Archivo de la etiqueta: Modelos de negocio

La libertad de expresión como modelo de negocio

El pasado miércoles, el  Parlamento Islandés aprobó por unanimidad la resolución Icelandic Modern Media Initiative cuyo propósito es que el Gobierno ponga en marcha los medios que permitan reforzar la libertad de expresión y de información en Islandia, así como proveer una protección especial de las fuentes de información y de todos aquellos que publiquen informaciones polémicas.

Es una iniciativa impulsado por Julian Assange, fundador de Wikileads, un sitio  Web que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia religiosa, corporativa o gubernamental, preservando el anonimato de sus contribuidores y que goza de un cierto prestigio entre los profesionales de la información.

Según el texto de la resolución, Islandia aspira a convertirse en el refugio internacional de los órganos de información de todo el mundo, ofreciéndoles dicha protección a través de un entorno legislativo atractivo para que se instalen en la isla centros de los medios de comunicación  internacionales, startups del sector de los nuevos medios, organizaciones de defensa de los derechos humanos y centros de datos informáticos que estén al abrigo de la persecución de las autoridades locales de sus respectivos países.

Es una iniciativa en fase embrionaria y con muchas lagunas, sobre todo porque no está nada claro que las leyes de un país puedan proteger a los periodistas de otros países, aunque si que podría evitar el secuestro o la puesta en fuera de servicio de los servidores al estar ubicados en la isla. De cualquier forma no deja de ser interesante que Islandia apueste, como modelo de negocio, por la creación de un hub de información a nivel mundial bajo la premisa de la libertad de expresión. Veremos en que queda.

Vía: NiemanJournalismLab

Jaque a la Neutralidad de la Red

Comcast, el mayor proveedor de acceso a Internet en los Estados Unidos acaba de ganar un recurso contra la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), una batalla que duraba más de dos años. La Corte de Apelaciones federal ha negado el derecho de que la FCC pueda imponer la Net Neutrality –la neutralidad de la red- a un proveedor de acceso (ISP), aunque la sentencia no pone en entredicho la neutralidad como tal.

Comcast aplicaba una política de filtrar determinados contenidos según sus fuentes y destinos. La FCC la había sancionado por discriminar el tráfico y le había obligado a dejar circular los contenidos de sus clientes sin filtrar el tipo o métodos utilizados para acceder a él. Decisión que recurrió la operadora y que la Corte de Apelaciones acaba de dictaminar que la FCC se extralimitó en sus competencias ya que el sistema de tarifas es una cuestión exclusiva de las operadoras y que la agencia estatal no puede impedir que éstas establezcan diferentes tarifas de Internet según el tráfico o la velocidad de descargas.

Según The Washington Post, la decisión de la Corte de Apelaciones podría afectar la capacidad de la FCC para continuar su defensa de la neutralidad de la red. Además, se tiene que enfrentar a un difícil reto para seguir adelante y tratar de pasar de ser un órgano regulador de la era del teléfono y la televisión a ser un órgano regulador en la era de las redes.

La sentencia Comcast contra la FCC no es un jaque y mate a la neutralidad de la red, pero ponen en evidencia la fragilidad de ésta como nos señala la coalición Save the Internet que denuncia las intenciones de las grandes operadoras – AT&T, Verizon, Comcast y Time Warner Cable – de propiciar una red donde se pueda filtrar y priorizar el tráfico y el acceso de acuerdo con sus intereses. Unas operadoras que están gastando cientos de millones de dólares para presionar, vía lobbies, al Congreso y a la FCC. El mayor peligro que detectan es que si no se legisla para que todas las redes sean abiertas y neutrales en todo el país,  la neutralidad que se deriva del Plan Nacional de la Banda Ancha únicamente estará garantizada para las líneas desplegadas con las inversiones públicas del Gobierno Federal.

En la coalición  Save the Internet participan cientos de personalidades y organizaciones de todo tipo y cuentan con el apoyo de empresas cuyo modelo de negocio requiere dicha neutralidad como: Amazon.com, eBay, Google, Intel, Microsoft, Facebook, Skype y Yahoo. Además del compromiso del Presidente Barack Obama.

Y, como expresé en una entrada anterior, It’s the economy, stupid. Las Telecos mueven sus fichas, hay muchos intereses económicos en juego y no se tiene claro cual será el desenlace final. Lo que está claro es que las decisiones que se tomen en Washington nos afectarán para bien o para mal.

The Net Neutrality

It’s the economy, stupid. Las Telecos mueven sus fichas

En el Mobile World Congress se están evidenciando los últimos movimientos que están realizando las operadoras en el gran negocio que representa la Red.

Hace unos días Alierta, presidente de Telefónica anunció su intención de que los buscadores de Internet tendrán que pagar por canalizar el tráfico por las redes de comunicaciones de la operadora. Es decir, tal como analicé en una entrada anterior, lo que estaba planteando Alierta, como parte implicada y mensajero es el posicionamiento de las mayoría de las operadoras mundiales con relación a la Red:  somos el eslabón crítico en la Red y queremos obtener la máxima rentabilidad.

Pues bien, en lo que llevamos de semana, las operadoras –Telecos- están moviendo sus fichas en el tablero del conglomerado económico agrupado en el hipersector o megasector de las industrias de las TICs.  Un conglomerado económico donde muchas de las grandes empresas intentan expandirse, en una dura y soterrada batalla, hacia capas que no formaban parte de su negocio original. Una batalla en que muchos quieren pasar de la concurrencia al monopolio pasando por el oligopolio. Movimientos de fichas que se concretan, por el momento, en:

  • El anuncio de que más de 20 operadoras de todo el mundo se alían para abrir la Wholesale Applications Community, una plataforma de aplicaciones para móviles, en clara competencia con la comercialización de aplicaciones por parte de  Apple y Google. Una alianza de operadores con acceso a tres mil millones de clientes y el objetivo concentrar el mercado de desarrolladores y venta de aplicaciones.
  • El alineamiento de Vittorio Colao,  consejero delegado Vodafone, con la posición manifestada por el presidente de Telefónica de cobrar a los buscadores. Y la respuesta de Eric Schmidt, consejero delegado de Google, que ha descartado el enfrentamientos con las operadoras y ha señalado que es necesario un trabajo conjunto para buscar fórmulas para compartir ingresos.
  • El reciente acuerdo de Telefónica con la Biblioteca Nacional y Publidisa, la mayor distribuidora de eBook español a través de TodoeBook, para la distribución y comercialización de contenidos editoriales a través de sus servicios. Con dispositivos propios como Tablet y acuerdos con fabricantes para que adapten sus terminales a los nuevos contenidos digitales. Así como acuerdos con editoriales como Santillana, Vocento y Anaya. Vodafone también ha llegado a un acuerdo con Publidisa para la venta de eBooks a través del móvil.

La Red se está comercializando rápidamente y el que piense que es una fuerte ofensiva contra la neutralidad de la red es que no ha enterado, parafraseando a James Carville, estratega de la campaña electoral de Bill Clinton: ¡Es la economía estúpido!.

Más vale ser consciente de lo que se cocina en la Red que soñar con un territorio idílico fuera de toda regla del sistema económico dominante. Me preocupa más la falta de “neutralidad” en el mundo que se manifiesta en: hambre, injusticias, paro y un largo etc…