en una situación cada vez más precaria. Es cierto que la Red facilita la cooperación pero también la competición y esta segunda característica da lugar a que se puedan crear y mantener monopolios en el sector.

¿Cuándo la cooperación en red alcanzará la suficiente masa crítica para provocar un punto de ruptura con la realidad dominante?

¿Opiniones, sugerencias? ¿Exagera Pasquinelli?

Para ampliar información las fuentes de esta entrada han sido:

Nous n’exploitons pas le réseau, c’est le réseau qui nous exploite”, entrevista a

Matteo Pasquinelli publicada el 3/03/2010 en Liberation.fr

Effet de serfs sur la Toile” reportaje de Marie Lechner publicado el 2/03/2010 en Liberation.fr

Digital Neofeudalism: Crisis of Network Politics and the New Topology of Rent, conferencia de Matteo Pasquinelli en la Transmediale Berlin 7/02/2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *