Archivo de la etiqueta: Escuela 2.0

Twitter puede mejorar los resultados académicos

En un estudio, The effect of Twitter on college student engagement and grades, realizado por tres investigadores norteamericanos, se ha demostrado comparando dos grupos de estudiantes, uno experimental utilizando Twitter en su actividad académica y otro de control sin Twitter, que el grupo que utilizaba dicha herramienta, manifestaba sentirse más fluidos en el intercambio de ideas, al  mismo tiempo que se difuminaban las fronteras entre “clanes” y mostraban una mayor implicación en la participación,  obteniendo  mejores resultados académicos que el grupo de control que no utilizó Twitter.

En sus conclusiones señalan que los medios de comunicación social pueden ser utilizado como una herramienta educativa para ayudar a los estudiantes, al mismo tiempo que se han encontrado evidencias para sugerir que profesores y estudiantes pueden implicarse mucho mejor en el proceso de aprendizaje a través de la comunicación y las relaciones apoyándose en una herramienta como Twitter.

En el estudio, los estudiantes, la inmensa mayoría con edades entre 18-19 años, estaban familiarizados con Facebook, pero ninguno de ellos había utilizado Twitter previamente. En la investigación se realizó un pretest académico en la que participaron 125 estudiantes para establecer el punto de partida. Durante la investigación, en el grupo experimental participaron 65 y en el grupo de control 53, posteriormente se realizo un postest académico para evaluar los resultados.

El grupo experimental recibió una formación previa sobre el manejo de la herramienta y durante 14 semanas estuvieron realizando una serie de actividades educativas apoyándose en Twitter, entre ellas:

  • Poder continuar los debates una vez finalizada la clase presencial
  • Facilitar un medio menos estresante para responder preguntas
  • Debatir sobre la lectura previa de un libro
  • Recordatorio de actividades y horarios en clase, y eventos en el Campus
  • Tutoría académica y personal
  • Organización de grupos de estudio

Es decir, en esta investigación han demostrado que una herramienta asíncrona y de multiparticipación, en este caso Twitter, y con unas pautas y actividades bien definidas permite empoderar a los estudiantes. En cierta medida, las conclusiones de esta investigación podrían extrapolarse, con las cautelas previas, a otros entornos como el profesional.

Fuente: Junco, R., Heiberger, G. and Loken, E. The effect of Twitter on college student engagement and grades. Journal of Computer Assisted Learning, doi: 10.1111/j.1365-2729.2010.00387. (PDF)


Educación. Transformar es la clave según Sir Ken Robinson

Sir Ken Robinson, experto en creatividad considera que la educación actual aleja a las personas de sus talentos naturales y aunque muchos gobiernos se están planteando reformas de sus respectivos sistemas educativos, éstas no tienen sentido porque simplemente están mejorando unos modelos obsoletos. Lo que necesitamos, según Robinson, no es una evolución, sino un revolución en la educación. Son movimientos de reforma educativa que se basan en el modelo de comida rápida “Fast food” para asegurar una cierta calidad en la estandarización y la conformidad. Lo que se necesita es un modelo basado en los principios de aprendizaje personalizado para cada niño y de escuelas adaptando sus modelos para hacer frente a cada una de las circunstancias personales.

Un excelente vídeo de la serie RSA Animate que ilustra la intervención de Robinson en febrero de 2010.

RSA Animate -Changing Education Paradigms

Sir Ken Robinson – Changing Paradigms

Sir Ken Robinson: Bring on the learning revolution! TED2010 Febrero 2010

Educación. “Madurez” tecnológica o conocimiento competencial

Cada día es más frecuente escuchar o leer en foros, ponencias, blogs o artículos de prensa que los más jóvenes, con el aura de nativos digitales,  han alcanzado una pretendida “madurez tecnología” por su facilidad de apropiarse de las nuevas tecnologías, adjudicándole en muchos casos unas pretendidas competencias “naturales” con relación al conocimiento y la información. Una apreciación que obedece más a posiciones asentadas en el determinismo tecnológico y en el dogma que en posiciones avaladas por el conocimiento científico.

Sin embargo, nos empezamos a encontrar con experiencias y sus evaluaciones que realizan una aproximación a los nuevos paradigmas con el rigor requerido. Por ejemplo, es el caso del  Certificado de Informática e Internet (C2i)  de nivel 1, que se puso en marcha en Francia hace unos años, todavía en fase experimental, cuyo objetivo es permitir a los estudiantes la adquisición de una serie de  competencias indispensables para continuar con sus estudios superiores y que sean capaces de hacerlas evolucionar de acuerdo con los avances tecnológicos.

El C2i de nivel 1 certifica el control de un conjunto de competencias necesarias para que el estudiante lleve a cabo las actividades que un curso de formación superior exige en la actualidad: investigación, creación, manipulación y gestión de la información; recuperación y tratamiento de datos; gestión de datos; conservación, archivado y búsqueda de dichos datos; presentación presencial y a distancia del resultado de un trabajo; intercambio y comunicación a distancia; producción en situación de trabajo en equipo; y posicionamiento ante los problemas y perspectivas de utilización de las TIC en aspectos relacionados con los derechos y las obligaciones, aspectos jurídicos, deontológicos y éticos….

Pues bien, según los principales resultados de una encuesta cuantitativa del Observatorio OPSIS (PDF) podemos observar que la población mayores de 15 años no han logrado alcanzar el nivel de competencias requeridas en el C2i.

Los resultados estadísticos muestran que las actividades que no requieren un nivel alto de apropiación de conocimiento como la búsqueda de información y el intercambio/comunicación a distancia son las que dominan más del 75% de los encuestados. Sin embargo, las actividades que requieren un cierto nivel de apropiación del conocimiento, es decir, transformar un conocimiento en saber hacer –Know How- o “saber, comprender y adaptarse” como la elaboración de documentos o las presentaciones de los trabajos –presencialmente o a distancia- únicamente alcanzan dicha competencia el 50%.

En la investigación, se señala el papel que juegan los padres al no actuar como guías en el aprendizaje de sus hijos porque están más centrados en los riesgos y peligros por el uso del ordenador que en las posibilidades de Internet y las aplicaciones. Obviamente, una apreciación lógica si consideramos que para muchos de ellos las nuevas tecnologías es un territorio desconocido. Asimismo, se destaca que las personas mayores son cada vez más propensos a las nuevas tecnologías, pero su bajo nivel de competencias está revelando una vez más la dimensión intergeneracional de la brecha digital, en este caso la cognitiva.

Un estudio que vuelve a poner en evidencia, otra vez más, la existencia de la segunda brecha digital cuando se trata de trabajar competencias acorde con una sociedad basada en la información y el conocimiento. Véase, en este blog, Los nativos digitales y la segunda brecha digital.

12