Potenciando la inteligencia colectiva. El caso de Ideas4all

Hoy he visitado Ideas4all, una iniciativa para desarrollar una red social vertical entorno al mundo de las ideas, una iniciativa que intenta construir un global brain, según el concepto acuñado por Peter Russell en 1982, una metáfora para expresar que las personas pueden interactuar para crear una inteligencia colectiva.

Ideas4all se lanzó en julio de 2008 y es un proyecto español liderado por Ana Maria Llopis, una de las fundadoras de Openbank y actualmente miembro del Consejo Mundial de ABN Amor. Los principales inversores proceden del Reino Unido y España y cuenta con socios de Francia, Italia y Bélgica. El modelo de negocio está basado en el patrocinio y la publicidad y el 10% de sus beneficios se destinará a los proyectos de ONG más votados.

Según la propia Ana Llopis, “el objetivo es reunir las millones de ocurrencias, sean simples o complejas, que se desperdician cada día. En este tema lo que hace falta es tiempo”….”…en contra de lo que se cree, la mayoría está dispuesta a regalarlas porque lo que desea es verlas materializadas. La plataforma está abierta a todas las ideas, desde el ámbito cultural, político o social al industrial y científico. No hay ocurrencias buenas ni malas porque de todas, por extravagantes que parezcan, se puede sacar provecho”.

Imagen de previsualización de YouTube

Cualquier persona puede registrarse gratuitamente en el Ideas4all, se basa en la filosofía del crowdsourcing y define varios perfiles: el ideator que aporta ideas o ocurrencias en las diferentes categorías, el questor que expone problemas o el navigator que vota y comenta las propuestas de los demás. Sin olvidar los mirones que también están invitados y pueden visualizar en un mapa del mundo las ideas y problemas registrados por países, y quién las aporta. Los ideators pueden aportar sus ideas directamente en el sitio web o por el teléfono móvil y pueden decidir hasta qué nivel ceden sus derechos de propiedad intelectual a la comunidad. Sea acogiéndose a la licencia Creative Commons, en la que se retiene la autoria de la idea, pero se cede el resto de los derechos, o acogiéndose a la licencia de Ideas4all, en la que se retiene el copyright y sólo se cede al portal el derecho de exponer sus ideas.

Ideas4all cubre tres idiomas (español, inglés y japonés) se ha planteado un objetivo ambicioso: reunir un millón de ideas en los dos próximos años. En estos pocos meses ya acumulan 4.620 ideas.

Por último señalar que no es un proyecto original, existen otras redes sociales que ya han desarrollado este tipo de modelo de crowdsourcing como el caso de Ideawicket o Globalideasbank.