¿Quo Vadis Red?

happynewyear.jpgEn este mundillo de la Red, cuando nace un nuevo año, es habitual realizar predicciones o establecer tendencias. De todo lo que leído y ojeado, hasta el momento, me quedo con estas siete tendencias o motores:

  • Un fuerte crecimiento del ancho de banda en todo el mundo y de la telefonía móvil como dispositivo de movilidad funcionalmente integrado en la Red, y la gran capilaridad que está adquiriendo ésta si consideramos todos los componentes de comunicación de voz y datos.
  • Un fuerte crecimiento de los usuarios de Internet, principalmente en los mercados emergentes y el peso específico de los más jóvenes o “nativos digitales”.
  • Una fuerte consolidación de los sitios web abiertos a la participación de los usuarios y el desarrollo de redes sociales (el fenómeno Web 2.0) y de las aplicaciones coaborativas empresariales orientadas a servicios en red basadas en infraestructura de ancho de banda que están creciendo de una forma importante.
  • Un fuerte desarrollo de los conglomerados digitales y nuevas alianzas. Las herramientas de búsqueda (Google, Yahoo! o MSN de Microsoft) continuarán siendo, por el momento, las preferidas para el acceso a los contenidos.
  • Una explosión de nuevos dispositivos emergentes con acceso a Internet, los cuales están adquiriendo una gran notoriedad.
  • El “juego” de la Publicidad y su despegue en la Red en detrimento de los soportes tradicionales.
  • El surgimiento de los países emergentes, como productores, consumidores de las tecnologías de la información y la comunicación, con la particularidad de que están consolidando un gran capital humano expertos en dichas tecnologías, principalmente China e India.

Motores que, en cierta medida, se retroalimentan. En efecto,  el crecimiento de la Banda Ancha en todo el mundo, tanto en abonados como en velocidad de acceso, ha facilitado la generalización de nuevos usos y hábitos de comunicación, en los que la comunicación online, ejemplarizada por el correo electrónico, la mensajería instantánea, la voz sobre IP, y herramientas de Web 2.0, acaparan ya más tráfico que la telefonía tradicional, tanto fija como móvil.

Es un fenómeno creciente y que cuenta con un colaborador necesario, el surgimiento de una nueva generación de usuarios, la “Generación Y”, que ha crecido con Internet, y la consideran como el medio natural de comunicación, interacción social y entretenimiento, en detrimento de otros medios más clásicos como la televisión o el teléfono.

Incremento de tráfico que, junto con una audiencia joven y familiar con el medio, ha favorecido la aparición y desarrollo de los otros motores como la Web 2.0 y los conglomerados digitales del estilo de Google, Yahoo, Amazon y eBay, así como la posibilidad de la publicidad como medio para convertir en ingresos los nuevos servicios. Todo apunta que la inversión en la publicidad tendrá un importante incremento en las redes sociales y en el vídeo online (efecto YouTube).

Con la generalización de las conexiones inalámbricas los dispositivos serán cada vez más objetos móviles permanentemente conectados a la Red y multifuncionales. Por el momento, se manifiesta una tendencia, cada dispositivo se diferenciará del otro por su función especializada pero incorporará otras prestaciones colaterales. Lo podemos ver en las últimas generaciones de teléfonos móviles, las videoconsolas de juegos o los lectores de libros electrónicos, entre otros.

El último motor dinamizador identificado, los mercados emergentes, sobre todo el asiático, que genera una fuerte demanda de recursos tecnológicos y, al mismo tiempo, por su dinamismo, está generando una oferta de productos y servicios en un mercado cada vez más globalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *