Salupedia. Una “alegría” 2.0 financiada con dinero público

Analizando las ponencias del I Congreso de la Blogosfera Sanitaria me he interesado por el caso de Salupedia.org, una red social vertical sobre la Salud que fue financiada, en su totalidad, por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por un importe de 211.200 euros y cuyo balance,  después de un año y medio de funcionamiento, a pesar de más de 200 impactos en medios de comunicación tradicionales, son más bien pésimos de acuerdo con los datos de los propios patrocinadores: 778 usuarios registrados -196 profesionales y 582 ciudadanos- y un promedio de unas 550 visitas diarias.

Pero en términos de participación efectiva –votar, comentar, visitar enlaces, etc.- los usuarios se reducen a 180  -59 profesionales y 121 ciudadanos-, todo un lujo si consideramos que el ratio inversión a cargo de los presupuestos generales del Estado y participante efectivo en la red es de 1.173 euros per capita.

En la ponencia presentada por el Director del Proyecto, Ignacio Basagoiti, se reconoce que los resultados son “agridulces” en términos de audiencia, pero en ningún momento se analiza los motivos reales del poco éxito del proyecto, por no decir fracaso después de un año y medio de funcionamiento, salvo algunas declaraciones de intenciones generalistas recogidas en las conclusiones.

No es mi intención, hacer leña de un árbol moribundo, pero por transparencia y responsabilidad y por muy proyecto 2.0, sin obviar el interés del tema, un inversor privado estaría pidiendo, después del tiempo transcurrido, aclaraciones y un plan de acción o replanteamiento para reconducirlo. ¿Pedirá el Estado –representante de los ciudadanos accionistas- aclaraciones? Lo dudo y el caso de Salupedia es un claro ejemplo de los efectos burbujeantes del meme 2.0.

Salupedia es una iniciativa dirigida por el Instituto ITACA-TSB y realizado por TSB Tecnologías. Está respaldado por organizaciones como la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Asociación Médica Argentina, La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) así como la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) y la Universidad Politécnica de Valencia, y tiene el objetivo de asentar una comunidad de usuarios donde los profesionales -médicos, enfermeros, psicólogos, etc.- recomienden contenidos, ya existentes en la red, a pacientes, familiares y ciudadanos en general.

Participa un pequeño panel de expertos multidisciplinar y  cuenta con dos áreas bien diferencias: la de los profesionales, de acceso restringido, para compartir y valorar la información aportada por los mismos y la de los ciudadanos, de acceso abierto, para comentar y valorar la información que los profesionales han puesto a su disposición. Como objetivos específicos, además de consolidar una plataforma para incentivar la comunicación, la colaboración, y la participación de los actores implicados, persigue crear una completa biblioteca virtual con información sanitaria organizada, jerarquizada y confiable a donde poder dirigirse para obtener información sanitaria de calidad e investigar las posibilidades de las Web colaborativas en el entorno de la salud, para descubrir nuevas funcionalidades y plantear iniciativas de futuro.

8 pensamientos en “Salupedia. Una “alegría” 2.0 financiada con dinero público

  1. Ignacio Basagoiti
    Twitter: jbasago

    Estimado José López, en primer lugar agradecer tu interés por Salupedia. Aunque respetando tu opinión, y como coordinador del proyecto, no puedo estar de acuerdo contigo. Sin duda es muy efectista eso de nombrar el dinero público y mezclar churras con merinas, pero no creo que tu comentario esté muy fundamentado ni haya partido de una reflexión previa.
    No se trata de generar una controversia sino, y al igual que tu has hecho, poner en negro sobre blanco mi opinión.
    Para comenzar, Salupedia es una herramienta. Pienso que es una buena herramienta y que, como beta perpetua, sigue en continua evolución.
    Como bien dices, hemos contado con el apoyo desinteresado de las mas importantes sociedades científicas (al menos en número de asociados) de nuestro país, y recientemente estamos iincluyendo asociaciones de pacientes (como FEDER).
    En cuanto al número de páginas vistas (superior ya a 1.400.000), y número de usuarios registrados, no podemos sino estar contentos, sobre todo teniendo en cuenta que es una página cuyos contenidos son abiertos (cualquiera accede sin registrarse) y que solo tiene año y medio (¿no te parece un poco pronto para declararla moribunda?).
    Los 5 minutos de mi ponencia no dieron para más. Tampoco se trataba de llegar a sesudas reflexiones. Nos interesa mucho la participación activa de muchos mas profesionales y pacientes, y en ello estamos trabajando.
    En resumen, creemos que es una buena herramienta, hasta e punto de que están tratando de implantarse páginas similares. La página sigue funcionando, cumpliendo su papel y con una gran aceptación por los visitantes. Queremos conseguir que la participación sea mayor. En ello trabajamos. Conoces los datos que citas porque somos transparentes, y pensamos seguir siéndolo. No queremos maquillar lo que somos y lo que hacemos.
    Final:¿crees que es un dinero mal empleado? ¿conoces otra página similar a Salupedia? Nosotros no, pero si la conoces, dinoslo y muestranos su presupuesto y resultados. A partir de ahí hablamos sobre una base concreta.

