“Yes, We Can”. Ya me gustaría poder votar

No tenemos derecho a votar en Estados Unidos, pero las decisiones que se tomen en la Casa Blanca inciden directamente en nuestras vidas y nuestro futuro.

Hoy nos encontramos ante un cúmulo de crisis (financiera, energética, alimentaría, cambio climático, Oriente Medio, etc, etc…), aunque para nuestros gobernantes locales, reducen la crisis actual a una simple recesión o desaceleración de la actividad (Sólbes dixit). Pues eso, la lucha eufemística de la percepción de la realidad.

Ahora, empieza la confrontación McCain & Obama. McCain, para el que suscribe, representa la política continuista de la Administración actual., Obama, plantea una nueva visión, una voluntad de abordar los problemas actuales de los Estados Unidos y del mundo. Ha comenzado bien, inicia su confrontación en el terreno económico, una primera píldora:

“En tiempos en que peleamos en dos guerras, cuando millones de estadounidenses no pueden pagar sus cuentas médicas o sus matrículas educativas, cuando pagamos cuatro dólares por galón de gasolina, el hombre que despotrica contra el gasto gubernamental quiere gastar 1.200 millones de dólares en una reducción de impuestos a ExxonMobil”.

Con Obama no se van solucionar los grandes problemas, pero puede ayudar y, en estos días, representa una corriente de aíre fresco en el panorama político internacional y en las formas de entender lo político. Obama ya ha logrado cambiar la forma de hacer política, ha apostado por la Red y ha hecho de este medio de comunicación e interacción su campo de batalla.

Yes We Can – Barack Obama Music Video

Ya me gustaría votar a Obama. We have a dream and yes, we can!!!!

3 pensamientos en ““Yes, We Can”. Ya me gustaría poder votar

  1. Manuederra

    Dudo mucho que suponga un cambio en la política real (¿realpolitik?), auqnue el cambio en la política simbólica es importante, más en un país como Estados Unidos, a una distancia de dos generaciones del último periodo esclavista. El stablishment es más fuerte que la fuerza del cambio.

    Lo siento, es sólo que hoy me siento pesimista.

    Responder
  2. JLP Autor

    Aunque simplemente nos quedemos en un cambio importante en la política simbólica, aunque el stablishment sea más fuerte que la fuerza del cambio, se agradece que algunas personas generen esperanzas “sous les pavés, la plage” y animen el deprimente panorama político actual.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *