Archivo de la etiqueta: Publicidad

#Annoyomics: Una teoría del pensamiento mierda o una mierda de pensamiento

Merda d'Artista-Piero Manzoni

Merda d’Artista-Piero Manzoni

Ante todo, pido al lector una amplitud de miras sobre la palabra “mierda”, expresión malsonante y polisémica. En este contexto, no es un insulto, ni una muestra de descontento o decepción, tampoco tiene intenciones escatológicas, es el concepto para definir el resultado de un proceso mental como si se tratase del proceso digestivo, es decir, la expulsión de los deshechos de un organismo vivo.

Después de leer #Annoyomics: El arte de molestar para ganar dinero, el último libro de Risto Mejide (@ristomejide), mi valoración es que nos encontramos delante de una excelente obra sobre el “pensamiento mierda” escrita por una persona inteligente y hábil manipulador, es publicista, el cual lleva tiempo asumiendo la pose de enfant terrible,  es un provocador televisivo. Asimismo, es pertinente señalar que va por la vida intentando convencernos de las diferencias entre su yo como persona y su alter ego como personaje público. Como si se tratase de una especie de doctor Jekyll y el señor Hyde. Aunque la cuestión es que su oscuro alter ego, como el caso de Hyde, acaba imponiéndose.

De cualquier forma mi objetivo no es hablar del autor,  aunque no es fácil de separar autor y obra, tampoco la de aplicar su Método Annoyomics© para molestar aunque según el autor:  Molestar vende. Mi objetivo es comentar si Risto desarrolla una teoría del “pensamiento mierda” o me he tragado más de 260 páginas llenas de mierda para justificar una forma de pensar. La verdad, no es fácil realizar dicha distinción con personajes con trastornos de identidad disociativo. Sin embargo, ante la duda, opino que Risto, ha desarrollado una teoría del “pensamiento mierda” que al final resulta ser una mierda de pensamiento.

El storytelling que soporta su teoría parte de una premisa fundamental: “La gente es idiota. Y yo el primero, sí”. A partir de este punto, empieza a establecer las bases para su teoría: “Ser idiota en sí no es peligroso. El peligro viene con la adjudicación de cualquier tipo de poder al idiota”… “nos educan para convivir con idiotas”… “tenemos una especie entera basada en la tolerancia a la idiotez del prójimo, que sobrevive aun a pesar de ella, y que encima se cree determinante en el devenir del planeta y del universo entero”.  Simplifica la complejidad humana y sus matices, utiliza con destreza la ironía y el sarcasmo para reducirla a una gran masa idiotizada fácilmente manipulable en la sociedad del consumo actual.

Su teoría se basa en la “molestia que se puede provocar, desarrollar y gestionar”, eso sí, deja bien claro que se basa en su experiencia adquirida en tres ediciones del programa televisivo: Operación Triunfo. Para él, molestar es bueno, simplemente porque vende. En su teoría lo bueno o lo malo queda reducido a: se vende o no se vende. En su teoría no hay cabida para las consideraciones éticas y morales, lo afirma el propio autor pidiendo un lapsus moral para dar forma a su pensamiento mierda. Únicamente le interesa los valores de las personas que cotizan al alza. En este punto, señalar que las premisas de su teoría no son nada nuevas, son las que han utilizado y utiliza el capitalismo especulativo más salvaje: ni ética, ni moral, todo vale para conseguir el máximo beneficio.

Molestar es la clave del pensamiento mierda, para Risto es obtener los beneficios del insulto y de la ofensa sin tener que recurrir a ellos. Es una estrategia para triunfar molestando. Eso sí, una molestia light que ayude a que las cosas pasen, una molestia deseable, es la molestia buscada, es la molestia tolerada y aceptada por el sistema para que nada cambie. La molestia mala, la que plantea los grandes dilemas, la que cuestiona las desigualdades y las injusticias, las que nos hace crecer como personas y abandonar el limbo de los “idiotas” al que nos quieren condenar queda al margen en su teoría de la molestia, de ahí su “pensamiento mierda” o mierda de pensamiento.

