Archivo de la etiqueta: Delicious

El cierre de Delicious. El mercado y los servicios 2.0

Con el rumor de que Delicious puede desaparecer, se pone en evidencia que la lógica del mercado se impone a los valores del 2.0. Según las noticias que corren por la Red, el posible cierre de Delicious formaría parte de la estrategia actual de  Yahoo!, su actual propietario, de reestructuración y búsqueda de rentabilidad en los servicios que presta.

En un ecosistema 2.0 donde se pone en relieve el papel que puede desarrollar un usuario como prosumidor, es decir, además de consumir contenidos adquiere un papel relevante aportando contenidos y contribuyendo a un conocimiento colaborativo, debemos destacar que Delicious fue uno de los primeros sistemas de gestión de marcadores sociales, en la actualidad utilizado por millones de usuarios, que permitió popularizar el concepto de las folcsonomías en contraposición con la taxonomías (Al final de la entrada se puede encontrar una explicación más detallada sobre la Folcsonomía y su importancia).

Aunque la posible desaparición de Delicious, no finiquita ni el servicio ni el concepto de folcsonomía, ya que existen otras alternativas, es probable que se pierda la riqueza del conocimiento acumulado en la plataforma y es un aviso para navegantes: las plataformas y servicios 2.0, y su gratuidad, en su inmensa mayoría soportadas por empresas privadas, están y estarán garantizadas mientras sean rentables directa o indirectamente (la lógica del mercado). Obviamente, la alternativa pasa por la financiación pública y/o privada a través del mecenazgo.  Lo que pone en evidencia la fragilidad de ese gran repositorio de información y conocimiento que es la Red.

Folcsonomía es un neologismo que denota la categorización colaborativa por medio de etiquetas simples o palabras claves –tag- en un espacio de nombres llano, sin jerarquías ni relaciones de parentesco predeterminadas a diferencia de la taxonomía basado en un sistema de tipo jerárquico o mediante facetas para categorizar /clasificar. Las taxonomías, como es conocido, plantea una serie de problemas en la clasificación, en primer lugar, la elección de los términos específicos de clasificación no suele ser universal y, por tanto, plantea problemas de acceso en muchos casos, sin olvidar que son normales los solapamientos de los términos en más de un sitio y, en segundo lugar, estos sistemas de clasificación requieren de un muy amplio esfuerzo de actualización y revisión, que vaya adecuando el vocabulario usado y procure mantener vivas las estructuras jerárquicas y los contenidos que se ofrecen. Mientras que la folcsonomía, que puede resultar anárquico y poco efectivo en principio, con el poco tiempo que lleva, está dando resultados no esperados, sobre todo por la cantidad de personas que terminan interviniendo en el proceso de categorización de los contenidos y el grado de coincidencia que aparece.