Archivo de la etiqueta: Youtube

Los 25 vídeos online más creativos según el Guggenheim

El Museo Guggenheim de Nueva York presentó el 21 de octubre una selección de 25 vídeos de Youtube considerados los más innovadores y creativos. Una iniciativa que rompe con los muros físicos del museo como el contenedor de la creatividad reconociendo, a la vez, la capacidad de La Red como espacio viral de exhibición de la producción artísitica de calidad con una difusión global sin costes.

Noteboek, 2008 Evelien Lohbeck

(b. 1983, Rotterdam; lives in Tilburg, Netherlands)

Gardyn, 2010 Pogo

(b. 1988, Cape Town, South Africa; lives in Perth, Australia)

Words, 2010 Everynone

(Will Hoffman, Daniel Mercadante, and Julius Metoyer III)

Véase la selección de los vídeos del Guggenheim

Una aproximación antropológica a YouTube. Michael Wesch

Hace un año y medio tuve la oportunidad de descubrir el trabajo de Michael Wesch. En aquella época Wesch estaba inmerso en un estudio sobre una aproximación etnográfica digital de YouTube que presentó, al cabo de unos meses, en la Biblioteca del Congreso en Washington.

An Anthropological Introduction to YouTube

En el Personal Democracy Forum 2009 del mes de junio, Wesch presentó “The Machine is (Changing) Us: YouTube Culture and the Politics of Authenticity“, con un discurso más elaborado del trabajo de campo que había desarrollado con sus alumnos.

Michael Wesch – PdF2009 – The Machine is (Changing) Us

Recomendable ver el video y la presentación. Requiere dedicarle tiempo, pero vale la pena si queremos rascar la superficie de las redes sociales e ir más allá.

A modo de resumen, para mí los aspectos más interesantes del trabajo desarrollado por Wesch son los siguientes:

  • La metodología utilizada. Un análisis que recurre al  método del observador participante. Un método ampliamente utilizado en la antropología y en la sociología y que consiste en implicarse y compartir el modo de vida de la comunidad en observación participando en sus actividades, relaciones e instituciones. Wesch, con está aproximación metodológica al objeto en estudio, nos lleva a la reflexión de que para estudiar –analizar- la Web 2.0, sea YouTube, Facebook, Twitter, la blogosfera y otros, el analista debe participar e implicarse en ella con el objetivo de anular, disminuir o a al menos controlar mediante la inmersión la distancia que existe entre el observador y los observados precisamente para captar su punto de vista.
  • La construcción de la propia identidad como investigador durante el proceso de obtención y elaboración de datos. Aspecto inherente al método utilizado, ya que el investigador comparte plenamente la “vida” de la comunidad o grupo social. En este caso, se plantearon cuestiones del tipo: ¿Cómo presentarse en YouTube? ¿A quien me dirijo? ¿Tengo que permanecer natural?…. Los estudiantes de Wesch recurrieron al videoblog para experimentar sus propias experiencias y sus cuestionamientos con la intención de intentar comprender cómo y por qué YouTube cambia nuestras formas de establecer vínculos sociales y de identificar al otro a través de uno mismo –y/o viceversa-.
  • Las nuevas formas de conectividad detectadas. En el trabajo de campo Wesch, entre sus conclusiones, nos comenta que se detectan nuevas formas de conectividad, con menos implicación en los grupos locales –el ideal comunitario de barrio o  pueblo- y mayor implicación en redes geográficamente dispersas. Una especie de tensión entre el individualismo y la necesidad de crear lazos sociales que se sustentan en los principios de funcionamiento de los medios sociales -Web 2.0.-.
  • La búsqueda de “yo” auténtico. Wesch identifica “un individuo caracterizado por el individualismo y la independencia, incluso el narcisismo”. Aunque, sobre el narcisismo corrige inmediatamente y nos dice que lo que podemos tomar como narcisismo es, en realidad, una “ética fundamental” en nuestra sociedad, que refleja una necesidad de “identidad y reconocimiento”.