Risto es hábil, su teoría de la molestia la argumenta sólidamente con múltiples ejemplos, una especie de ensaladilla rusa de la molestia, de cómo se triunfa molestando: sea mediante la molestia como estrategia basada en la controversia para vender o consolidar una marca, o la molestia que puede provocar, por el efecto viral de las redes sociales, la denuncia de una persona anónima a una empresa o marca por su deficiente servicio. Su texto es una oda, más bien una auto oda, a los que hoy triunfan molestando.  Pero eso si, sin alterar el sistema, y, para ello, propone un método, bien argumentado, para diseñar estrategias de molestia: el Método Annoyomics©.  Sobre el método deciros que si estáis interesado en profundizar lo podéis comprar o descargarlo gratuitamente desde Internet y os tragáis las 260 páginas.

En algunos aspectos es un libro interesante, porque recoge y refleja fielmente tendencias dominantes en nuestra sociedad: La sociedad del espectáculo como relación social entre las personas mediada por estereotipos predeterminados y transgresiones domesticadas. Pero no nos dejemos engañar, no es una crítica a dicha sociedad del espectáculo, simplemente Risto se erige en el maestro del pensamiento mierda que la gobierna. Y como buen maestro, surgen los discípulos oportunistas que se comportan como los escarabajos peloteros, esos coleópteros que se alimentan de excrementos, al adherirse a una mierda de pensamiento para hacerse un espacio en el long tail del “famoseo”. Estos son los imitadores, los personajes más peligrosos para la humanidad en su intento de superar al maestro.

Salvando las distancias, el  libro de Risto me recuerda la obra “Mierda de artista” de Piero Manzoni, el cual enlató, supuestamente, sus heces en 90 latas cilíndricas de 30 gramos y las puso en venta por un precio equivalente a su peso en oro. Vender la mierda a precio del oro, es lo que algunos consiguen con la fama y la cotización: Garabetear, firmar, vender y cagar. Hoy Ristro estrena columna de opinión, Hasta la Polla, en El Periódico. Pues eso, garabatear, firmar, vender y …

Tendremos Risto para rato, molestar vende.

¿Quieres sexo? Vente a votar a Cataluña

Hace apenas un mes un estudio realizado por Sigma Dos a 3.200 personas reveló que Belén Esteban podría quedar como tercera fuerza política en caso de que se presentase a las Elecciones de 2012 superando en número de votos a Izquierda Unida, CiU, PNV, ERC y BNG. Una noticia que fue acogida por algunos como una muestra del chabacanismo de la sociedad española o, por otros, como una muestra socarrona del desistimiento de los ciudadanos de los partidos políticos actuales.

Sin embargo, tal como se está desarrollando la campaña electoral en Cataluña, observamos como la mayoría de los partidos políticos se deslizan cada vez más en el más absoluto chabacanismo con sus mensajes publicitarios para movilizar y atraer a un electorado desmotivado por la crisis y sus efectos colaterales. Aún más, muchas de sus actuaciones elevan a un nivel de seriedad, nunca imaginado, el belenestabanismo como opción política. Y es que, en pocos días, la campaña se está contaminando de una corriente erótico-pornográfica nunca imaginada con un amplio abanico de propuestas.

Copulación: Convergencia i Unió nos avisa de que la mayor parte de las criaturas que nacen en Cataluña “son de madre inmigrante” y, por tanto, las mujeres catalanas deben tener más hijos porque sino la identidad autóctona corre el riesgo de “desnaturalizarse”. En otras palabras, o los catalanes copulan más y mejor, o este país no lo reconoce nadie.

Despelote: Ciutadans nos invita a que nos desnudemos para rebelarnos.

Orgasmo:  Las juventudes del PSC nos ilustra con el orgasmo que nos puede provocar votar a Montilla. Difícil, aunque algunos piensen que es posible.

Megaorgasmo: Montse Nebrera, candidata de Alternativa de Govern va mucho más allá con su vídeo porno acabado con ducha fría.

Excitando al personal: Joan Laporta, candidato de Solidaritat Catalana, se deja de pamplinas en vídeos montajes y se pasea en los mítines calentando al personal con la actriz porno independentista María Lapriedra.

http://www.youtube.com/watch?v=JOqPiS96_pQ

Sexo Gore: Alicia Camacho, candidata del Partido Popular, asomó la patita con una propuesta mucho más dura, un videojuego para aliviar nuestros instintos más ocultos matando a inmigrantes e independentistas. Una propuesta que tuvo que matizar posteriormente.

