Archivo de la etiqueta: Steve Jobs

Steve Jobs. Uno de los pioneros de la microinformática

Esta madrugada ha fallecido Steve Jobs, a la edad de los 56 años, uno de los fundadores de Apple considerado un genio visionario y creativo en el mundo de las TIC.  Como homenaje a su persona y para entender su trayectoria, vale la pena recordar el movimiento de jóvenes innovadores que, a partir de la segunda mitad de la década de los años setenta del siglo pasado, desde improvisados laboratorios ubicados en garajes, cuartos trasteros y residencias universitarias revolucionaron el sector del tratamiento y acceso a la información con el diseño y desarrollo de los primeros ordenadores personales.

El primer ordenador personal, el Kenbak-1, se remonta a 1971 desarrollado por John Blankenbaker para el mercado específico de la formación y la enseñanza electrónica, únicamente se vendieron 40 unidades. Sin embargo, cuatro años después, el Altair 8800  diseñado por Ed Roberts y Bill Yates, significó el arranque comercial de los ordenadores personales. En efecto,  la presentación del Altair 8800 en la revista Popular Electronics de enero de 1975, desencadenó un movimiento innovador nunca imaginado por sus creadores. Por primera vez, en la historia de la humanidad,  era posible que una persona tuviese su propio ordenador, y alrededor del Altair surgieron congregaciones y devotos, como el club del Ordenador Casero (Homebrew Computer Club), con sede en Stanford, conocidos como los nerds en una década efervescente.  Dos años después empezó el verdadero despegue de la informática personal la con la aparición en el mercado de varios modelos de ordenadores personales. Se empezaron a comercializar equipos tales como: el Commodore, los modelos TRS 80 o Z80 de Radio Shack , Atari y por supuesto el de mayor éxito, el Apple Computer.

El ordenador personal Apple fue creado por Steve Wozniak y Steve Jobs en un garaje, ambos  eran amigos en la escuela secundaria, les gustaba la electrónica y se los veía como jóvenes fuera de lo común. Se mantuvieron en contacto después de la graduación, luego abandonaron sus estudios universitarios y se emplearon en empresas situadas en el Silicon Valley (Wozniak en Hewlett-Packard, Jobs en Atari). Wozniak, que había estado trabajando en el diseño de un ordenador durante un tiempo, diseñó en 1976 lo que sería el Apple I. Jobs, con más visión de futuro, insistió en que él y Wozniak comercializaran la máquina, y el 1 de abril de 1976 nació Apple Computer. Los interesados en los ordenadores no tomaron muy en serio la primera versión de la máquina, sin embargo, un año después, con el Apple II que fue presentado en una exposición local de ordenadores, empezó el despegue de la compañía. El Apple II fue una máquina que llamó la atención, porque era el primer ordenador personal que venía en una carcasa de plástico e incluía gráficos en color, su diseño se ajustaba más a los conceptos de electrodomésticos del hogar de la época que al típico kit de montaje de los ordenadores de la competencia. Sin embargo, con la incorporación posterior de la disquetera Apple Disk II y la posibilidad de ejecutar VisicCalc, la primera aplicación de hoja de cálculo, el Apple pasó de ser un hobby para aficionados a la informática a una herramienta seria para los negocios.

La penetración de los ordenadores personales de Apple Computer  en los despachos de algunas empresas empezó a inquietar a IBM, líder indiscutible del sector de la informática en aquellos momentos. En 1980 el negocio de las ordenadores personales, producto de tecnófilos y personas próximas al mundo de la contracultura,  se estimaba en mil millones de dólares. A pesar de la posición conservadora de IBM,  la perspectiva de un importante crecimiento del segmento del mercado de los ordenadores personales fue un impulsó para desarrollar su  propia gama de ordenadores para dicho segmento, pero con la particularidad de que por primera vez en la historia de la compañía no se utilizaría tecnología propia. El proyecto contemplaba comprar los componentes electrónicos y los programas a terceros, ensamblarlo todo y añadir el logo de IBM.

En agosto de 1981, IBM, presentó el IBM Personal Computer (IBM PC). Este ordenador que costaba unos 3 mil dólares, se convirtió en el estándar de la industria. En los primeros 18 meses se vendieron 136 mil unidades y, a finales de 1983, IBM se posicionó como el líder del mercado de los PC. Buena parte del éxito se debió a la utilización de componentes de terceros y estándares en la industria, gracias a ello, docenas de fabricantes menores comenzaron a construir PCs basados en el modelo de IBM, lo que hoy llamamos clónicos, creándose  una industria con un gran crecimiento en el sector del hardware y el software, como el caso de Microsoft.

El gran salto cualitativo en la relación de las personas con los ordenadores se produjo en  enero de 1984 cuando Apple Computer presentó un nuevo modelo de ordenador personal, el Maccintosh (o Mac), que revolucionó el concepto de interacción persona-ordenador por su facilidad de uso. El usuario, en vez de tener que aprender complicados comandos (comandos en el sistema MS DOS del IBM PC) se comunicaba con el Mac por medio de un programa gráfico basado en íconos y ventanas controlado por un ratón. El Macintosh, incompatible con el IBM PC, dividió en dos reinos el mundo de los ordenadores personales. En enero de 1990 con el lanzamiento del sistema operativo Windows 3.0 de Microsoft, los ordenadores personales basados en el modelo del IBM PC acabaron teniendo similares prestaciones en la interacción persona-ordenador que las de los sistemas de Apple Computer.

El resto de la historia ya es conocida. In memoriam de Steve Jobs.