Archivo de la etiqueta: XO-OLPC

Pensando la Economía del futuro

FAES-NegroponteRevisando tendencias y acciones relativas al desarrollo de la “Sociedad de la Información”, me he encontrado con la presentación por parte de Nicholas Negroponte,  cofundador de Media Lab del Massachussets Institute of Technology (MIT), del proyecto “un ordenador por niño” o, en inglés, One Laptop per child (OLPC) en la inauguración del curso Pensando la economía del futuro del Campus 2007 de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES).

Escuchada la ponencia, y leídos comentarios y otras valoraciones del propio Negroponte, del presidente de la Fundación José Maria Aznar y de otros personajes del círculo de la FAE,  lamentablemente, en mi opinión, me encuentro con una “menestra conceptual” donde el más rancio pensamiento neocon se aliña con las predicciones de un gurú, en la onda tecno-evangelista  que todavía no ha entendido que es la llamada fractura digital y, por lo visto, menos la “fractura vital”.

No puedo remediar el reproducir algunas de las perlas que se han escrito o dicho en el evento.

Ana Palacio, la ex ministra de Asuntos Exteriores con el último gobierno del Sr. Aznar y actual vicepresidenta del Banco Mundial escribió en su blog el 11 de julio: “Verde, flexible, funcional, de diseño infantil, y funciona sin electricidad. Así es el ‘laptop’ que Nicholas Negroponte quiere que tengan todos los niños de los países menos ricos. Son ordenadores a 100 dólares para promover el acceso a la educación.” Y luego remite a la nota informativa de la FAES.

José Maria Aznar, ex presidente del Gobierno, presidente de la FAES y vinculado al proyecto OLPC (¿es otro de sus “business” como facilitador?).  En la presentación de Negroponte, nos ilustra con “el valor de un proyecto apasionante y revolucionario que cambia la vida de las familias a las que llega, todas ellas con muy pocos recursos, y que habitan frecuentemente en lugares recónditos a los que ni siquiera llega el suministro eléctrico” y como colofón: “Hay casas en las que la única luz que llega es la que proporciona uno de los ordenadores de Negroponte”.

Nicholas Negroponte, por su parte destacó que “la idea del portátil pretende facilitar el aprendizaje de niños que en algunos casos ni siquiera pueden ir a la escuela propiciando así el acceso a la sociedad de la información a países en vías de desarrollo”, asimismo, señaló las expectativas de su rápida expansión: “Será crucial lanzar de 3 a 5 millones en 2007, y de 50 a 150 millones en 2008”. También destacó que su precio de lanzamiento será de 176 dólares, en septiembre de 2007; pudiendo llegar en 2008 a los 100 dólares por unidad e, incluso, no descartando unas previsiones aún más halagüeñas: solo 50 dólares en 2010.

Hay más perlas pero, sin olvidar la importancia de facilitar el acceso de las personas a la Red, nos parece importante subrayar lo obviamente conocido, y es la cruda realidad en la que vive la mayor parte del “público objetivo” del proyecto  (OLPC):

  • Cada minuto mueren 30 niños por falta de alimentos, agua, o asistencia médica. O lo que es lo mismo, diariamente mueren en el tercer mundo 40.000 niños por causas perfectamente evitables en los países occidentales.
  • 2.400 millones de personas en el mundo no tienen acceso a una adecuada salubridad, de ellas, 1.100 millones de personas del mundo no tienen acceso a agua potable.
  • Lejos de haberse reducido, una década después de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, llevada a cabo en Roma, hay más hambrientos en el mundo en los países en desarrollo: 820 millones.
  • Asia Meridional concentra la mayor cantidad de población que subsiste con 1 dólar, es decir 515 millones de personas. Seguida por Asia Oriental y Sur oriental y el Pacífico donde 446 millones de personas viven en estas condiciones. 219 millones en África al Sur del Sahara. Y 11 millones en los Estados Árabes. En América Latina y el caribe 110 millones de personas viven con 2 dólares diarios. En Europa Oriental y en los países de Asia Central 120 millones de personas viven con 4 dólares al día.
  • Etcétera……

Mientras que una importante parte de la población está sumida, en su día a día, a la más elemental supervivencia y no tengan cubiertas las necesidades más básicas suena a “insulto a la inteligencia” ofrecerles, un hardware aparentemente asequible y con una posible conexión a Internet para acceder a “bits” para que, con esto, superen la fractura digital cuando, hasta el momento, no se han podido superar otras fracturas crónicas en el tercer mundo.

