Archivo de la etiqueta: e-learning

MOOC, una revolución en la adquisición de conocimientos

Sin lugar a dudas este es el año de los MOOC (Massively Open Online Courses). Es decir, la posibilidad de que millones de alumnos puedan acceder a cursos gratuitos impartidos online por las universidades más prestigiosas del mundo.

A simple vista nos encontramos con un modelo educativo que introduce un nuevo paradigma en la enseñanza y formación en el ciclo superior al permitir que miles de alumnos puedan acceder, a la vez,  a un material de calidad sin coste y, así, poder adquirir o profundizar el conocimiento sobre determinadas materias. Asimismo, junto al material (clases magistrales vía vídeo, acceso directo a las presentaciones del curso, bibliografía, prácticas según la materia, tareas para consolidar conocimientos  y evaluaciones online de dichos conocimientos), los alumnos tienen la posibilidad de colaborar y aprender unos de otros gracias a las posibilidades que ofrecen los actuales medios sociales y otras herramientas de comunicación y colaboración. En otras palabras, es aprovechar todo el potencial de la Red para adquirir información y conocimiento sobre un determinado tema o especialización.

Un aspecto a señalar es que las asignaturas que se ofrecen en forma y contenido superan a muchas de las que se imparten presencialmente en nuestras universidades y otros centros educativos, donde todavía nos encontramos con profesores que se limitan a leer y comentar una presentación y alumnos obligados a tomar apuntes durante horas y horas. Desde el punto de vista personal, he tenido la oportunidad de participar en persona en el curso Social Network Analysis de la Universidad de Michigan en la plataforma Coursera. Un excelente curso impartido por Lada Adamic que me ha permitido asentar las bases teóricas y experimental del análisis de la redes sociales y, sobre todo, motivarme para seguir profundizando en dicho campo. La verdad es que han sido ocho semanas intensas y mi valoración es muy alta. Posiblemente podríamos señalar aspectos a mejorar, pero si tenemos en cuenta que son las primeras experiencias que se están realizando en cursos masivos donde la interacción o la tutoría individual profesor y alumno es materialmente imposible, el gran reto para las universidades y profesores es la adaptación de sus conocimientos y sus métodos a unas tecnologías  que cada vez están más presentes en nuestras vidas.

Por el momento, plantea los típicos problemas de la acreditación “oficial” que permita certificar la credibilidad del conocimiento y las habilidades adquiridas. Sin embargo,  considerando que nos encontramos con unos entornos que están propiciando una pedagogía abierta en sociedades cada vez más complejas, me permitiría afirmar que las plataformas MOOC, representan un salto cualitativo en la evolución de los modelos de e-learning actuales y posiblemente nos encontremos con el embrión de una revolución en la adquisición de los conocimientos en un contexto donde la formación permanente será condición sine qua non de nuestras actividades profesionales. Parafraseando a George Siemens, “Saber cómo y saber qué están siendo complementados con saber dónde (la comprensión de dónde encontrar el conocimiento requerido)”.

Siemens, George (2004). Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital. Consultado el 20 de noviembre de 2012.

Twitter puede mejorar los resultados académicos

En un estudio, The effect of Twitter on college student engagement and grades, realizado por tres investigadores norteamericanos, se ha demostrado comparando dos grupos de estudiantes, uno experimental utilizando Twitter en su actividad académica y otro de control sin Twitter, que el grupo que utilizaba dicha herramienta, manifestaba sentirse más fluidos en el intercambio de ideas, al  mismo tiempo que se difuminaban las fronteras entre “clanes” y mostraban una mayor implicación en la participación,  obteniendo  mejores resultados académicos que el grupo de control que no utilizó Twitter.

En sus conclusiones señalan que los medios de comunicación social pueden ser utilizado como una herramienta educativa para ayudar a los estudiantes, al mismo tiempo que se han encontrado evidencias para sugerir que profesores y estudiantes pueden implicarse mucho mejor en el proceso de aprendizaje a través de la comunicación y las relaciones apoyándose en una herramienta como Twitter.

En el estudio, los estudiantes, la inmensa mayoría con edades entre 18-19 años, estaban familiarizados con Facebook, pero ninguno de ellos había utilizado Twitter previamente. En la investigación se realizó un pretest académico en la que participaron 125 estudiantes para establecer el punto de partida. Durante la investigación, en el grupo experimental participaron 65 y en el grupo de control 53, posteriormente se realizo un postest académico para evaluar los resultados.

El grupo experimental recibió una formación previa sobre el manejo de la herramienta y durante 14 semanas estuvieron realizando una serie de actividades educativas apoyándose en Twitter, entre ellas:

  • Poder continuar los debates una vez finalizada la clase presencial
  • Facilitar un medio menos estresante para responder preguntas
  • Debatir sobre la lectura previa de un libro
  • Recordatorio de actividades y horarios en clase, y eventos en el Campus
  • Tutoría académica y personal
  • Organización de grupos de estudio

Es decir, en esta investigación han demostrado que una herramienta asíncrona y de multiparticipación, en este caso Twitter, y con unas pautas y actividades bien definidas permite empoderar a los estudiantes. En cierta medida, las conclusiones de esta investigación podrían extrapolarse, con las cautelas previas, a otros entornos como el profesional.

Fuente: Junco, R., Heiberger, G. and Loken, E. The effect of Twitter on college student engagement and grades. Journal of Computer Assisted Learning, doi: 10.1111/j.1365-2729.2010.00387. (PDF)


El iPod algo más que un dispositivo para escuchar música

ipod.jpgHace seis años Apple presentó el iPod de primera generación con capacidad de almacenamiento de 5 GB y el lema “mil canciones en el bolsillo”. El iPod entraba en el mundo de los reproductores de música con un nuevo concepto tecnológico y de aplicación que interrumpía en el mercado MP3 marcando una tendencia social.

Un diseño espectacular, una gran capacidad de almacenamiento y otras aplicaciones como juegos o entrenamiento personal, y sobre todo, un nuevo “ecosistema” alrededor de la aplicación iTunes en el PC que gestiona ergonómicamente la música, los videos y que sirve de tienda.

Hoy he leído que el Departamento de Policía de Nueva York está distribuyendo iPods a los alumnos de la academia para que puedan escuchar los audiosapuntes o visualizar videos relacionados con los trabajos del curso mientras viajan en transporte público. Los iPods contienen material de clase como: procedimientos criminales, la Ley Penal del estado, autos judiciales o normas éticas o de vigilancia de la comunidad, entre otros materiales.

Pero esta iniciativa en la Administración Pública, no es nueva, el iPod se está utilizando en varias Universidades como una herramienta de apoyo en la formación. En la Universidad de Georgia, es de uso “obligatorio” para las clases de música e idiomas.

Apple suministra el paquete de aplicaciones multimedia iLife para que profesores y alumnos puedan crear sus propios contenidos para el iPod. Este tipo de herramientas, es una oportunidad para que los profesores impliquen más fácilmente a los estudiantes abriendo nuevas y estimulante dimensiones al aprendizaje, sobre todo si consideramos que el iPod es el dispositivo de la Generación Y.

En YouTube podemos ver el documental transmitido en Discovery Channel sobre la revolución del iPod en el mercado. El documental está disponible en 8 partes con una duración de 45 minutos en total.

Historia del Ipod Apple ( history of Ipod ) – Primera parte

 

12