Archivo de la etiqueta: Microsoft

Construyendo los jardines porosos. Google compra Motorola

En pleno ferragosto, fiesta de raíces antiquísima que marcaba el fin de las labores agrícolas en la cuenca mediterránea y que la Iglesia Católica  la convirtió en el día de la Asunción de la Virgen María a los cielos, recibimos la noticia de que Google compra Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares.

Es una adquisición con algunas lecturas interesantes y algunas especulaciones sobre tendencias de futuro. La primera lectura es que accede de un plumazo al know-how tecnológico acumulado por Motorola (más de 20.000 patentes) y establece las bases para crear su propio ecosistema de servicios y aplicaciones vinculado a una gama de dispositivos y su sistema operativo sobre el que tendrá el control siguiendo la senda de Apple (véase “iPad. La estrategia de Apple y la comercialización de los productos culturales”) o los intentos de Microsoft con Nokia en el mismo horizonte estratégico. El hecho de que Motorola como Google manifiesten que la compra no impedirá que otros compañías sigan utilizando el sistema operativo Android, garantizando que seguirá siendo abierto, no deja de ser un brindis al sol. Porque la segunda lectura, en términos especulativo, es que se va consolidando la tendencia de una Red estructurada sobre la base de los jardines porosos, tal como la definió la Internet Society (ISOC) con su interesante ejercicio de puesta en escena de cuatro visiones de cómo será el futuro de Internet (véase Según la ISOC: ¿Cómo será Internet dentro de 10 años?)

Los jardines porosos como ecosistema donde las redes permanecen globales, pero el acceso a contenidos y servicios pasan por la utilización de unas determinadas redes de servicios con sus aplicaciones vinculadas a tecnologías propietaria y a determinados acuerdos exclusivos con productores de contenidos y redes físicas que obligarían a los consumidores a comprar varios dispositivos y sus correspondiente  suscripciones en el caso de querer acceder a toda la gama de innovación en la Red. Un modelo donde el control de los contenidos, los precios, las licencias y otros, estarían en las manos de unas pocas corporaciones donde los incentivos financieros para los productores y desarrolladores de software estarían en la innovación continúa vinculada a éste modelo “propietario”.

Apple, Microsoft y Google están construyendo sus jardines particulares.

El Software Libre. Presente y futuro

Luis Casas me invita a reflexionar y compartir mi opinión en la Gaceta Tecnológica sobre las dificultades que está teniendo el software libre en despegar en el marco de la celebración del Día Internacional del Software Libre -18 de septiembre-.

Pues bien, en mi opinión me permitiría afirmar que el software libre goza de una salud robusta y con una gran superioridad en calidad y funcionalidad con relación al software privado. Grandes compañías como IBM, HP, Oracle o Google, entre otras, están incorporando y utilizando el software libre en sus productos y servicios.

Una salud robusta, desde el punto de vista de la producción, porque funciona como una especie de bullicioso bazar, en el que cualquier persona puede participar a través de la Red en el desarrollo y la mejora del código a través de comunidades basado en un modelo colaborativo donde se concilia la calidad y el acceso libre. Un código que evoluciona constantemente con una relación casi instantánea entre solución y descubrimiento de problemas. Algo que el software privado con su política de producir en masa un producto cerrado y empaquetado no es capaz de afrontar.  La clave es que dado un número suficiente de desarrolladores y beta-testers, casi cualquier problema puede ser identificado rápidamente y su solución ser obvia al menos para alguien. En otras palabras, como señaló Eric Raymond “dado un número suficiente de ojos, todos los errores son superficiales”.

Sin embargo, donde no ha logrado despegar es en el segmento del gran consumo, ya que para la mayoría de los usuarios finales -el que va comprarse un ordenador personal en El Corte Inglés, PC City o el FNAC-  el debate entre las ventajas del software libre y el privado o viceversa no tiene ninguna relevancia. Las opciones son limitadas, PCs con Windows de Microsoft o los MACs de Apple, salvo en el nicho de los notebooks que pueden encontrar alguna propuesta con software libre.  Un segmento donde Microsoft tiene un casi monopolio y control de los canales de distribución de sus productos propios, mientras que en el software libre, salvo en el ecosistema de las personas fascinadas por la tecnología y la informática –los geeks-, brillan por su ausencia las estrategias de promoción y distribución.

Creo que a medio plazo, la producción de software libre seguirá gozando de buena salud y muchos programadores seguirán colaborando de forma altruista en su desarrollo, porque como dice el lema de la comunidad de WordPress el “código es poesía”, sin embargo, empieza a ser preocupante, más que la posición de dominio de Microsoft, la  tendencia  y proliferación de dispositivos –hardware- con un modelo de software cerrado donde se controla no sólo la fuente de su propio sistema, los protocolos y estándares de comunicación propietarios, sino también la plataforma de software que se ofrece todo junto con el hardware y el control de otras aplicaciones que quieras instalar en el dispositivo. Es el caso de Apple con el iPAD y el iPhone o el Kindle de Amazon entre otros, sin olvidar todo el sistema de servicios que se está construyendo alrededor del concepto del Cloud computing, donde, en base a unos determinados servicios, nos vamos a encontrar con entornos cada vez más cerrados y acotados a los intereses de sus promotores.

Visiones para construir el futuro. Materiales para reflexionar

Finalizada la década ‘00s, con el 2010 entramos en una nueva década y siempre son interesantes las miradas prospectivas de lo que nos depara el futuro.

Las miradas pueden ser múltiples y acordes con los intereses y las estrategias de quien elabora los discursos. Unas miradas que pueden ir desde una visión transdisciplinar basada en la complejidad y la incertidumbre hasta una visión tecnológicamente determinista y utópica como podemos observar en los siguientes vídeos:

Audiovisual presented by GUNI at the 2009 UNESCO World Conference on Higher Education


Microsoft Office Labs vision 2019