Wiki-Herramienta para la inteligencia colectiva

Wikipedia es un estudio de caso de la escuela de negocios de Harvard, el profesor Andrew McAfee, en un estudio de caso, se plantean una serie de cuestiones, que a nuestro entender son claves. Y que se resume en los siguientes puntos:

  • ¿Por qué un proyecto planteado formalmente como la Nupedia, buscando la colaboración de expertos, no tuvo la capacidad de convocatoria que tuvo Wikipedia en sus inicios cuando se planteó como espacio abierto a todos?
  • ¿Por qué la Wikipedia, donde acuden miles de personas y cualquiera puede editar y modificar los artículos, consigue un buen nivel de calidad si lo comparamos con las enciclopedias profesionales?
  • ¿Cómo se asignan los derechos de decisión?
  • ¿Qué ventajas aportan las visiones de los inclusionistas contra los deletionistas? 1[1]
  • ¿Si Wikipedia ha generado una estructura de poder muy centralizada que controla y gestiona una legión de trabajadores (una especie de “bolcheviquismo soviético post revolucionario” según McAfee)?
  • ¿Si la comunidad de Wikipedia practica el derecho de diferenciarse de las opiniones y los juicios de las materias sujeto de los expertos?
  • ¿Si el modelo de la Wikipedia se está siguiendo correctamente y cual debería ser?

Por sus características colaborativas, los wikis constituyen un paso más avanzado a los blogs como herramienta colaborativa y de gestión del conocimiento.

Soporta el método de la “revisión por iguales” que permite mejorar la calidad de los trabajos escritos y abierto a la valoración o escrutinio y a la edición por diferentes autores en rango al autor inicial. El principio empleado, con una larga tradición en la comunidad académica, es que distintas personas podrán detectar errores distintos incrementando la oportunidad de encontrarlos y enmendarlos.

En determinado ámbitos, el wiki está considerado como el paradigma actual de los entornos colaborativos, porque plantea una forma en como  almacenar lo que sabemos y generar nuevo conocimiento y porque plantea una forma como validar la pertinencia de lo almacenado.

Al mismo tiempo, se está planteando un intenso debate, donde se cruza metodología e ideología con sus partidarios y detractores, sobre el papel que deben jugar los “expertos” en su calidad de productores de conocimiento y, a su vez, notarios de éste y las “multitudes” interfiriendo en dichos roles, sobre el papel de los nuevos “bibliotecarios” surgidos de estas multitudes responsables de la gestión y moderación.

La utilización de los entornos colaborativos en las organizaciones no es algo nuevo. Por ejemplo, Lotus (adquirida posteriormente por IBM) fue una compañía lider y pionera con sus productos orientados a grupos de trabajo en medianas y grandes corporaciones. La primera implementación, como un entorno colaborativo, se remonta a 1989, cuando Price Waterhouse Cooper decidió utilizar Lotus Domino para la gestión de la mensajería y gestión documental para todos sus consultores y auditores de todo el mundo.  En general, las implantaciones de estos entornos colaborativos se ajustaban a los modelos organizativos dominantes en las organizaciones.

El objetivo final de todas estas herramientas de colaboración-comunicación o de gestión colaborativa o en grupo, agrupadas en el concepto de groupware, era reducir el tiempo empleado en desarrollar los procesos de intercambio y análisis de la información. Las tecnologías de la información y las comunicaciones, a principios de la última década del siglo pasado se empezaron a posicionar como elementos de coordinación de los procesos de producción y distribución de bienes y servicios y, como es conocido, la información es, en esencia, el fundamento de todos estos procesos.

Al mismo tiempo se consolidaban ámbitos de investigación sobre la “inteligencia colectiva” fundamentados en la visión del ordenador y las redes como tecnologías que permiten aumentar las capacidades de los seres humanos  y ampliar las posibilidades de comunicación y colaboración en el seno de un colectivo.

El Centro para la Inteligencia Colectiva del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el MIT, es muy activo analizando e investigando en como las personas y ordenadores pueden conectarse de forma que colectivamente actúen de forma más inteligente que lo que hasta ahora han conseguido trabajando independientemente. Uno de los principales soportes documental de las investigaciones del Centro de Inteligencia Colectiva es el wiki  “Handbook of Collective Intelligence” abierto a sus investigadores y a todos aquellos que, desde cualquier punto del mundo, quieran contribuir.

Se considera que la inteligencia colectiva es una forma de inteligencia universalmente distribuida, constantemente actualizada, coordinada en tiempo real, y resultando en la movilización efectiva de habilidades. Nadie sabe todo, todos saben algo, todo conocimiento reside en la humanidad. No hay una provisión trascendente de conocimiento y el conocimiento es simplemente la suma de lo que sabemos.

Conceptualizar la información no es fácil. La calidad de la información, es una noción difícil de conceptualizar y cuantificar. Sólo podemos aproximarnos a su complejidad basándonos en el enunciado de determinadas propiedades y su validación: suficientemente elaborada, exacta, precisa, concebida para sus destinatarios, supone un compromiso, tiene valor de prueba legal o es pertinente. En otras palabras, cuando profundizamos en el tratamiento de la información es cuando somos capaces de producir y distribuir una información de calidad que aporte al destinatario un verdadero valor añadido.

La teoría de la información explica que la actualidad de una información es un factor esencial de su valor. Actualidad puede significar al menos tres cosas: en su momento, a tiempo y en el momento exacto.  En su momento, es una noción subjetiva, significa que la información le está aportando un valor añadido al destinatario. A tiempo, implica que la información llegue antes de que sea tarde para utilizarla. Y en el momento exacto, conlleva que la información llegue a tiempo de ser explotada y cubrir las necesidades de los destinatarios (calidad de la información).

