Archivo de la etiqueta: ERE

Andalucía: Cara y Cruz de un Gobierno Abierto con ERE

El Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Recio, publicó ayer los datos de la investigación realizada por funcionarios de su departamento sobre las irregularidades en los ERE  en su página personal de Facebook y en su blog personal unos minutos antes de atender a los medios de comunicación tradicionales. Obviamente, la oposición del Gobierno Andaluz arremetió contra esta iniciativa calificándola de actitud adolescente (procedimiento de un “quinceañero”) o de una actitud friki.

No voy a entrar en los aspectos de la crítica del principal partido de la oposición en los usos de la Red, están aprendiendo y “piano, piano se arriva lontano”. Su crítica obedece más a la actitud del perro de presa cegado por sus propios casos de corrupción que no quiere soltar una posible pieza que potencialmente les aportaría réditos electorales.

Creo que es importante que los político con responsabilidades de gobierno utilicen los medios sociales como vía directa de comunicación con los ciudadanos y en pro de la transparencia en la gestión pública.  En este caso Manuel Recio lleva un cierto tiempo apostando por los medios sociales como vía para impulsar un acercamiento de la Administración hacia los ciudadanos. Aún más, de los políticos que sigo en Twitter, es uno de los pocos que dedica una parte de su tiempo a dialogar en dicho medio. En otras palabras, una gota en el inmenso océano de los medios sociales.

Sin embargo, al margen del grado de simpatía y afinidad que pueda tener por las actuaciones de Recio en un turbio asunto heredado como los fraudes en los ERE, no debemos olvidar los aspectos realmente importantes en cualquier iniciativa de Gobierno Abierto y su implicación con los medios sociales.

El hecho de que los miembros de un gobierno (políticos, funcionarios,..) sean más o menos activos en la Red no implica que se asumen las premisas de Gobierno Abierto. Estas premisas pasan, principalmente, por la transparencia en los contenidos que se transmiten y como se transmiten. Y, en mi opinión los resultados de la investigación interna sobre las presuntas irregularidades publicados por el Consejero en su página personal de Facebook, más que un ejercicio de transparencia es un acto a la defensiva aportando unos datos con el objetivo de minimizar un problema tal como podemos observar en el texto aportado.

Sencillamente, no se minimiza el problema diciendo que el 96,94% de los expedientes de los ERE analizados no presentan ninguna  irregularidad y que únicamente el 1,20 % de los expedientes que fueron aprobados son de personas, 72 para no jugar con porcentajes, que nunca han trabajado en las empresas por las que están cobrando una póliza.   Además de otros 111 trabajadores que presentan discordancias administrativas.  El hecho real es que hay 72 personas de 24 empresas que han defraudado por el momento, 9 millones de euros. Es decir hay un problema importante a pesar de que, según el propio Recio, existe su compromiso de que se  va a intentar recuperar hasta el último céntimo. La cuestión clave no son las magnitudes de las cifras son los hechos. Hace poco dimitió el Ministro de Asuntos Exteriores del Japón por recibir una simple donación de 450 euros, que fue considerada irregular. No dimitió por una cantidad ridícula dimitió por el hecho. Un gran matiz.

Hay un problema porque existe una trama que ha estado defraudando a la Hacienda Pública, la de los andaluces y la del resto de españoles que contribuimos con nuestra corresponsabilidad fiscal y solidaridad interterritorial. Una trama donde ya es obvio que han participado las personas que se benefician de los ERE y han participado las empresas que los presentaron, todos ellos identificados por la investigación interna promovida por Recio. Pero falta la tercera pata, la de los funcionarios y altos cargos de la propia Junta que gestionaron y aprobaron los expedientes. Y de esta tercera pata no hay rastro en el contenido publicado por Recio.

En mi vida profesional he dedicado más de 20 años a analizar, como consultor externo, circuitos de trámites de expedientes de todo tipo para su informatización en los tres niveles de las AA.PP. y si hay algo que caracteriza un procedimiento para tramitar un expediente es el rigor y control, algunas veces discutible, en sus distintas fases hasta su aprobación o denegación, quedando registrada toda la documentación aportada, pruebas, informes y las personas que van interviniendo durante todo el proceso. Por tanto, es de suponer que se cometieron algunas irregularidades internas al permitir la aprobación de los expedientes de los ERE.

La transparencia no es decir que únicamente se ha detectado un 1,20 % de fraudes o que únicamente se ha defraudado el 1.39 % de 647 millones de euros. Es un dato,  pero la transparencia es decir que mecanismos administrativos han fallado y por qué han fallado asumiendo las responsabilidades políticas si procede. Esto es lo que hay que contar a la sociedad, sea en las redes sociales o en los medios de comunicación tradicionales si la apuesta real es por un Gobierno Abierto, caiga quien caiga.