  2. JoseLopezPonce Autor

    @Ignacio Basagoiti
    Ignacio,

    Ante todo quiero agradecer tu amable respuesta y, sobre todo, destacar el ejercicio de transparencia al presentar vuestros datos de audiencia sin ningún tipo de maquillaje. En este tipo de proyecto, son más bien escasas las organizaciones o personas que lo hacen, más bien tienden a inflar descaradamente sus datos.

    Asimismo, en mi opinión, creo que las controversias y las críticas fundamentadas, por muy ácidas que sean, siempre ayudan a mejorar un proyecto. Sobre los aspectos que me comentas:

    Discrepo con tu valoración de que “sin duda es muy efectista eso de nombrar el dinero público y mezclar churras con merinas”. Lamentablemente, en nuestro país, el dinero público se ha estado utilizando alegremente en subvenciones o financiación de proyectos de todo tipo sin ninguna exigencia o seguimiento riguroso de los resultados esperados. Directamente o indirectamente, durante estos años, he estado relacionado con un importante número proyectos financiados por el Gobierno o la Unión Europea y conozco bien los procesos, desde la elaboración de las propuestas hasta el cierre definitivo y el balance del rigor exigido por el “inversor” brilla por su ausencia. Creo que va siendo hora que los ciudadanos fiscalicen como se están gastando los dineros públicos, es un ejercicio de democracia y de rigor, sobre todo cuando de “aquellos polvos estos lodos”. Por tanto, nombrar el dinero público no es buscar efectismos de ningún tipo y tampoco es mezclar churras con merinas.

    Sobre las métricas para medir la audiencia real de una red social, para mí Salupedia entraría en dicha categoría, al margen de que sus contenidos sean visibles sin estar registrado, el criterio más objetivo son los usuarios activos, y sinceramente, con vuestros datos, 196 profesionales registrados y únicamente 29 activos en el año y medio que lleváis de vida, teniendo en cuenta que contáis con el apoyo de las mas importantes sociedades científicas (al menos en número de asociados), es para preguntarse ¿Por qué un número tan bajo, cómo es que no hemos conseguimos involucrar a más profesionales?

    En la web 2.0, un año y medio, en la línea temporal es mucho tiempo, demasiado diría yo, para tan magros resultados y obviamente cualquier proyecto siempre estará en beta permanente.

    Sin desmerecer el objetivo de vuestro proyecto, en mi opinión muy interesante en sus contenidos e incidencia científica y social, creo que se podría haber abordado con otras herramientas con coste cero como la MediaWiki –utilizada por Wikipedia- para construir la enciclopedia de la Salud. Por ejemplo: WikiHealth, HLWIKI Canada, OLPC Health Project, la enciclopedia medica en línea Ferato.com, AskDrWiki, NursingWiki, y un largo etc… de proyectos construidos en base a herramientas tan potentes como la citada MediaWiki. Es por este motivo que no te debería extrañar que me escandalice por una inversión pública de más de 200.000 euros en una plataforma que se podría haber obtenido gratuitamente cubriendo la funcionalidad requerida de acuerdo con vuestros objetivos.

    Llevo muchos años relacionado con proyectos TICs en diversos ámbitos, entre ellos la Sanidad, y tengo la costumbre, por rigor intelectual, de reflexionar y documentarme previamente sobre los temas que escribo, obviamente, como cualquier humano, me puedo equivocar o ser excesivamente puntilloso sobre un determinado tema. Creo que tenéis que reflexionar e intentar reconducir el tema para que el “moribundo” recupere sus constantes vitales.

    Un cordial saludo

  3. Ignacio Basagoiti
    Twitter: jbasago

    Estimado José @JoseLopezPonce
    Cuando agradecía tu entrada, lo hacía con sinceridad. Las críticas hacen que nos “pongamos las pilas”. Y esto es válido para todos.
    Yo también tengo una larga experiencia en proyectos TIC y no puedo sino estar de acuerdo en que, en ocasiones, el rigor de los proyectos, su gestión e incluso el proceso de selección deberian ser mas estrictos. De ahí a que precisamente nos pusieras como ejemplo de despilfarro nos pareció tremendamente injusto. Agradecemos pues el comentario anterior.
    Unicamente, y para poner punto final a la controversia, me gustaría hacer alguna puntualización.