El wiki, una herramienta basada en el software libre, más que una herramienta es un medio, por su concepción, para desarrollar el concepto de inteligencia colectiva en las organizaciones y, en cierta medida, un garante de la actualidad de una información. Para cualquier tipo de organización es una potente herramienta de desarrollo y de conocimiento facilitando la colaboración horizontal y la vertical, donde, potencialmente, el conocimiento y la información puede fluir por toda la organización, entre las distintas áreas departamentales y entre los distintos niveles jerárquicos.

Aplicado con sentido común, facilita eliminar una gran parte de la burocracia agilizando los procesos informativos. Permite reunir toda la información sobre un producto o servicio  actualizada en un único punto, ayuda a gestionar proyectos desde una fuente informativa única o hace posible un centro documental de estudio y análisis del mercado, sector o actividad.

De las diversas experiencias actuales se están validando sus diversas aplicaciones inmediatas. Por ejemplo, mantener siempre actualizada la información sobre productos y servicios; realizar el seguimiento de la ejecución de los proyectos permitiendo a las personas involucradas trabajar en red de forma más eficientes y ordenada, con independencia de su ubicación; establecer verdaderos repositorios para conocer las últimas tendencias del sector de actividad, en la que las propias personas de la organización van aportando cualquier información sean noticias, reportajes, estudios de mercado; utilizarlo como repositorio de conocimiento de los problemas planteados por los clientes y las soluciones aportadas en cada caso.

También, es una herramienta para el control de las contribuciones, para que todos los miembros de la organización puedan aportar sus ideas sobre las mejoras de todo tipo, sean relativas a las adecuaciones de los procesos como sobre los productos y servicios, como si se tratase de un brainstorming permanente, en definitiva, la interacción genera discusión y ésta, si es razonada, genera ideas nuevas en la mayoria de los casos.

Aunque algunas empresas están incorporando los wikis, todavía hay mucho camino por recorrer. El problema no es tecnológico, ya que el usuario no necesita conocer el modo de funcionamiento. Basta con que sepa que puede modificar una página, cambiar su dirección, volver a bautizarla, agregar un enlace hipertextual, o sencillamente destruirla.

Aunque tenga su complejidad, nos atrevemos a afirmar que es más simple que cualquier procesador de texto. El problema tampoco es económico, poner en marcha un wiki no requiere ninguna inversión especial, las variadas aplicaciones de los wikis y el hecho de que se hayan desarrollado como tecnología de código abierto permite que una organización pueda disponer de una potente plataforma colaborativa con unos bajos costes. Tampoco es un problema de la confidencialidad de las informaciones.

El problema es el desfase (gap) generacional, cultural y de expectativas.  Quién no ha oído aquello de: “no se puede publicar esto o aquello, porque merma su, mi o la autoridad”.

Sin poder predecir el impacto real, la entidad de estos ecosistemas colaborativos propiciados por la Red y sus tecnologías, está llamado a tener algunas repercusiones todavía no bien asimiladas en las empresas donde priman las estructuras jerárquicas. A las organizaciones le conviene plantearse cómo asimilar el desarrollo y éxito de estos nuevos y potentes modelos de producción y de autoorganización, que sin costosos controles, incentivos y otros aspectos, están funcionando con resultados apreciables. Porque, en definitiva, se trata de capturar, almacenar y distribuir todas las ideas interesantes alojadas en las mentes de los miembros de una empresa.

Se trata de la inteligencia colectiva de una organización, de la administración efectiva del conocimiento, un concepto que empezó a utilizarse en la terminología empresarial hace una década y que ahora ha desembarcado como una bomba. Después de todo, el mayor reto no será la falta de tecnologías o herramientas, sino el encontrar la mejor forma de animar a las personas a utilizarlas correctamente.

A pesar de los frenos de determinadas culturas organizacionales, empiezan a conocerse experiencias de éxito en las empresas. Por ejemplo,  General Motors en Detroit utiliza los wikis para crear los manuales de los usuarios o para que cualquier persona interesada pueda contribuir a escribir la historia de la compañia; Nokia y Soar Technology, una compañía de inteligencia artificial, tiene wikis para colaborar en investigaciones; la Agencia de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos cuenta con la Intellipedia, un wiki para compartir información entre todas las agencias de inteligencia;  Accenture, Motorola, Intel (Intelpedia), Sony, Xerox, Disney, Daimler-Chrysler, Microsoft, Yahoo, Amazon, SAP o British Telecom, entre otras han incorporado los wikis en sus procesos de negocio.

La consultora Gartner Group predice que para 2009 los wikis, como herramienta y como concepto, se convertirán en la principal componente de colaboración al menos en el 50 por ciento de las grandes compañías. De hecho, en la cuna de las nuevas tecnologías, en Silicon Valley, el uso de las wikis ya es norma para las empresas. Por ejemplo, entre otras, la wiki interna de Google (Goowiki) tiene ya miles de usuarios registrados y cerca de 100 mil páginas.


(1)  Es uno de los debates sobre las características de Wikipedia. Los “inclusionistas” defienden la idea de que la enciclopedia, al no ser una obra en papel, no tiene porque estar limitada el número de entradas. Mientras que los “deletionistas”, consideran que la Wikipedia no debe ser un cajón de sastre y debería mantener un espíritu de enciclopédico y, por tanto, la posibilidad de eliminar entradas sería un instrumento para mantener la calidad del conjunto del trabajo.