Archivo de la etiqueta: Creatividad

La fábrica en casa. Una economía emergente

Dentro de poco veremos como las tecnologías para la fabricación personal o autofabricación de objetos, es decir, impresoras 3D, escáneres 3D para reingeniería inversa, y otras tecnologías que permitan elaborar objetos a partir de diseños tipo CAD, pasarán de ser unas tecnologías reservadas a los geeks y a algunas empresas muy especializadas, para convertirse en una herramienta cotidiana para los consumidores y las empresas en general.

Todo apunta a que en muy pocos años,  las tecnologías de autofabricación de objetos  estarán presentes en las pequeñas empresas y en las escuelas. En diez o veinte años, todas las casas y oficinas tendrán su máquina automática de fabricación. Dentro de una generación, será difícil explicarle a nuestros hijos pequeños cómo podíamos vivir sin el autofabricador y que teníamos que comprar online los productos ya prefabricados y esperar  unos días para recibirlos en nuestro domicilio.

Estas afirmaciones están recogidas en un estudio prospectivo, Factory @ Home: The Emerging Economy of Personal Fabrication (Véase el PDF) elaborado para la Office of Science and Technology Policy del gobierno federal de los Estados Unidos, donde, en su centenar de páginas, se analiza el estado del arte de la tecnología, las tendencias que se están perfilando y el potencial del mercado acompañado de  una serie de recomendaciones.

En el informe es de destacar el énfasis que ponen en la educación (véasen las 20 recomendaciones) como semillero para potenciar el emprendimiento y la creación de pequeñas empresas que saldrían de las Fab labs creadas por estudiantes inquietos e innovadores. Unas empresas con una orientación hacia los servicios locales en el contexto de una economía más humana.

En mi opinión, los autores del informen están proponiendo crear las condiciones objetivas para  una reedición de la revolución de la informática y del ordenador personal de los años 70 del siglo pasado en la que surgieron, en garajes y habitaciones de las residencias de estudiantes, las empresas que hoy lideran el sector como Microsoft, Apple o HP, entre otras. Si las tecnologías para la autofabricación de objetos va a ser una de las revoluciones tecnológicas con un gran impacto en los próximos años,  me pregunto: ¿vamos a perder este nuevo tren de la innovación y transformación socioeconómica?

Es altamente recomendable la lectura del estudio por su rigor, por su enfoque y por la riqueza de nuevas ideas sobre una revolución tecnológica emergente que todavía está en sus inicios.

La procrastinación como estímulo de la creatividad

Interrumpir nuestras tareas, entrar en Internet y vagar por sus contenidos puede ser un medio de buscar, conscientemente o inconscientemente, un estímulo para nuestra creatividad. Sobre todo si los contenidos que leemos, escuchamos o miramos nos provoca una sonrisa o emociones positivas.

En un reciente estudio “Better Mood and Better Performance: Learning Rule-Described Categories IsEnhanced by Positive MoodRuby” (PDF) realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Western Ontario centrados en temas relacionados con el cómo nuestras emociones afectan nuestras actitudes cognitivas, han llegado a la siguiente conclusión: las personas que dedican una parte de su tiempo a temas que les despiertan sensaciones positivas son mucho más eficiente que las que lo dedican a temas que provocan sensaciones tristes o neutras.

Para ello establecieron tres grupos en un entorno específico de aprendizaje centrado en la capacidad de observar un número determinado  de elementos,  distinguir características comunes (modelos o patrones) y agruparlas por categorías, a cada grupo de participante se les provocó un estado de ánimo diferente –tristeza, neutro y alegre- mediante la audición de música y la visualización de vídeos.  El resultado fue que el grupo que se les provocó un estado de ánimo de alegría tuvieron mejores resultados que los otros dos. En promedio fueron entre el 15% y 20% más eficiente que los otros dos grupos.

Los dos temas que provocaron un estado de ánimo más positivo fueron:

Mozart ” Eine kleine Nachtmusik” Allegro

Laughing baby

http://www.youtube.com/watch?v=HttF5HVYtlQ

De este estudio podríamos inferir que navegar por la Red y ver vídeos en Youtube nos puede predisponer a potenciar nuestra creatividad y, en un entorno empresarial o profesional, incrementar nuestra productividad. Una inferencia que podría estar avalada por otro estudio más antiguo de Brent Coker, profesor de Management y Marketing de la Universidad de Melbourne, donde se mostraba que los empleados que dedican un tiempo razonable a navegar por la Red (un 20% de la jornada del trabajo) tenían un productividad superior de un 9% sobre aquellos que no lo hacían.

Y es que el Workplace Internet Leisure Browsing (WILB), es decir, las actividades que un empleado puede realizar en la Red como  navegar por la web para obtener información y opiniones sobre productos, leer noticias, jugar a juegos, mantenerse al día con las actividades de sus amigos en las redes sociales o ver videos en Youtube, son como unas vacaciones cortas y discretas durante la jornada laboral que permiten que la mente descanse y, por tanto, conseguir una mayor concentración total neta de un día de trabajo, y como resultado, un aumento de la productividad.

Estas investigaciones muestran el lado positivo de la procrastinación en el sentido que postergar actividades o situaciones que deben atenderse sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables que nos permiten prepararnos, con la mesura debida, para afrontarlas en mejores condiciones. Mientras tanto, en la gran mayoría de empresas y organizaciones, aquí y al otro lado del Atlántico, todavía ven la procrastinación en el puesto de trabajo como un elemento negativo o una perdida de tiempo.

La cuestión:  ¿Inmersos en una Sociedad de la Información y el Conocimiento, se sigue asociando productividad con los culos prietos calentando la silla durante horas y horas?

Nota aclaratoria: La procrastinación en su acepción clásica hace referencia a un trastorno del comportamiento vinculado al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir y la tendencia de evadir responsabilidades posponiendo tareas a realizar puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido. En esta entrada hemos recurrido a un juego semántico al utilizar dicho concepto desde un punto de vista positivo, ya que se suele abusar de su utilización para denotar actividades relacionadas con la Workplace Internet Leisure Browsing, sobre todo, en el puesto de trabajo y cuyo objetivo es ese descanso que nos permite “recargar las pilas”.

Los 25 vídeos online más creativos según el Guggenheim

El Museo Guggenheim de Nueva York presentó el 21 de octubre una selección de 25 vídeos de Youtube considerados los más innovadores y creativos. Una iniciativa que rompe con los muros físicos del museo como el contenedor de la creatividad reconociendo, a la vez, la capacidad de La Red como espacio viral de exhibición de la producción artísitica de calidad con una difusión global sin costes.

Noteboek, 2008 Evelien Lohbeck

(b. 1983, Rotterdam; lives in Tilburg, Netherlands)

Gardyn, 2010 Pogo

(b. 1988, Cape Town, South Africa; lives in Perth, Australia)

Words, 2010 Everynone

(Will Hoffman, Daniel Mercadante, and Julius Metoyer III)

Véase la selección de los vídeos del Guggenheim

12