Archivo de la etiqueta: Finanzas

Las TIC y la volatilidad de los mercados financieros

Con la crisis financiera actual, el término “mercado” está omnipresente en nuestra vida diaria a todas horas.  Lo vivimos como una especie de ente que rige nuestros destinos. Para unos, los menos, es un símbolo de sabiduría que pone orden en nuestras actividades económicas, mientras que para otros es un ser descerebrado, sin inteligencia, al servicio de hombres sin escrúpulos que ha tomado el control de nuestras vidas con una “gestión” concienzuda y ejecutando sin piedad las instrucciones que recibe.

Durante el día vemos y nos preguntamos cómo los índices bursátiles van subiendo o bajando en fracciones de segundos y cómo van variando el valor o las rentabilidades de las acciones que lo componen; o cómo la archifamosa prima de riesgo que nos tiene atenazados también sufre variaciones en un mismo día. Algunos se preguntan cómo pueden variar tan rápidamente dichos índices y cómo es posible que el ser humano sea capaz de visualizar la información, analizarla y  tomar decisiones de compra o venta de  valores en un tiempo tan reducido, donde unos pocos minutos son una eternidad y  pueden ser decisivos para ganar o perder en las ventas o en las compras. Por ejemplo, en el crack de Wall Street del 6 de mayo de 2010, cuando el mercado cayó casi un 10% en unos pocos minutos y se volatilizaron más de un billón de dólares causando, obviamente, un pánico generalizado a los brokers de medio mundo. Este crack tuvo su origen en una serie de órdenes automáticas de venta (contratos de futuro S&P E-mini) que al no encontrar liquidez en el mercado, provocaron bajadas en las cotizaciones y éstas,  a su vez, provocaban nuevas oleadas  de ordenes de ventas, generando unos flujos de transacciones que se retroalimentaban automáticamente a la baja  con el consiguiente descontrol del mercado.

La realidad es que, cada vez más, las transacciones financieras especulativa se realizan a través de sistemas informáticos con algoritmos complejos para la toma de decisiones.  En los Estados Unidos representa el 75% del total de las transacciones,  en el caso del Reino Unido un tercio de ellas.  La cuestión es que la velocidad en la que se realizan dichas transacciones han alcanzado un ritmo que impide cualquier intervención humana en su seguimiento y en la toma de decisiones. En otras palabras, los sistemas informáticos están reforzando la volatilidad de los mercados. Esta es la conclusión de un interesante estudio sobre el papel de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los mercados financieros: The Future of Computer Trading in Financial Markets  (PDF) elaborado por el área de análisis prospectivos del Department for Business Innovations & Skills  (BIS), del Ministerio de la Ciencia del Reino Unido.

En el estudio se pone el énfasis en el peso que están adquiriendo los algoritmos en las operaciones especulativas sustituyendo a los seres humanos en las tomas de decisiones, y en su contenido disponemos de un análisis del estado actual de estos sistemas, las tendencias en su evolución para los próximos diez años y cómo afectará a la estabilidad financiera.  El estudio reúne tres documentos de trabajo (working papers)  donde se analizan la estabilidad financiera y las transacciones informatizadas; el impacto de las transacciones informatizadas en la liquidez, la eficacia y la formación de los precios y los costes de las transacciones; y el impacto del desarrollo tecnológico.

Son tres documentos con el suficiente rigor científico en su planteamiento y desarrollo que nos ayuda a entender cómo están funcionando los mercados financieros y el rol actual y de futuro de las TIC en este sector.  Porque, si hoy la “mano que mece la cuna” de los mercados financieros está formado por agentes humanos que interaccionan con un conjunto de sistemas de transacciones automatizadas, en un futuro próximo éstos serán sustituidos por robots transaccionales capaces de adaptarse y “aprender”  con  una mínima implicación humana.

En mi opinión, la toma del poder de los mercados financieros por parte de los algoritmos puede conducir a pensar en un sistema cuasi perfecto donde, gracias a complejos modelos econométricos y financieros, la toma de decisiones será cada vez más racional por la capacidad de relacionar un número elevado de variables y responder a la evolución de los indicadores en fracciones de segundo.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que la  selección de variables e indicadores siempre se realizará con la frialdad calculada de la maximización de los beneficios monetarios, es el leitmotiv de cualquier acción especulativa,  dejando al margen otras variables e indicadores relativos a potenciar una economía más sostenible y más social.  Al final, todo se reduce a la variable beneficio sin considerar los efectos colaterales que puede conllevar para una economía productiva y para el conjunto de la sociedad.

Como colofón, siempre nos quedará la solución de desconectar el sistema para recuperar nuestra autonomía como seres humanos, por irracional que ésta sea, como hizo el astronauta David Bowman con HAL 9000, el supercomputador que gobernaba y controlaba la Discovery 1 en 2001: Una odisea en el espacio. Una película dirigida por Stanley Kubrick  con guión del propio director en colaboración con el novelista Arthur C. Clarke .

2001, desconexión de HAL 9000

http://www.youtube.com/watch?v=jxdf5rHr3mU