Políticos 2.0. La hora de la verdad

Cuando un político decide dar el salto a la redes sociales, muchos de ellos siguiendo el meme de Obama, está asumiendo el fenómeno 2.0 en los aspectos de presencia y visibilidad 2.0 –tener un blog, estar en Facebook, Twitter y otras redes sociales- pero también está asumiendo le guste o no, una serie de principios consustanciales al paradigma 2.0 –colaboración, participación, transparencia, reputación, etc.-. La pregunta que me planteo es: ¿La presencia de los políticos en la Web 2.0 es meramente oportunista o es una muestra de implicación con unos determinados valores?.

Mi opinión al respecto es que, visto lo visto, la mayoría se acercan a las redes sociales desde una oposición oportunista, nada que ver con la oportunidad, con el objetivo de ver si pueden rascar algo electoralmente y les trae al pairo los supuestos valores del paradigma 2.0 y, por tanto, para cualquier observador atento, se les ve el plumero inmediatamente. Es difícil ser transparente, participativo o abierto en La Red si uno no lo es en su práctica cotidiana fuera de ella.

Escribo ésto por una noticia publicada en el diario ABC, donde cuatro alcaldes de IU y PP relatan que el consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Manolo Recio, les confesó en una charla informal la finalidad electoral de los fondos para el empleo –Véase la noticia– , una noticia que podría ser calificada de la típica metedura de pata o de opiniones off con micrófonos on. Obviamente, es una noticia que se debe colocar en el congelador en espera de las aclaraciones del afectado ya que la prensa en nuestro país, altamente partidista según su adscripción ideológica, suele cargar las tintas en los patinazo de los políticos contrarios a su línea editorial. En este caso todos sabemos que el ABC mantiene una línea editorial conservadora y, por tanto, difícilmente favorable a un político de izquierda-progresista, con esto no quiero decir que el ABC esté difamando.

Una noticia que representa un reto para la consejería de Empleo si tenemos en cuenta que es un organismo que ha realizado una fuerte apuesta por impulsar su presencia en la Web 2.0. Empezando por el propio Consejero con una presencia activa en Twitter (@RecioManolo), con blog propio y consolidando la figura del Community Manager en el Servicio Andaluz de Empleo en la persona de Alfonso Alcantara (@Yoriento), reputado consultor en RR.HH y coaching. Un reto para el propio Consejero y para el Community Manager, porque cuestiona la reputación de las políticas de empleo y, por tanto, requiere que desde la institución actúen en consecuencia en La Red. Lo que vale para las marcas y las empresas en el ecosistema 2.0 también vale para los políticos.

No vale con despachar el tema con el calificativo de amarillismo político o con una pretendida “confusión” del Consejero. El tema del paro es un asunto muy serio en nuestro País y más en Andalucía con una tasa del 27,78 %, y si las políticas de empleo y reparto de fondos obedecen realmente a intereses puramente electorales –clientelismo-, difícilmente se están poniendo los medios para corregir los problemas estructurales de la economía de Andalucía.

La “Consejería 2.0” tienen un reto importante, demostrar que su presencia en La Red no es oportunista, sino una oportunidad y que, por tanto, afronta con transparencia el mantenimiento de su reputación en el ecosistema 2.0 y  en el 1.0, porque ambos son expresión de una misma cosa. Es la hora de la verdad.

3 pensamientos en “Políticos 2.0. La hora de la verdad

  1. JJ

    Cuando lo que tienes es un clavo, intentas que todas las herramientas funcionen como un martillo. El problema es qué clavo decide tener cada uno.

    Responder
  2. Yoriento

    Hola José, gracias por la reflexión.

    Tenemos preparada un pequeña estrategia contra este artículo, como mínimo, erróneo y tenemos los datos para demostrarlo, pero no creo que la pongamos en juego.

    La cuestión es la de siempre: ¿realmente merece la pena pringarse y alimentar la atención de algo falso y malintencionado? Ese es el verdadero debate en este caso.

    Mi reflexión final es que la hora de la verdad de la política 2.0 no es enredarse en el pimpampum generado por los medios, al menos no en muchos casos, sino en abrir la administración a los ciudadanos/as y reducira las resistencias internas hasta convertirlas en motivación. Menuda empresa¡ 😉

    Un saludito.

    Responder
  3. JoseLopezPonce Autor

    Alfonso, ante todo gracias por tu respuesta,

    La Política 2.0 requiere, en mi opinión, asumir algunas premisas básicas, entre ellas:

    En general, el escenario político offline y online se parece más a un circo romano que a una ágora, por tanto, es difícil evitar el pimpampum que se pueda generar en los medios, sean unidireccionales o bidireccionales y el debate-confrontación difícilmente se puede eludir.

    El político 2.0 se mueve en una cierta dicotomía. Por un lado, debe responder formalmente en los cauces institucionales (léase Parlamento) y, por cercanía, con un estilo más informal en las redes sociales, por tanto, cualquier estrategia para responder a una acusación, artículo u opinión desfavorable debe considerar dicha dicotomía.

    Abrir la administración a los ciudadanos es abrir la política porque ésta determina el qué y el cómo actúa la administración. La motivación de los ciudadanos se activa cuando realmente percibe por parte del tándem políticos-administración, entre otros, transparencia y equidad. Hay que preguntarse: ¿Por qué los políticos y la administración tienen, es una constante, una baja valoración en las diferentes encuestas?.

    Sinceramente, aunque la noticia de referencia hay que cogerla con papel de fumar por razones obvias, ABC por su línea ideológica no está en la onda del gobierno de Andalucía y los testigos del supuesto desliz del consejero forman parte de la oposición, ésta está bien estructurada y argumentada, hasta el punto que el vicesecretario general de los socialistas andaluces, Rafael Velasco, reconoció que la frase de Manuel Recio “fueron desafortunadas, un error”. Por tanto, creo que Manuel Recio, al margen de la respuesta institucional, debería explicar en su blog el supuesto desliz en un contexto informal, porque obviamente, decir que la asignación de fondos para el empleo puede tener un efecto electoral en las municipales es una de las verdades del barquero, la duda que hay que despejar es si el reparto entre los Ayuntamientos no está ponderado por afinidades ideológicas y, sobre todo, que objetivos persiguen dichos fondos en términos de empleabilidad y cambios estructurales en las economías locales. Creo que hay que pringarse.

    Un saludo

    PD: Estoy observando, por tus crónicas, que te estás convirtiendo en un Tuitero-gastronómico

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *