To “blog” or not to “blog”: that is de question

blog.jpgEnrique Dans en su blog aboga para que los Directores Generales  pongan en la Red los blogs corporativos para comunicarse de forma transparente y directa con sus lectores y que la falta de tiempo no es una excusa. En este post, surgen varias cuestiones que a veces se entrecruzan.

La primera es sobre la propia naturaleza del blog como herramienta y como concepto. El blog es la herramienta que está permitiendo que cualquier usuario pueda expresar sus opiniones y reflexiones personales y/o profesionales en la Red, recibir un feedback y establecer una conversación a través de los comentarios. Los motivos pueden ser diversos y estar hasta entremezclados, desde configurarse como una pieza de marketing de una actividad, hasta la más cruda denuncia de una realidad vital, pasando por la necesidad personal de muchas personas de compartir sus pensamientos y sus sensaciones. Por ejemplo, para Dans, el blog es una de las patas del trípode de su actividad profesional, las otras patas son profesor en el IE y conferenciante, mientras que para los directivos Rosa García o Javier Linares, es un espacio donde se intercalan temas relacionados con sus visiones y experiencias personales sobre el Management, con temas relacionados con la sociedad de la información y el conocimiento y, en algún caso con sensaciones vitales, o el caso de Pedro Cluster con su blog “Indigencia” que es una cruda crónica de las personas sin hogar.

La segunda es sobre el meme Web 2.0 y los pontificadores y gurús, que con su determinismo tecnológico, consideran que los blogs corporativos empiezan a ser un imperativo para posicionarse en la Red. En este sentido, el blog es una herramienta que puede facilitar la comunicación, pero lo importante es la comunicación y ésta debe estar imbricada en la cultura del management en la empresa de turno. Si un ejecutivo no está habituado a practicar la conversación directa con su entorno: empleados, proveedores y clientes, el blog no le va solucionar sus carencias.
.

La tercera es la visión por parte de los ejecutivos de abrir un blog corporativo. En este punto, podemos observar que los más activos son los vinculados con el megasector de las tecnologías de la información y la comunicación, es lo que parece lo que parece más obvio por coherencia. También señalar que no es lo mismo, el mundo de los negocios en los Estados Unidos que en España. Y tampoco todos los sectores de actividad comparten esa necesidad. Un simple dato, en un reciente estudio de Forrester Research, junio 2007, de acuerdo con la encuesta realizada en empresas norteamericanas de más de 500 empleados: el 7% los consideran estratégicos y están invirtiendo en ellos, el 20% están realizando pequeñas inversiones, el 12% están desarrollando pilotos y el 15% tienen previsto realizarlas, mientras que el 46% no lo contemplan por el momento. Todavía hay un largo camino por recorrer.

En mi opinión y resumiendo, un blog es una herramienta de apoyo para la comunicación con terceros. Las organizaciones y las personas, sobre todo los ejecutivos, deben cambiar el “chip” y desarrollar nuevas estrategias y tácticas en sus procesos de negocio apoyándose en las herramientas disponibles en la Red: comunicación personal (blogs), desarrollo del trabajo colaborativo y del conocimiento (wikis y otras herramientas groupware) y participación y potenciación de las redes sociales como espacios de conversación e interacción con sus terceros.

2 pensamientos en “To “blog” or not to “blog”: that is de question

  1. Javier llinares

    Estoy completamente de acuerdo contigo, lo importante es comunicar. Si ya dedicas parte de tu tiempo a comunicar, ¿por qué no aprovechar una herramienta más de comunicación? o como dice algún comentario en el blog de Dans, es una cuestión de li-de-rar. Cuando tienes algo que decir y crees que ese algo debe comunicarse entonces lo que hay que hacer es decirlo, sin más.

    Saludos, (Yo también te sigo)

    Responder
  2. Ricardo

    Estoy de acuerdo que en la nueva cultura empresarial, la transparencia es un factor clave en el posicionamiento.
    Pero a lado de esta magnifica herramienta surge el problema de “saber comunicar”, y expresar lo que se quiere decir no es sencillo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *