Lula da Silva y el sueño de que otro mundo es posible

El balance de los 8 años de la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva se puede considerar espectacular. El antiguo tornero mecánico que conoció el hambre cuando era niño, se va por la puerta grande con una popularidad récord del 87% y con la humildad de los grandes al reconocer que su equipo no ha resuelto todos los problemas de Brasil, pero que han dado pasos importantes. Y tan importantes: 15 millones de nuevos empleos y 30 millones de brasileños que salieron de la pobreza. Entre 2001 y 2008 el ingreso del 10% de los más pobres creció seis veces más que el 10% de los más ricos. El de los ricos creció el 11.2%, y el de los pobres el 72%. Hoy Brasil es la mayor economía de Latinoamérica, la segunda de toda América y la octava a nivel mundial, con un crecimiento del PIB del 7,5%.

Todo esto lo ha conseguido siguiendo una orientación capitalista desarrollista ortodoxa, e incluso aplicando algunos aspectos neoliberales, pero poniendo foco en mejorar las condiciones económicas y sociales de la población, una especie de social-liberalismo a la brasileña, porque el crecimiento económico ha estado acompañado con la extensión de los derechos sociales en distintas áreas. En los 8 años se ha duplicado la inversión en sanidad, ampliando la cobertura pública de 60 a 100 millones de habitantes; y en educación casi se cuadriplicado la inversión con un fuerte impacto en la educación básica y la educación superior con una amplia política de becas que ha beneficiado a un total de 700 mil becarios. Asimismo, los programas de transferencia monetaria, como el Bolsa Familia, están permitiendo rescatar a más de 12 millones de familias de la pobreza extrema convirtiéndolas en consumidores que estimulan y transforman, a su vez, las economías locales y regionales; o la reforma agraria que ha ampliado su cobertura un 600 % en la hectáreas aplicadas.

Interesante el concepto del programa Bolsa Familia que a diferencia de los programas sociales que ofrecen asistencia universal a los pobres, Bolsa Familia establece algunas condiciones para su accesibilidad. El programa provee apoyo económico a las familias que cumplen con algunos requisitos de desarrollo humano, como asistencia a la escuela, suministro de vacunas, vigilancia nutricional y análisis pre y post natales. Los fundamentos con los cuales fue elaborado el programa se basan en que las familias pobres pueden quedar atrapadas en la pobreza durante generaciones si no tienen acceso a recursos como educación, salud, capital financiero y redes de protección.

A Lula se le pude criticar por no haber conseguido acabar con la explotación y las desigualdades  y que Brasil siga siendo una especie de “Suiza-India” con rentas muy extremas, pero su balance es positivo si consideramos que cuando accedió al poder, la deuda pública del país tenía una de las calificaciones más negativas del mundo, con unos grandes medios de comunicación en manos de la oligarquía arcaica y una hostilidad manifiesta de los grandes poderes económico y políticos tanto internos como externos. Luna nunca ha dispuesto de todos los resortes del poder, cuando fue elegido, en 2002, su partido sólo disponía de 91 diputados sobre 513 en el Parlamento. El partido de los Trabajadores, fundado en 1980 es un conglomerado de  sindicalistas, militantes de movimientos asociativos, feministas, vecinales, comunidades de cristianos de base partidarios de la teología de la liberación e intelectuales, de izquierda que durante las dos legislaturas de la presidencia de Lula ha sido minoritario en el Parlamento , en el Senado y en los  Estados Federales. Sin embargo, Lula, con unas políticas pragmáticas con el objetivo de tranquilizar a los mercados financieros, a los organismos internacionales de crédito y a inversionistas de todo el mundo, criticadas desde los sectores más ortodoxos de la izquierda, pero con un objetivo claro y explícito de mejorar las condiciones económicas y sociales de la mayoría de la población brasileña, ha conseguido abrir una vía hacia la idea de que “otro mundo es posible” en un orden mundial económico y social injusto a todas luces.

Mis deseos para que Dilma Rousseff pueda ensanchar la vía abierta por Lula da Silva, mientras tanto, aquí, en nuestro país… pues eso.

Un pensamiento en “Lula da Silva y el sueño de que otro mundo es posible

  1. Pingback: Tweets that mention Lula da Silva y el sueño de que otro mundo es posible | Rizomática -- Topsy.com

Los comentarios están cerrados.