Wesch recurre al concepto de la “búsqueda del yo auténtico” elaborado por el filósofo canadiense Charles Taylor , antes de identificar dos aspectos negativos: la tendencia hacia “modos de autorrealización egocéntricos” y la “negación de todos los horizontes de significado”. En este punto, según Wesch, y desde un punto de vista político, el primer aspecto podría conducir a un abandono del compromiso cívico de las personas  para centrarse en sí mismos, y en el segundo aspecto daría lugar a una fragmentación de las creencias.

Sin embargo, en la forma en que los “yoes”  se crean por, para y sobre las redes, en la forma como transforman los intereses individuales en acciones colectivas, en la forma como crean grupos “ridículamente fáciles”, los nuevos medios están modificando las maneras de entrar en relación con los demás, y están estableciendo nuevos caminos para conocernos. Por tanto, los nuevos medios de comunicación (social medias) podrían estar redefiniendo “la búsqueda del auténtico yo” y redefiniendo la noción misma de autenticidad.

Para mí, el interés de este tipo de trabajo pone en evidencia que la Red no es sólo un medio de comunicación que ya forma parte la vida cotidiana de muchas personas, sino  un espacio de encuentro donde se está  manifestando una nueva forma de sociabilidad que nos afecta –transforma- individualmente y colectivamente.

Internet es importante para el desarrollo de los jóvenes

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones permiten una libertad y una autonomía que los jóvenes no encuentran en las aulas. Los jóvenes se respetan cuando interactúan en la Red y están más abiertos a aprender de sus compañeros que de los adultos. Sus esfuerzos, sobre todo, lo aplican sobre ellos mismos, y las soluciones las encuentran a través de la exploración, aspecto que contrasta con el entorno escolar donde la pedagogía tiene un foco y un programa definido y cerrado.

Estas nuevas formas de aprendizaje son esenciales para integrarse en la sociedad contemporánea. Los nuevos medios digitales de entretenimiento son lugares de aprendizaje. A pesar de la opinión de muchos adultos, el hecho de navegar en Internet, permite a los jóvenes aprender las bases de la socialización y de las tecnologías indispensables, hoy en día, para participar plenamente de la sociedad contemporánea. Privar a los adolescentes de Internet, es privarlos del acceso a esas formas de aprendizaje. “Participar”, en la era digital significa adquirir la capacidad para acceder a informaciones “serias” y a la cultura.

Todo esto lo afirma el estudio Living and Learning with New Media que acaba de presentar la Universidad de Berkeley y la Fundación MacArthur. La investigación más extensa y rigurosa que se ha realizado, hasta el momento, sobre los adolescentes y su relación con los medios digitales y sus usos.

Una investigación de tres años que ha realizado un equipo de los Estados Unidos con la participación de 28 investigadores que entrevistaron a más de 800 jóvenes y sus padres, individualmente y en grupos, dedicando más de 5.000 horas observando a los adolescentes en sitios como Myspace, Youtube, Facebook y otras comunidades y redes sociales en red. Asimismo, realizaron estudios diarios para documentar cómo y con qué fin, los jóvenes se relacionan con las nuevas tecnologías.

En las conclusiones de estudio, se establece que los jóvenes están adquiriendo habilidades básicas, tanto sociales como técnicas, a través del uso de la Red que les son necesarias para participar plenamente en la sociedad contemporánea.

En el estudio se destaca que el mundo social en los que se mueven los jóvenes ofrece una nueva dinámica: la socialización online permanente y pública que implica la gestión continúa de redes de amigos y conocidos y, por tanto, estar siempre conectados.

Según los investigadores, los jóvenes están tan motivados para aprender de sus compañeros como los adultos en la Red. Ésta ofrece nuevos tipos de espacios públicos para que los jóvenes puedan interactuar y recibir información entre ellos. Aspecto que entra, a menudo, en contradicción con las formas de trabajar de las escuelas.

Y podríamos concluir esta reseña como un aviso para navegantes, en este caso padres y educadores.

New role for education? Youths’ participation in this networked world suggests new ways of thinking about the role of education. What would it mean to really exploit the potential of the learning opportunities available through online resources and networks? Rather than assuming that education is primarily about preparing for jobs and careers, what would it mean to think of it as a process guiding youths’ participation in public life more generally? Finally, what would it mean to enlist help in this endeavor from engaged and diverse publics that are broader than what we traditionally think of as educational and civic institutions?

 

12