Además, señalar la visión simplista de Negroponte que sitúa en el mismo nivel información (contenidos accesibles desde Internet) con educación ignorando el proceso intermedio y fundamental del aprendizaje.

Por último, nos preguntamos ¿Qué hay detrás del proyecto OLPC?, posiblemente el interés de un mercado (potencialmente de más de 1.000 millones de unidades, según la estimación de Intel) y la posibilidad de que por medio de créditos internacionales (ya sabemos la carga que representa algunos de estos créditos para los países en desarrollo) y la ayuda de “facilitadores” y de “acuerdos” con algunos de los gobiernos de los países receptores, se puedan vender de golpe, millones y millones de portátiles y otros servicios. Algunos indicios:

  • Es un proyecto humanitario que solo se vende a gobiernos y, por el momento, no se acepta compras de menos de un millón de unidades.
  • El reciente acuerdo de Intel con la OLPC, es un ejemplo del interés del sector por este mercado. Intel ya llevaba tiempo promocionando su ordenador portátil Classmate, con un coste superior a los 200 dólares, dirigido a los niños del tercer mundo y que recientemente firmó un acuerdo para vender 700 mil unidades en Pakistán.
  • El acuerdo firmado por el Ministro de Educación del Perú con la OLPC para implantar el programa de la OLPC para los escolares peruanos.
  • Los movimientos de Microsoft, que por un lado, al margen del proyecto de la OLPC lanza la comercialización de su sistema operativo por un precio de 3 dólares a los países en desarrollo y por otro lado, la receptividad de la propia OLPC de que el entorno operativo de Microsoft pueda funcionar en los portátiles que están promocionando (hasta el momento OLPC contemplaba el software libre como entorno operativo), se ha desmentido, por parte de la OLPC que Windows se ejecutará en sus ordenadores. Nos preguntamos: ¿Cuánto tiempo tardará Microsoft en unirse a la OLPC o la OLPC a Microsoft?.

Si tenemos en cuenta que, por un lado, en el precio final de un ordenador portátil convencional, se estima que, aproximadamente el 50% de su precio se debe al coste del montaje, embalaje y a la publicidad y que, del 50% restante, una gran proporción se emplea en costear un hardware, en cierta medida superfluo, que debe operar con sistemas operativos derrochadores de almacenamiento en memoria y disco duro, procesador y recursos gráficos y, por otro lado, el portátil XO-OLPC, no funciona como un ordenador normal ya que el sistema operativo de la máquina únicamente permite realizar únicamente 7 funciones:  conectarse a otro servidor, navegar vía este, interaccionar con algunos juegos educativos y utilizar un procesador de texto, entre otros, nos encontramos con un equipo low cost que, por su modelo de negocio basado en una producción y distribución masiva, nos permite deducir que el precio final del XO-OLPC soportará cómodamente los costes de producción y distribución garantizando el adecuado margen comercial de los agentes económicos que participan directamente en la producción. Sin olvidar la contribución desinteresada de cientos de personas que están colaborando en el proyecto aportando su conocimiento y optimizando el producto final.

Con esta reflexión-opinión, decir que no estamos en contra de que los niños de los países en desarrollo puedan disponer de un ordenador, puedan acceder a los contenidos de la Red y puedan incorporarse a la Sociedad de la Información.

Lo que nos parece demagógico que nos quieran adornar con el celofán filantrópico un modelo de negocio dirigido al tercer mundo y, como es habitual, con un impacto desigual sobre el PIB nominal per cápita de un bien o servicio.

Un ordenador por niño, a los estadounidenses, por un portátil convencional, le representa un esfuerzo del  1,5% de su renta media anual, por un XO-OLPC, a los peruano el impacto es del 3%, a los hondureños, del 8%, a los nigerianos del 13% y a los etíopes más del  50%. Si Sr. Aznar,  “hay casas en las que la única luz que llega es la que proporciona uno de los ordenadores de Negroponte”.

Vídeo con la intervención de Nicholas Negroponte en el curso ‘Pensando la economía del futuro’