Archivo de la etiqueta: ESADE

Curso de Admin. y Finanzas 2.0: hamburguesas a precio de solomillo

Me encuentro con un recién creado centro de enseñanza no reglada, INESDI –Instituto de Innovación Digital de las profesiones- que oferta cursos sobre Community Management, Marketing Digital y Administración y Finanzas 2.0. De esta oferta me ha llamado la atención el curso sobre Administración y Finanzas 2.0, sobre todo por la utilización del sufijo 2.0 como elemento diferenciador.

Analizando las características del planteamiento del curso he observado algunas cosas que me llaman la atención. Para empezar anuncian –el marketing- un programa de Técnico en Administración y Finanzas 2.0, como el único curso en España para que uno pueda formarse en una profesión innovadora, pueda convertirse un experto de una disciplina que muy pocos profesionales dominan, pueda especializarte en un área muy demandada y con gran futuro en las empresas y ser el apoyo fundamental de los Directivos y Mandos Intermedios de Administración y Finanzas en las empresas. Hasta aquí, un planteamiento interesante e innovador.

Para ello, proponen un curso de 130 horas de formación presencial con un coste de 3.104€ sin financiación con el objetivo de conseguir un titulación privada avalada y certificada por el propio INESDI en Técnico en Administración y Finanzas 2.0.  Es decir, están ofreciendo un coste/hora para el alumno similar al coste/hora que tendría si cursara el Master in Finance en la tercera escuela de negocios del mundo en el ranking del Financial Times del 2010. En otras palabras, un centro que empieza su andadura  propone una formación de técnico medio no reglada que, por su precio, debería contar con los niveles de calidad y solvencia reconocidos, a nivel mundial, para un centro de enseñanza como ESADE.

Profundizando en el caso de INESDI y analizando el programa, vemos que consta de 11 Módulos -11 horas por módulo con una amplia gama de temas en cada uno de ellos- que van, desde explicar los principales y fundamentos básicos de Internet y las redes sociales hasta como elaborar un Curriculum y afrontar de forma profesional una entrevista, pasando por una serie de módulos donde se habla de aspectos relacionados con  temas como el CRM, ERPs o B2B y conceptos básicos de Contabilidad/Finanzas.  En otras palabras, muchos temas para tan pocas horas de formación y que, por tanto, es una capa de barniz que difícilmente convierta a alguien en un experto de una disciplina como prometen en el marketing del curso.

No pongo en duda que muchos de los temas que tratan, hoy en día, son necesarios para muchos de los técnicos administrativos y que la formación reglada nos lo trata o los trata de forma deficiente, pero de ahí a dar una fina capa de barniz “2.0” y certificarte en técnico en administración y finanzas con 130 horas de formación existe una gran distancia. En otras palabras, están ofreciendo hamburguesas a precio de solomillo en una coyuntura de crisis donde muchas personas están dispuestas a invertir en una formación que, potencialmente, les pueda diferenciar y abrir puertas en un mercado laboral raquítico.

Tampoco pongo en duda la valía del cuerpo docente ni la iniciativa de poner en marcha un centro de formación con el objetivo de cubrir una potencial oferta – o más bien crear una demanda- de algo que los promotores consideran una oportunidad de negocio, es responsabilidad del potencial alumno informarse y valorar si la inversión en esta formación vale la pena, pero no debemos olvidar que en los años 1999-2000, con el boom de las punto com vivimos una burbuja en la oferta/demanda de Masters, Postgrados y otras formaciones no regladas centradas en el comercio electrónico  (B2C y B2B), y cuando explotó la burbuja tecnológica, esta oferta/demanda quedó reducida a su mínima expresión. ¿Estamos inflando una nueva burbuja 2.0?.

Addendum. 10 de noviembre de 2010

A raíz del post que acabas de leer, los responsables de INESDI se pusieron en contacto con su autor con el objetivo de mantener una reunión para intercambiar impresiones sobre los aspectos más polémicos. Es importante resaltar que, en nuestro contexto digital más cercano, no es habitual este tipo de respuesta tal como queda reflejado en una nueva entrada en el blog titulada: INESDI. Un caso real de gestión de la eReputación.

Con relación a la crítica del curso de Administración y Finanzas 2.0, paso a resumir aquellos aspectos que me han parecido más interesantes en el intercambio de impresiones.

La visión y misión de INESDI es ofertar una formación complementaria sobre diversos aspectos del mundo digital íntimamente ligada a las prácticas profesionales de los técnicos administrativo. En este punto compartimos la idea del vacío existente en una oferta de formación digital dirigida al segmento de grado medio ya que la mayoría se concentra en el grado superior vía Masters y Postgrados.

Sobre el temario, duración de la formación y precio, me trasladaron que dado lo novedoso del tema y la falta de referentes les generó cierta dificultad establecer un temario ambicioso y acorde con los objetivos propuestos, dificultad que están superando en estos días al recoger las inquietudes y necesidades de los alumnos candidatos y, por tanto, ajustándolo a unas necesidades más concretas, tal como podemos observar por las actualizaciones en su sitio Web. De los 11 módulos iniciales del temario los han reducido a 6 manteniendo las mismas horas lectivas y ajustando el precio  con una reducción de un 28%.

Asimismo, Joan Turró, presidente y socio fundador de INESDI, con una amplia trayectoria y experiencia en el mundo de la educación y el ámbito de la gestión empresarial e institucional, me trasladó que INESDI es un proyecto serio y comprometido tanto socialmente como empresarialmente y no el fruto de una moda asociada el meme 2.0 o una acción oportunista.

En fin, me transmitieron que su proyecto, enlazando con la licencia bloguera de “hamburguesas a precio de solomillo”, persigue que las hamburguesas sean de solomillo, al garantizar que las personas de grado medio puedan acceder a una formación que hasta ahora estaba reservada al grado superior.

Un modelo de negocio 2.0-Según Jaime Castelló

youtube-length-limitAcabo de leer la entrada “Un modelo de negocio 2.0” de Jaime Castelló en su blog Management 2.0 en  CincoDías.com y, la verdad me ha provocado algún que otro sarpullido neuronal considerando sus credenciales: “Director Asociado del Executive MBA de ESADE en Madrid”.

Sarpullido porque plantea, en mi opinión, un análisis precipitado y poco fundamentado y me recuerda ciertas líneas argumentales en la línea de los que provocaron la burbuja de las punto.com hace casi una década.

Según la argumentación de Castelló, al margen de que el debate de los modelos de negocios de las plataformas sociales (la Web 2.0) está centrado sobre la manera de conseguir ingresos, para él, posiblemente la clave está “en los costes, en la bajada constante y previsible de los costes en los que incurren estos servicios” y fundamenta dicha tesis en tres tendencias:

La primera: “Coste de ancho de banda, el coste más importante, y que ha ido cayendo un 20% anual en los últimos 5 años”.  Cierto, el coste de ancho de banda ha caido en los últimos años, pero olvida algo elemental, lo que se reducido drásticamente es el coste del Mega en los últimos 5 años pero se ha incrementado de forma exponencial su consumo.  Se estimó que en el año 2007, YouTube consumió tanto ancho de banda como toda Internet en el año 2000. La explicación es simple: un usuario de las plataformas sociales –prosumidor– visualizando y cargando contenidos pesados (fotos, videos,…) está consumiendo un ancho de banda importante y, considerando la concurrencia y los niveles de calidad que deben dar estas plataformas –simplemente por fidelizar-  esta partida de gastos es importante y seguirá siendo importante.

La segunda y tercera: “Almacenamiento, que puede ahora ser alquilado (sin costes fijos de servidores y su mantenimiento)” y “Hardware, que cada vez es más barato, y que también puede ser alquilado”.  Cierto, las plataformas sociales pueden ahorrarse fuertes inversiones en infraestructuras y su mantenimiento y trasladarlas a gastos por servicio de terceros. Pero los costes continuaran creciendo porque los prosumidores van aportando, día a día, miles y miles de Gigas con sus contenidos pesados.

Para finalizar, Castelló, concluye que en la Economía 2.0 -hasta donde llego yo, únicamente existe una economía basada en la oferta y la demanda, otra cuestión son el (los) modelos que regula dicha economía – “la clave no estará ya tanto en conseguir importantes ingresos para cubrir costes enormes, ya que estos últimos cada vez serán más pequeños. En un mundo en el que los costes se reducen, las empresas tienen libertad para independizarse de los anunciantes y ser realmente únicas y originales”.  En este punto, decir que la ecuación coste/ingresos opera globalmente y cualquier modelo de negocios sin unos ingresos que permitan cubrir, como mínimo, los costes está abocado al fracaso –lección de la burbuja.com-. La clave de la cuestión sigue siendo el cómo las plataformas sociales, la Web 2.0, además de la publicidad, puede generar ingresos para garantizar su viabilidad.