Follódromos: Carmen Mairena, candidata del FriKi partido CORI, nos propone en su programa electoral la creación de follódromos en los barrios, equipamientos públicos para que los jóvenes puedan practicar sexo sin las incomodidades del coche y “sin tener que ir a casa de la suegra” entre otras opciones. La verdad, visto lo visto, una propuesta que aporta valor a los jóvenes y menos jóvenes.

http://www.youtube.com/watch?v=aRdmhWOX3Ok

En fin, estamos en el ecuador de la campaña y todavía quedan unos intensos días en los que esperamos que siga subiendo la temperatura de la campaña, nos falta ver las propuestas de ERC o de ICV-EUiA.

Crisis!!! ¿qué crisis? A follar, que son dos días.

El éxito del marketing de estodeberíanarreglarlolosquelojodieron

Por lo que vamos observando, el éxito del marketing de “esto deberían arreglarlo los que lo jodieron” es que no hay marketing. Es la reacción espontánea de todos aquellos que se sienten indignados por los mensajes hipócritas de la campaña –planificada, organizada y bien dotada económicamente- de la Fundación Confianza que agrupa a la “crème de la crème” de las empresas cotizadas del IBEX 35.

El éxito de “esto deberían arreglarlo los que lo jodieron” es el El fiasco del marketing de estosololoarreglamosentretodos.org. Es una especie de ying yang, de dos fuerzas aparentemente opuestas y complementarias que se encuentran. Es la visión 2.0 contra visión 1.0.  Son opuestos pero interpendientes –no puede existir el uno sin el otro- y se consumen y generan mutuamente en equilibrio dinámico –cuando uno aumenta el otro disminuye-.

Son las redes sociales contra la web estática. Son, por un lado, las personas que interaccionan socialmente, que manifiestan públicamente su rabia y desencanto con el “sistema” con todas sus tonalidades sociales, con sus perfiles borrosos que no son sino que están rebelándose contra una situación que consideran injusta. Son personas que han formado un enjambre alrededor de un grupo y una página en Facebook y está dando lugar a otras iniciativas en blogs, redes sociales y páginas web abiertas.

Mientras que por otro lado, la propuesta  es una web estática, blanco sobre negro, donde domina la oscuridad porque está cerrada. Presenta los mensajes de una serie de personajes públicos sazonados con una selección de opiniones de personas anónimas. Eso sí, con unos videos de gran calidad –ya lo decía Quevedo: poderoso caballero es don dinero-. Piden que te sumes a la campaña aportando tú correo electrónico y nombre para recibir correos electrónicos con “buenas noticias de la semana”  como si fuese una medicación de pequeñas píldoras para mantener el nivel de optimismo. Una especie de Prozac digital contra la depresión.

En la web dicen que ya llevan 60.625 adhesiones, es un contador, detrás no se ve a nadie. En la red social, no hay contador, es un grafo social con 68.484 adheridos que sigue creciendo, son adheridos que tienen rostro, perfil y, sobre todo, su opinión.

En la web te proponen que les cuentes historias inspiradoras, que propongas ideas para “arreglar esto”. Historias personales y propuestas de ideas que caen en un pozo oscuro, hoy por hoy, nadie las puede ver. Nada es público –solo aparecen unas pocas noticias-, ni las adhesiones, ni las historias personales ni las propuestas de ideas. En la red social todo es luz, todo los que manifiestan las personas adheridas es visible, con todos sus matices.

A pesar de todo, la campaña “esto solo lo arreglamos entre todos” sigue con sus anuncios en la prensa de papel, en los spots publicitarios en la Televisión –hay dinero-, podrán aguantarla hasta que los patronos de la Fundación se cansen porque son sistema y estructura. La red social el grafo social del descontento durará lo que sus miembros quieran que dure.  Pero, si algo ha quedado claro es que la Web 2.0 se ha impuesto a la Web 1.0 y que los responsables “técnicos” de la campaña del marketing de ideas deberían replantearse algunos de sus paradigmas. Entre ellos, empezar a entender que “cojones” es eso de la Web 2.0  aunque se hayan apoyado en herramientas y servicios web 2.0

.