    Cuando visites nuestra página, y esperamos que te registres y participes ;-), podrás comprobar que no se trata de una Wiki, sino una herramienta de recomendación. No tenemos herramientas gratuitas que se adapten a esto, y menos a la asimetría profesional-paciente.

    Los planes Avanza Contenidos financian proyectos innovadores -como Salupedia-. Parte del presupuesto es en préstamo que hay que devolver. Somos los primeros interesados en que funcione.

    Las webs de salud tienen condicionantes especiales. Si son colaborativas, aún mas. Conseguir la participación activa de los profesionales de la salud es un tema que todavía nadie ha resuelto. No obstante, cualquier web -incluso las de futbol- tienen menos de un 1% de usuarios activos frente a un 99% de visitantes pasivos. Este es también nuestro caso.

    Este mes llegaremos al millón y medio de páginas vistas. Salupedia es útil y es usada.Estamos trabajando para que sea mas colaborativa. En fin, un moribundo muy vivo.

    En fin, nada mas. Esperamos que esta controversia haya sido productiva para ambos. Para nosotros como un acicate para mejorar, y para ti como una necesidad de rigor en las críticas que tus seguidores merecen.

    Un abrazo.
    Ignacio @1CBS

  4. JoseLopezPonce Autor

    @Ignacio Basagoiti
    Ignacio,

    Dos puntualizaciones sobre la pretendida “rigurosidad en la crítica”:

    Cierto, la herramienta que habéis desarrollado para la plataforma Salupedia no es una Wiki y en mi anterior comentario ponía el énfasis en que, vistas las experiencias similares, con una herramienta gratis como MediaWiki se podría haber cubierto los principales objetivos del proyecto con una funcionalidad similar o más potente considerando la cantidad de plugins existentes.

    Ignoro si han cambiado las circunstancias sobre vuestro proyecto, pero según mis datos, la financiación del Plan Avanza (BOE 164 de 11 de julio de 2006) contempla dos modalidades, la Subvención y el Préstamo (plazo máximo amortización en 15 años), en vuestro caso fue una Subvención de acuerdo con la contestación a doña María Rosario Fátima Aburto Baselga (GS) sobre valoración del proyecto Salupedia del Plan Avanza (núm. reg. 86582) … (Página 177) del “BOCG. Congreso de los Diputados” serie D, núm. 288, de 11 de noviembre de 2009: El proyecto “Portal de sindicación de contenidos de salud” ha sido aprobado en la convocatoria de Avanza Contenidos Digitales del 2007 y fue solicitado por el Instituto ITACA de la Universidad Politécnica de Valencia. El presupuesto del mismo es de 211.200 euros, que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITYC) ha aportado en su totalidad a modo de subvención”

    En el supuesto de que fuese un préstamo, ¿Cuál es el modelo de negocio para generar ingresos que permita el retorno de las cantidades prestadas?

    Podemos entrar en un debate buscando quien se queda con la “perra gorda”, pero como observarás, intento ser lo más riguroso con mis comentarios y afirmaciones, obviamente me puedo equivocar sobre datos incompletos.

    Un cordial saludo

  5. cambiosocialya

    No puedo más que estar de acuerdo con José Lopez Ponce.

    Lo que realmente chirría es el presupuesto que se destina al proyecto, y los resultados son absolutamente pobres, al ponerlos en relación a los medios con los que se ha contado, tanto personales como netamente económicos. Mucho me temo que modestos blogs de presupuesto 0 y a los que su único administrador no llega a dedicar ni unas horas a la semana, tienen más poder de convocatoria que esa web con mastodóntico presupuesto, así que la única conclusión es que algo estáis haciendo mal, muy mal.

    Desgraciadamente también conozco la manera en la que se adjudican ciertos contratos públicos y subvenciones, y solo hay que ver los telediarios para darse cuenta de que muchas veces la legalidad brilla por su ausencia.

    Desgraciadamente hemos llegado a eso, y creo que ha llegado el momento de dejar de echar balones fuera, asumir responsabilidades y dar explicaciones a los ciudadanos, la mayoría de los cuales no cuentan con un presupuesto de 211.000 euros para montar su web.

  6. Pingback: Clic-Austral » Blog Archive » Recull d’articles sobre el I Congreso de la Blogosfera Sanitaria

  7. Pingback: Clic-Austral » Blog Archive » Recopilación de artículos sobre el I Congreso de la Blogosfera Sanitaria

Los comentarios están cerrados.