Google. Zapatero contra Zapatero o la censura de Internet

Hemos de tomar conciencia que cualquier empresa con mucho poder se convierte en una amenaza, porque los monopolios no solo crean dependencia, sino que abren las puertas a la manipulación  ya sea de datos, información u opinión.

Google , hoy en día, es un cuasi-monopolio en el acceso a contenidos propios o de terceros. Y como todo monopolio que se precie empieza a enseñar su cara menos amable contradiciendo su lema, “Don´t be evil” (no seas malo), porque no parece que refleje la política de la empresa y, por los indicios que se están manifestando, aplica, en determinados casos, una política de “a cada clavo que asome le tocará siempre un martillazo” como lo acaba de demostrar en la comparecencia en la vista oral en la Cámara de Representantes sobre democracia, seguridad y libertad de expresión en la red equiparando a España con regímenes que censuran de forma sistemática el acceso a contenidos como China, Irán, Pakistán o India, entre otras.

El motivo para que Google considere que el gobierno español está censurando el acceso a contenidos de la red es e un auto del año  2007 del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Barcelona, que autorizó al Ministerio de Industria a ordenar el bloqueo, desde direcciones IP españolas, de nueve páginas que, entre otras cosas, llamaban al boicoteo de productos catalanes. Dos de ellas, alojadas en el servicio gratuito de Google.  Es decir, un hecho aislado que responde a una sentencia judicial, podamos estar de acuerdo o no, y no a una política del gobierno del Estado.  Me consta que en estos años, en diversos países democráticos, se han bloqueado cientos de sitios web a raíz de sentencias judiciales interpuestas por personas físicas y jurídicas y, en la mayoría de los casos, nadie ha levantado la voz.

Visto lo visto, la pregunta pertinente es ¿Por qué, ahora después de más de dos años, Google levanta el dedo contra la pretendida censura? La respuesta es clara: es el martillazo que Google le aplica al gobierno español por arropar, a través de su Ministro de Industria, la idea de que los buscadores paguen a las Telcos por el tráfico de los contenidos, un movimiento que está en la línea de los movimientos globales dentro del sector de las industrias de las TICs.

Google se ha convertido en un verdadero imperio y la edad de su inocencia hace tiempo que llegó definitivamente a su fin. Aunque sigue manteniendo su aureola de empresa “cool” está utilizando cada vez más las típicas herramientas de presión –lobbies- de las grandes empresas.

Una estrategia lobista que, en el caso español, se manifestó con bastante evidencia en la presentación del libro de Enrique Dans (véase el video), el pasado día 4 de marzo en Madrid, arropado con la presencia del director general de Google España, Javier Rodríguez Zapatero. Por cierto, un libro prologado por Vinton G. Cerf, Vicepresidente  de Google y jefe de Evangelización de Internet.

Durante la presentación del libro, dominó un discurso sobre el papel de Google en  la pretendida defensa de la neutralidad de la red: Dans poniendo el énfasis en que “Google nos defiende a todos” y una gran parte del debate focalizado en el papel de Google como el “bueno de la película” contra los Telcos como los “malos de la película”.

Una defensa de la neutralidad de la red que obedece a unos intereses muy particulares y no a los intereses generales.

Esta es mi opinión… ¿Qué piensa tú?

Actualización: Google España ha remitido una carta firmada por Bárbara Navarro, European Senior Public Policy and Government Relations Counsel de Google España y Portugal al Gobierno en la que manifiesta que en España no se censura Internet “Desde Google queremos reiterar que no existe ningún hecho en la actualidad que haga considerar a España como un país en el que están limitadas las actividades que se desarrollan en Internet”. Una carta cuyo contenido contradice lo expuesto por Google en la Cámara de los Estados Unidos. Véase “Testimony of Nicole Wang

Después de enseñar los dientes…unos paños calientes.

5 pensamientos en “Google. Zapatero contra Zapatero o la censura de Internet

  1. Luis Casas Luengo
    Twitter: lcluengo

    Sin embargo, y a pesar de la rectificación, tienes toda la razón: google ha enseñado la patita y su caché es imborrable

    1. JLP Autor

      Luis, enseñar la patita hace tiempo que la enseñaba, ahora empieza a mostrar los dientes… para empezar a preocuparse

  2. asmpredator

    Esto demuestra una vez mas la imposibilidad de la neutralidad de la red, que como todo, se mueve gracias al dinero que en ella se invierte.

  3. Fer

    Efectivamente, el inmenso poder y capacidad de influencia de Google empiezan a ser muy, pero muy preocupantes. Mucho más de lo que llegó a ser en su día el predominio de Microsoft, así que cabe esperar que, como se hizo con esta última, los gobiernos empiecen a pararle los pies antes de que sea demasiado tarde.
    El gran peligro de Google no radica sólo en la capacidad de influencia que tiene como “filtrador” universal de la información en la red. Además, numerosas aplicaciones y servicios de la nube Google suponen amenazas reales a la privacidad de las personas. Hay millones de individuos que gestionan su calendario, sus preferencias, sus viajes, sus contactos, sus documentos privados y de trabajo, etc a través de aplicaciones de Google. Básicamente, tienen su vida organizada a través de Google, y ni siquiera se dan cuenta. COmo bien dices, los días en que Google era una pequeña empresa con una gran idea y una actitud simpática y generosa quedaron atrás hace bastantes años. Es hora de empezar a tomar medidas.

  4. Javier

    Da mucho que pensar que detrás del gurú (¿?) de internet esté Google.
    ¿Busca Google, dentro del ámbito de la red española, una corriente de opinión favorable a sus intereses por parte de un autoproclamado gurú y que muchos siguen como corderitos?

Los comentarios están cerrados.