Por último, señalar que aunque Chris Anderson defiende en su último libro –Free. The future of a radical price– la tendencia de la era de lo gratuito, esto no quiere decir que la desaparece la ecuación coste/ingresos.

Transformación con IVA

spanishLiderazgo de personas con IVA –léase Ideas, Valores y Actitudes-“ y la necesidad de que las instancias políticas lo que deben hacer es crear un entorno favorable para que “las miles y miles de decisiones diarias de las empresas  y los empresarios” puedan conducir a España a protagonizar un cambio de modelo que le permita salir de la crisis actual, son, en mi opinión, dos ideas fundamentales expresadas por Carlos Losada, director general de ESADE, en su conferencia en la sesión de Tribuna Barcelona, el lunes pasado.

Que España necesita transformar su modelo económico, es una necesidad incontestable a tenor de como nos está sacudiendo la crisis mundial actual. Hace un año y medio, según las instancias políticas del gobierno: el país iba bien, era el Estado de la UE que mejor había crecido estos años y que más había ahorrado, convirtiéndose en un país prospero y con una economía sólida. Y ahora nos vemos como un púgil en el ring recibiendo devastadores ganchos –de izquierda y de derecha- en cada round.

Al vuelo, el diagnostico no es favorable. La crisis financiera mundial tiene paralizado el flujo crediticio y las empresas y consumidores se las ven y desean para conseguir los recursos para realizar su actividad de compra e inversión. La explosión de la burbuja inmobiliaria en España, que se venía venir desde hacía tiempo, un sector con una gran incidencia en el empleo y en la economía -casi el 18% del PIB o, según estimaciones más reales, casi el 40% si se contabiliza el sector servicios relacionado con el mercado de la vivienda-.  La aceleración de la crisis en el sector turístico, otro de los sectores fundamentales de la “economía sólida” con un modelo “playa, sol y sangría” agotado desde hace bastante tiempo, el segundo sector por su aportación directa al PIB –más de un 12%, sin contabilizar otros sectores relacionados-. O, entre otros, la crisis del sector del automóvil, un sector que se desarrolló con la implantación de fábricas, a finales de los años 70 por empresas extranjeras, aprovechando los bajos salarios y una serie de condiciones favorables, pero que a fecha de hoy es inviable por el ajuste de la producción internacional y la deslocalización en regiones con costes salariales por hora y trabajador muy inferiores en países del Este de Europa o el Norte de África.

No hay que ser un gran experto para observar que la “economía sólida” de este país está noqueada con un futuro muy sombrío. Transformar el modelo económico va a requerir muchas ideas para impulsar sectores con potencial de crecimiento donde se pueda aportar valor añadido en una economía cada vez más global. Se identifican sectores como el aeronáutico, las biotecnologías, las energías renovables y el sector de las tecnologías de la información y el conocimiento. Obviamente son sectores de futuro, con un gran potencial de crecimiento en una economía basada en el conocimiento y, lo importante, tenemos experiencias y personas cualificadas. Pero también se van a requerir muchas ideas para transformar algunos de los sectores “clásicos” de la economía española aplicando criterios de sostenibilidad, diseño y calidad.

Asimismo, transformar el modelo económico va a requerir transformar los valores y las actitudes. Llevamos muchos años asentados en una cultura basada en el “pelotazo”, el éxito fácil y en un consumo desmesurado. Una cultura que ha impregnado a mucha gente, sean empresarios o simples consumidores, y de aquellos polvos vienen estos lodos. Millones de parados que difícilmente se incorporaran al mercado de trabajo, ciento de miles de familias que arrastraran durante años las cadenas crediticias, etc… Una cultura que ha propiciado, por activa y por pasiva, la visión cortoplacista y electoralista de las instancias políticas, tanto en el gobierno como en la oposición.

La visión, mi visión no es optimista, pero tengo la esperanza de que la situación pueda cambiar. No vale recurrir al falso optimismo de  los “diminutos, frágiles y precoces brotes verdes” y otras monsergas, porque la psicología económica –cuando falla la teoría y la práctica de la ciencia económica-  nos diga que la creación de un entorno de optimismo, incita a la inversión y el consumo y, por tanto, favorece la salida de la crisis actual.              

El liderazgo de personas con IVA es posible. Hay un gran potencial de ideas y proyectos,  y hay excelentes referentes para transformar los valores y las actitudes. Entre ellos, a modo de homenaje, el gran legado de Vicente Ferrer, el economista intuitivo, inteligente y visionario que nos ha demostrado que se puede transformar radicalmente una realidad con ideas, valores, actitudes y escasos recursos económicos.