Archivo de la etiqueta: Deporte

Madrid 2020… A nuestros necios, ¡Zas, en toda la boca!

keep-calm-and-relaxing-cup-of-cafe-con-leche-in-plaza-mayor-40No tengo ningún tipo de inquina por la candidatura de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos; y lo siento sinceramente por los deportistas y por todos aquellos ciudadanos que pusieron sus ilusiones en poder vivir un acontecimiento deportivo mundial. Pero, en mi opinión, la eliminación de la candidatura de Madrid en la primera ronda es como un  golpe en toda la boca a todos los necios que han utilizado el evento para sus espurios intereses particulares. Nada que ver con el supuesto espíritu deportivo o los intereses de la ciudadanía. Por lo tanto, manifiesto mi alegría por la decisión del COI, porque esta “derrota” es una acicate más para la cura de humildad que necesita este país.

Desconozco totalmente los criterios, procesos y entramados subterráneos que determinan la selección, por parte del COI, de las futuras sedes olímpicas. Sin embargo, es evidente que la prepotencia de los ilustres necios que nos gobiernan y la cohorte de palmeros que los acompañan, en cierta medida, han influido en la decisión final. Apunto algunas reflexiones personales.

Un país endeudado hasta la cejas, no se puede permitir despilfarrar los escasos recursos públicos en organizar un evento de tal envergadura, teniendo otras prioridades más urgente. Nuestros necios todavía no se han enterado de que, en estos tiempos convulsos, en la esfera mundial, ya no son proclives a la ostentación y el despilfarro. “Por supuesto que hay dinero para pagarlo“, dijo Luis de Guindos al ser preguntado por el esfuerzo para costear Madrid 2020.

Un país deteriorado por constantes casos de corrupción de sus políticos e instituciones, empezando por el partido que ampara el Gobierno, no aporta su mejor imagen a una “marca” de seriedad y solvencia moral.

Un país en el Gobierno reaviva el litigio de Gibraltar en clave interna para tapar sus propias vergüenzas, algo recurrente durante toda la dictadura de Franco, sin duda habrá contribuido a que el lobby de la Commonwealthen en el COI (25% de los votos) se haya decantado en contra de la candidatura de Madrid. El fervor patriotero ya no cotiza.

Un país que envía una delegación de más de tres centenares de personas a Buenos Aires, la delegación más numerosa, con todos los gastos pagados nos plantea y plantean algunos interrogantes: ¿Cuántos de ellos no tenían una función concreta? ¿Cuántos de ellos podrían ser catalogados de gorrones institucionales, de simples palmeros de nuestra particular corte de los milagros berlanguiana persiguiendo copas y canapés en las recepciones del Hilton?. Estoy convencido que en la delegación japonesa, todo el personal tenía definida  milimétricamente su función para cada uno de los días de su estancia en Buenos Aires.

Un país que compite internacionalmente con una campaña triunfalista y arrogante, en clave interna para beneficio exclusivo del poder político, no suscita muchas simpatías. Salvar la futura candidatura de la Sra. Botella para la alcaldía, apuntarse los futuros Juegos Olímpicos como éxito de la política económica del Gobierno actual y un nuevo lavado y centrifugado de la institución monárquica han sido, en general, los principales leitmotiv de nuestros representes políticos. El resto de la retórica: espíritu deportivo, pueblo acogedor, etcétera es puro aderezo. “A relaxing cup of café con leche in plaza Mayor“. A lo mejor, a la Sra. Botella se le olvidó mentar los churros.

Podríamos seguir sacando punta al lápiz… porque la lista de despropósitos es larguísima. ¡Realidad, realidad obtusa!… Ya se han invertido, según diversas estimaciones, entre 6.000-8.000 millones de euros en infraestructuras. Todo un record, Madrid es la ciudad que más dinero ha destinado a los Juegos Olímpicos sin tenerlos. Una buena porción de este dispendio ya no aportará ningún beneficio a los ciudadanos madrileños. ¿Cuántos recortes se podrían haber evitado en sanidad o educación? Eso sí, el lobby del hormigón armado y del ladrillo, tan enquistado en el poder político, ya hace tiempo que recogió su beneficio.

Mientras que lo importante y lo urgente después de un quinquenio de crisis, es decir, el empoderamiento de una economía sobre la base de la educación y formación profesional, sobre la base de la investigación, el desarrollo y la innovación… sigue relegada en la última posición de las prioridades del Gobierno. Algo va mal, cuando Senegal ha concedido, hace unas semanas, una ayuda de 325.000 euros al Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, evitando la paralización de sus principales líneas investigadoras en riesgo por la falta de financiación de la Administración española.

¿Para cuándo nuestra candidatura a las “olimpiadas” mundiales del I+D+i, del conocimiento…?