SGAE, REDTEL y la ley HADOPI o el modelo francés: Una respuesta a un falso problema

axterix-et-obelix1Las ofensivas contra las descargas de contenidos considerados ilegales, lideradas por una importante parte de la industria del sector y organismos colaterales, como la SGAE, están a la orden del día. De todos es conocido que la SGAE está intentando cerrar un acuerdo con REDTEL, la red de operadoras que engloba a Telefónica, Vodafone, Orange y ONO para implantar en España el “modelo francés” para perseguir y penalizar a los usuarios que compartan archivos con copyright en las redes de intercambio de archivos P2P.

El aludido modelo francés, hace referencia a el proyecto de ley “Creación e Internet” o ley “Hadopi”, un proyecto de ley relativo a los derechos de autor en Internet donde se propone la creación de una autoridad administrativa independiente que tendrá como misión la puesta en marcha de un sistema de respuesta gradual contra las descargas consideradas ilegales en la Red. Una ley que perseguirá la identificación, vía IP, de aquellos usuarios que utilizan las redes P2P para descargar contenidos considerados ilegales,  el envío de avisos y el corte del abono total o parcial de acceso a Internet en caso de que el “infractor” persista en su actividad. Un proyecto de Ley que la Ministra de Cultura y Comunicación del Gobierno francés quiere que se apruebe en la Asamblea nacional dentro de unas semanas. Una ley que no aporta ninguna idea para transformar o mejorar las fuentes de ingresos de los creadores en la era digital y lo único que garantiza es el monopolio de la distribución de las copias de obras por los productores y distribuidores de la gran industria.

Nuestros vecinos llevan tiempo denunciando el proyecto de ley en diferentes foros. Desde la denuncia por parte de la Comisión Nacional Informática y Libertades por atentar contra derechos básicos constitucionales o el informe “Riposte Graduée, HADOPI : Une réponse inapplicable, inefficace, dangereuse à un faux problème”, elaborado por la Quadrature du Net, un colectivo de ciudadanos franceses que informa sobre los proyectos legislativos que amenazan las libertades individuales, los derechos fundamentales y el desarrollo económico y social de la era digital.

En el informe se destacan dos aspectos fundamentales, el primero es que se considera una mala respuesta porque el texto jurídico es inaplicable y va acompañado por una ineficacia técnica crónica. Y, en segundo lugar, porque plantea un falso problema, ya que no está demostrada la relación entre la caída de ventas y las descargas. Asimismo, pone énfasis en que la propia industria de la música es la responsable de sus crisis por mantener modelos de negocios obsoletos y no afrontar los retos de la era digital.

El informe de la Quadrature du Net, es exhaustivo, bien documentado y argumentado. Un ejemplo de cómo se deberían articular las respuestas a los histriones, burdos pero peligrosos imitadores de la Santa Vehme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *