Señora González-Sinde, estoy muy enfadado

culturaEn su toma de posesión del cargo nos dijo que cree en la Cultura “como generadora del bienestar” y que considera que “una obra de arte, un película, una novela, un cuadro… no son fruto del azar, sino del trabajo de un equipo que siempre tendrá las puertas de esta casa abiertas” y nos aseguró, con relación al P2P, que  su intención, “en un momento en que todos somos internautas, es que hay que tener en cuenta la opinión de todos, hay que hablar y escuchar, para así encontrar una solución que sea buena para todos“.

Hoy nos enteramos por los medios de comunicación que en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible que aprobó el Gobierno y se presentó públicamente la semana pasada,  tienen previsto introducir en la disposición primera del anteproyecto la “salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual” que conlleva la posibilidad de interrumpir Internet, previa autorización judicial, a aquellos abonados que descarguen archivos protegidos por derechos de autor. Obviamente, esta última iniciativa ni estaba recogida en el documento de hace unos días y ni se presentó públicamente cuanto tocaba.

Una iniciativa que, salvo futuras aclaraciones, transmite la sensación de falta de transparencia y de una actuación con nocturnidad y alevosía porque no ha considerado la opinión de todos, no ha hablado ni escuchado y no ha manifestado interés en encontrar una solución para todos.

Lamentablemente, en el anteproyecto para una economía sostenible, no aparece ninguna iniciativa del ámbito de su competencia para afrontar los retos que plantea la Sociedad de la Información y el Conocimiento, nuestro reto del Siglo XXI, donde la Cultura, en mayúsculas, juega un papel fundamental.

Da la impresión de que Ud. únicamente representa una de las partes. La élite de los “creadores” y los sectores industriales productores-comercializadores de los contenidos culturales y se olvida de lo fundamental : que la Cultura, de acuerdo con la UNESCO -Declaración de México de 1982-,  ”da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden“.

Yo desconfío de las élites políticas y económicas que no entienden a la juventud, ni la tecnología, ni la cultura. De unas élites donde los conceptos ocio, cultura, arte, espectáculo,  negocios, cifras de ventas se emplean indiscriminadamente. En su momento, le dije en una carta abierta publicada en este blog que debería pedirle asesoramiento a Jacques Attali, para empezar a entender nuestro mundo. Porque como bien dice Attali, por una vez que se les podía dar algo gratuito a los jóvenes, las primeras víctimas de la crisis, se prefiere engrasar a los Majors de la música y del cine, que se han convertido, cínicamente y conscientemente, en los primeros parásitos de la cultura.

Sinceramente, en vez de defender los intereses de unos pocos, debería establecer un plan de acción para desarrollar una cultura sostenible donde los creadores puedan vivir dignamente de su trabajo –nada que ver con el lucro desmesurado- y todos los ciudadanos disfrutar de los bienes culturales. Un cultura sostenible que permita desarrollar un potente sector cultural del siglo XXI alineado con las potencialidades de las nuevas tecnologías.

Transparencia, diálogo, equidad son elementos claves para desarrollar una política cultural en un país democrático. Yo espero, y creo que muchos ciudadanos esperan, por su parte y por parte del Gobierno que creen las bases de una Economía Sostenible transversal, desde el ámbito económico al cultural, ya que está en juego nuestro futuro como personas y como País.

El P2P y las descargas por parte de los internautas –la inmensa mayoría sin ánimo de lucro- es una forma de difundir la Cultura en libertad, a pesar de que algunos siguen pensando que es un atentado a los “hipotéticos” derechos de propiedad de los autores. Para entender esto, se requiere entender la lógica de La Red y del mundo en el siglo XXI.

4 pensamientos en “Señora González-Sinde, estoy muy enfadado

  1. Pingback: Señora González-Sinde, estoy muy enfadado

  2. José Manuel

    Con tu permiso me gustaría publicar íntegro el contenido de este artículo y, si te parece, acompañarlo de la reflexión acertadísima que haces en el de “El Manifiesto. Bolcheviques 1.0 versus Líderes 2.0”

    Si estás de acuerdo puedes enviarme un correo para confirmarlo.

    Buenos artículos y un blog de calidad. Enhorabuena.

    Responder
  3. Pingback: » Contra González-Sinde CIBERACTIVISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *